Se despide Arbeloa… uno menos

 

arbeloa

Al defensa madridista no le renuevan el contrato en la casa blanca y se despide en el Bernabéu como si fuese una estrella del fútbol mundial.

Que Álvaro Arbeloa ha sido un jugador irrelevante tras pasarse siete temporadas repartiendo cera con la camiseta blanca lo demuestra el que si por algo se caracteriza el Real Madrid es por despedir por la puerta de servicio a sus verdaderas estrellas. Del Bosque, Fernando Hierro, Raúl o Casillas pueden dar testimonio de lo que fue tener que abandonar su club de toda la vida sin el más mínimo gesto de cortesía, ya no digamos de agradecimiento.

En cambio al lateral madridista – lateral, pero muy lateral, porque los últimos años se los paso entre la grada y el banquillo – se le consintió que realizase su particular bufonada convirtiendo el césped del Santiago Bernabéu en su TL de Twitter. Le cantaron, le mantearon, corearon su nombre y exhibieron una camiseta gigante con su nombre, hasta que el bueno de Álvaro presa de la emoción agarró un megáfono y acabó convirtiendo el coliseo blanco, una vez más, en el Corral de la Pacheca.

El currículum de Arbeloa es sencillamente espectacular, ya que ha ganado todo lo que un futbolista sueña con conseguir, aunque alguno de esos trofeos, como la Copa del Mundo, figura en su palmarés porque jugó diez minutos más que yo frente a la todopoderosa Honduras. Sin duda el icono – sin chistes – madridista se disputa con otro exmerengue como Karembeu el honor de ser el peor futbolista con mejor palmarés en la historia del fútbol. Desde luego cualquiera de los dos – y se les podría sumar el niño Torres – tendrían que ir besando por donde pisan sus compañeros que han hecho que ellos puedan presumir de tantos trofeos.

El madridismo, sumido en una interminable depresión, ha elevado a los altares a un tuercebotas en una demostración más de que el Visir de Chamartín tiene aborregada a la afición. Pero es tal el nivel de excitación que provoca la figura del llamado espartano que tampoco sería de extrañar que en la próxima asamblea del club se aprobase solicitar al Gobierno que el aeropuerto de la capital española pasase a denominarse Madrid Barajas – Adolfo Suárez – Álvaro Arbeloa como reconocimiento  – sin chistes –  a los servicios prestados a la causa. @Bajarlaalpasto

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s