El VAR no va a ser ‘la purga de Benito’

Purga de Benito: Dícese de cualquier remedio del que se esperan resultados inmediatos y definitivos, es decir, casi milagrosos.

juanma

Ya es oficial y la próxima temporada se implantará el VAR (video assistant referee, es decir, el árbitro asistente de vídeo) en #LaLiga. Y resulta curioso que en el país que cuentas con más ‘bares’ por habitante, muchos de esos mismos habitantes estuviesen esperando al VAR como si fuese agua de mayo, sin darse cuenta de que el fin último del VAR es acabar con los debates en el BAR. Que parece que no estoy diciendo nada y os lo estoy diciendo todo.

Porque, ¿os imagináis por un momento que el VAR funciona bien y se acaban las jugadas polémicas en el fútbol? Por cierto, ¿sobre qué jugadas se aplicará? ¿sólo se utilizará para decidir lo que sucede en las áreas – goles, penaltis – y para las expulsiones? Porque recuerdo que Benito Floro llegó a afirmar – y a demostrar – que un saque de banda podía decidir un partido. Y que, por ejemplo, en la final de la Champions en Lisboa el famoso gol de Ramos en el 93′ llegó tras un córner que no había sido.

¿Y en manos de quién estará su funcionamiento? ¿De Sánchez Arminio? ¿De Tebas? ¿De Villar desde el caldero? ¿De Roures? ¿O de exprofesionales del pito como Andújar ‘míster rabillo’ Oliver? Pues así a bote pronto, no sé quién me da más miedo. Y es que estamos en un país en el que un periódico deportivo llegó a manipular una foto borrando a un jugador para acusar al Barça de marcar en fuera de juego. Y en el que en un programa pseudodeportivo nocturno de dudoso gusto lo mismo invitan a un arquitecto para que tire líneas de fuga que a un exlinier con ínfulas de starlette para hacer el mamarracho con un trozo de madera. Así es que, ¡qué no harán con el VAR!

rafa guerrero

El mundo del arbitraje ha cambiado mucho. Hace años en los pueblos cuando se consideraba que un árbitro había robado – normalmente al equipo de casa – se invadía el campo, se le daba una somanta de palos, se le cogía en parihuelas y se le lanzaba al pilón más cercano. Desde hace mucho esos episodios ya no se producen, aunque los árbitros siguen siendo los personajes más insultados y ya no digamos sus señoras madres. Y eso no va a acabar con el VAR.

Porque lo que quieren – queremos –  los aficionados es que nuestro equipo gane como sea, y eso no va a cambiarlo un simple monitor de televisión. Por lo que, o mucho me equivoco, o con la implantación del VAR nuestro lenguaje cotidiano se verá enriquecido con expresiones como “me cago en el VAR del carallo”, “se podían meter el VAR por el ojete” o “estoy del VAR hasta la punta del ciruelo”. De momento, lo que tengo claro es que el VAR no va a ser la purga de Benito. @Bajarlaalpasto

 

Anuncios

Cristiano Ronaldo lloriquea: la plantilla del Madrid es farfolla

‘Farfolla’ según la RAE: Cosa de mucha apariencia y de poca entidad.

cr_llora

Resumen de los tres últimos partidos del Real Madrid, por orden cronológico: perpetraron un atraco en Fuenlabrada, sufrieron un revolcón en Girona y fueron humillados en Wembley. Y todo ello en una semana, por lo que no es de extrañar la llorada-rajada que se pegó Cristiano Ronaldo, el The Best de pacotilla, en cuanto le pusieron un micrófono delante.

En Londres, la vedette de Madeira no se anduvo por las ramas y le arreó un estacazo a todo el departamento encargado de la gestión deportiva del Real Madrid, es decir, al mismísimo Florentino Pérez en persona, como único responsable de la disparatada política de fichajes llevada a cabo ese verano.

Y es que lo que vino a denunciar el achuchabalones merengue es que la salida de tres pesos pesados del equipo, como Pepe, James y Morata, fue cubierta con tiernos infantes a los que se les augura un buen futuro, pero todavía tienen un incierto presente.

Por eso no es de extrañar que el pasado miércoles, mientras en Wembley caían goles en las redes de Casilla, Zidane se rascaba la calva mirando para su banquillo, mientras pensaba: “¿y cuál de estos primaveras me va a arreglar este desaguisado?”, al ver las caras de susto de Moha Ramos (17 años), Vallejo (20 años), Theo Hernández (20 años), Lucas Vázquez (26 años), Marco Ausencio, perdón, Asensio (21 años), Mayoral (20 años) y el tuiterofutbolista Ceballos (21 años). Por cierto, ¿el francés ya tiene el título de entrenador?

Así es que, por raro que parezca, en esta ocasión no puedo más que estar de acuerdo con Cristiano Ronaldo, como tuiteé desde @Bajarlaalpasto:

 

Sergio Ramos, el patriota de pacotilla y el himno

“Y hay una población ciega, necia y patriotera que piensa que la patria es una bandera, un himno y un equipo de fútbol.” – Fernando Vallejo, escritor y cineasta colombiano-mexicano.

sergio_ramos

Pues nada, ya estamos todos. Parece mentira que en estos tiempos tan convulsos que estamos viviendo – marcados por el procés, una declaración de independencia a lo Panenka, la aplicación del artículo 155 de la Constitución, la convocatoria de elecciones en Catalunya… – hayan salido ideólogos de ambos bandos y del más diverso pelaje para opinar sobre temas tan complejos.

Y es que si no era suficiente con que de un lado estuviesen alineados Assange, Karmele Marchante, Echenique, Varoufakis o Stoichkov y del otro José Manuel Soto, Ortega Cano, Salva Ballesta, Bertín Osborne o Javier Tebas, ahora se suma Sergio Ramos, el perejil de todas las salsas.

El camero – conocido también como el patriota por su gusto en lucir muñequeras con la rojigualda, en coger un capote torero a la mínima ocasión y en escuchar el himno español mirando al cielo y más allá –  nos ha dejado su análisis sobre la actual situación política y social que estamos viviendo, y ha afirmado que “me preocupa más que nuestro himno no tenga letra que la situación actual en Cataluña”, así sin anestesia y con sus dos cojones.

También sabemos que el patriotismo de Sergio Ramos depende de por dónde sople el viento, porque conviene recordar que en su momento llegó a decir que prefería la décima al Mundial, es decir, que ante su querido Real Madrid se pasaba la rojigualda por la entrepierna. Es más, incluso llegó a borrarse de alguna convocatoria de la selección fingiendo lesiones para no perderse ningún partido con su club. Vamos, lo que viene siendo un patriota de pacotilla.

Pero en estos casos siempre digo lo mismo. Los verdaderos culpables son los medios de comunicación apesebrados que, para llenar sus programas basura y sus panfletos, le ceden sus micrófonos a auténticos analfabetos funcionales e indigentes intelectuales que piensan que ante la que está cayendo, la mejor solución es ponerse a cantar. @Bajarlaalpasto

 

Cristiano Ronaldo: ¿Agresor de oro o #TheBest agresor?

agresion

No vamos a remontarnos muy atrás, porque sólo hacer falta hacerlo un par de años para contabilizar en ese espacio de tiempo ¡doce agresiones! protagonizadas por Cristiano Ronaldo, el niño mimado del Bernabéu, a ¡doce! compañeros de profesión, marchándose de rositas en todas ellas ante la pasividad de unos árbitros domesticados, que prefirieron mirar para otro lado y silbar melodías en vez de cumplir con su trabajo, como hubiese sido pitar, mostrarle la tarjeta roja y señalarle a la vedette de Madeira el camino de los vestuarios.

La lista de agredidos desde octubre del 2015 la forman David Simón (Las Palmas), Krychowiak (Sevilla), Dani Alves (Barça), Nacho Cases (Sporting), Molinero (Betis), Orban (Levante), Schmelzer (Dortmund), Koke (At. Madrid), Vitolo (Sevilla), Dani Ceballos (Betis), Lenglet (Sevilla) y Fiola (Hungría, agresión cometida con la camiseta de su selección). Y en la última jornada liguera el listado se ha ampliado con la caricia propinada a Pere Pons (Girona), como síntoma de la impotencia que demostró su equipo en Montilivi ante un recién ascendido

Por desgracia, ya sabemos que en el mundo del fútbol lo que no está en el acta arbitral es que no ha sucedido; así es que probablemente Cristiano Ronaldo no sea más que un tierno infante sin malicia y todas las agresiones enumeradas sólo hayan sido fruto de mi imaginación. @Bajarlaalpasto

 

El Madrid también le roba las ‘chuches’ a los niños

“Al que está acostumbrado a robar, le da lo mismo atracar un banco que unas chuches a un niño… y sí, estoy hablando del Real Madrid.” – Tuit en la cuenta @Bajarlaalpasto

penalti1

Para un equipo que llega a una final de Champions gracias a Kassai o que gana tres orejonas siendo sus mejores jugadores Krug, Kuipers o Clattenburg, presentarse en Fuenlabrada para atracar un partido contra un Segunda B es un juego de niños. Y esto es lo que ha hecho esta semana el Real Madrid, reírse en su cara de un equipo inferior al que, aún encima, no le dejaron competir en igualdad de condiciones ni siquiera delante de sus aficionados. Podéis imaginaros que el partido de vuelta en la corrala del Bernabéu les robarán hasta las toallas.

Circunstancia, además, que se repite partido tras partido sin importar la categoría del rival ni la competición que esté disputando. Así en esta temporada, el club merengue lo mismo tira de ayuda arbitral para ganarle al Apoel en Champions que para derrotar al Alavés en liga que para tumbar al Fuenlabrada en Copa. Da igual. En el caso del partido de Copa, por ejemplo, dos jugadas idénticas en ambas áreas se resolvieron con criterio distinto para favorecer al de siempre.

A lo largo de la historia ha habido atracadores que se han hecho famosos por haber cometido un robo, como por ejemplo, Ronnie Biggs cuando asaltó con su banda el tren de Glasgow o el Dioni cuando robó un furgón blindado. Otros caso es el de el Lute, que empezó robando gallinas y de ahí pasó a asaltar una joyería. Pero el caso del Real Madrid es único, ya que es capaz de perpetrar sus fechorías cada tres días sin tener en cuenta la condición de sus víctimas. Y, por supuesto, todo a los ojos del gran público, con la prensa domesticada aplaudiendo con las orejas y con la justicia deportiva silbando melodías.

Robar nunca está bien y siempre es denunciable y sancionable. ¿Pero se os ocurre algo más vomitivo que robarle el bastón a una viejecita o las ‘chuches’ a un niño? A mí tampoco. Pues eso es lo que hace el Madrid jaleado por sus borregos. @Bajarlaalpasto

 

Míchel y el jeque, dos caraduras en crisis

“El más eficaz aliado de los sinvergüenzas siempre fueron los enjambres de tontos que hacen el trabajo sucio.” – Arturo Pérez Reverte, escritor y periodista español.

‘Dos caraduras en crisis’ era el título de una función en clave de comedia interpretada hacer unos años por Bertín Osborne y Arévalo. Si la trasladamos al momento actual del fútbol español, habría overbooking de candidatos para representar dicha obra, aunque ninguno ha hecho tantos méritos como Míchel y el jeque que mangonea los destinos del Málaga.

Hay que recordar que en la última jornada de la pasada liga, a la que llegaron jugándose el título Real Madrid – que jugaba en Málaga – y Barça, tanto el entrenador como el presidente, con el apoyo de algún jugador, anunciaron sin ponerse colorados que iban a adulterar la competición – tal y como se denunció en este post – y que el Madrid saldría de la Rosaleda como campeón. Para los desmemoriados, recuerdo las declaraciones previas a partido:

. Míchel, entrenador del Málaga: “Soy más madridista que Valdano” y “Prefiero hacer el pasillo al Madrid que la puñeta”.

. El jeque Al-Thani, presidente del Málaga: “La escoria de Cataluña no olerá el campeonato”.

. Miguel Torres, jugador del Málaga y exmadridista: “No veo al Barça ganando la Liga por una victoria nuestra”.

El partido, como estaba anunciado, resultó un paseo militar para el Real Madrid que se dio un homenaje en la Costa del Sol, mientras Javier Tebas se ponía de perfil y tocaba la pandereta, porque ya sabemos que eso del ‘juego limpio’ queda muy bonito… pero solo en los anuncios.

Por eso resulta muy chusco que ahora los dos caraduras se hagan los ofendidos porque, tras haber sumado el equipo que mal dirigen uno desde el despacho y otro desde el banquillo un punto de 27, en la última jornada de liga un error arbitral les perjudicó en su partido contra el Barça. Por cierto, error arbitral que tuvieron ocasión de remediar con méritos futbolísticos durante 89′, pero ya se sabe que es más fácil hacer tremendismo y sumarse al carro de los metemierda, tal y como hizo MARCA con una bochornosa portada.

Ahora Míchel amenaza con hablar sobre los árbitros y el jeque le pide a la Federación ‘justicia y respeto’. Cuando en nuevo jornadas has sumado un punto de 27, ¡un punto de 27!, lo más prudente es hacer autocrítica, trabajar y buscar soluciones para salir del pozo. Porque Bertín y Arévalo eran dos caraduras en crisis con gracia porque estaban desempeñando un papel; pero Míchel y el jeque son dos caraduras en crisis patéticos, con el agravante de que las consecuencias de sus gracietas las pagará quienes menos se lo merece, los aficionados del club malagueño. @Bajarlaalpasto

MARCA, ‘el diario de todas las aficiones’, se quita la careta

“Dime de qué presumes y te diré de qué careces. ” – Refranero popular

 

El en otro tiempos prestigioso diario MARCA sigue con paso firme su camino cuesta abajo y sin frenos hacia las cloacas del periodismo deportivo. El tan pomposamente autodenominado “el diario de todas las aficiones” ya no puede ocultar que forma parte de la estructura de propaganda diseñada por Florentino Pérez, el todopoderoso Visir de Chamartín, para prestar apoyo y acudir al rescate a toque de corneta siempre que el Real Madrid le necesite.

El paso de Eduardo Inda por la dirección de MARCA, colocado por Pedro J. Ramírez, supuso convertir una de la cabeceras de referencia de la prensa española en un vulgar panfleto al servicio del sensacionalimo y el amarillismo. Por desgracia para la información deportiva, la salida de Inda, el paso de Campillo y la llegada de Juan Ignacio Gallardo fue más de lo mismo, llegando incluso a despedir a Santiago Segurola, un referente del periodismo deportivo de calidad, para fichar a palanganeros de diverso pelaje como Juanma Rodríguez.

La penúltima tropelía cometida por la patulea dirigida por el tal Gallardo – ni él podía llegar a más ni MARCA a menos – es dedicarle la portadita de este domingo a un fallo arbitral que, como no podía ser de otra forma, no favoreció a su querido Real Madrid, sino al FC Barcelona. La jugada en cuestión es clarísima, nadie la discute, pero el tratamiento informativo comparándola con otra similar y mucho más grave es sencillamente vomitivo. Y para que lo voy a explicar con palabras si las portadas están ahí.

marca_trampas

Por un lado, “una ayuda inexplicable” narrada con detalle y recogiendo las quejas del rival cuando favorece al Barça, y un pequeño recuadro con la leyenda “Gol fantasma… y Barça fantasma” ante una de las jugadas que decidió la pasada liga a favor del Madrid… ¡Bravo por Gallardo, plas plas plas! Supongo que Su Florentineza ya le habrá dado un azucarillo y le autorizará, en agradecimiento por los servicios prestados, a que ofrezca una nueva promoción de productos oficiales de la casa blanca, con la que maquillar los números rojos de su empresa.

NOTA: Antes de que empecéis con la matraca de “pues Sport Mundo Deportivo hacen lo mismo”, os recuerdo que ambos medios siempre se han declarado barcelonistas, de la misma forma en que As hace gala de su madridismo… De nada. @Bajarlaalpasto

 

Perdónanos, Paulinho

“La ignorancia es atrevida.” – Domingo Faustino Sarmiento, político, militar y escritor argentino del siglo XIX.

paulinho

Vivimos en un país en el que cualquiera presume de saber más de medicina que los médicos, de economía más que los economistas y, sobre todo, de fútbol mucho más – ¡pero mucho más! – que cualquier técnico. Es más, sólo os recuerdo que el subtítulo de este blog es “Si sé más de fútbol me muero”… así, hasta el fondo y sin anestesia 😉

En el caso concreto del fútbol, las barras de los bares y las redes sociales están llenas de expertos que pontifican sobre el deporte rey, despreciando las opiniones en contra y considerando unos ignorantes a los que osen rebatir sus sesudos análisis. Normalmente, esos predicadores futboleros no han pasado en su vida de haberle dado cuatro patadas a un bote y de haber ganado dos partidas al futbolín.

Este verano el barcelonismo se puso en pie de guerra cuando se empezó a rumorear que uno de los fichajes para esta temporada sería Paulinho, un internacional brasileño que jugaba en la liga china tras un triste paso por la Premier League. Críticas a la directiva, menosprecio a los técnicos y chistes y más chistes sobre quién carallo era ese tal Paulinho… a quien casi nadie había visto jugar.

Ahora, tras solo ocho jornadas de liga y tres de Champions, el centrocampista de la canarinha ha pasado en un tiempo record de ser ‘un tal Paulinho’ a ser tratado como Don José Paulo Bezerra Maciel Júnior. Y lo ha conseguido haciendo lo mejor que sabe hacer: jugando al fútbol y asumiendo su rol como componente de la clase media en un plantillón como tiene el FC Barcelona.

Paulinho no se ha criado en la Massía ni tiene ADN Barça. Pero juega un fútbol fácil, a uno o dos toques, abarca mucho campo, va bien a la presión, roba balones, interrumpe las transiciones del rival, libera a Busquets, llega al área desde la segunda línea y tiene remate a gol. En resumen, es un perfil de jugador que no tenía el equipo culé y que está aportando nuevas soluciones.

No venderá muchas camisetas, ni los niños se pelearán por ser Paulinho, pero seguro que poco a poco sus compañeros se sentirán más arropados con él sobre el terreno de juego. Además, es consciente de que con casi treinta años y prácticamente desahuciado en una liga menor – aunque seguía jugando con Brasil – le ha tocado la lotería fichando por uno de los trasatlánticos del fútbol mundial, y está demostrando que no va a dejar escapar este tren.

Ahora muchos nos hemos subido al carro de Paulinho, yo el primero; y por eso propongo que hagamos un ejercicio de autocrítica, le llevemos la contraria a la cita que encabeza este post y digamos: “Perdónamos, Paulinho, porque no sabíamos lo que decíamos… ni lo que tuiteábamos”. @Bajarlaalpasto

 

Los temas más TOP para cantarle al Barça

manolo_escobarLos episodios políticos que se están viviendo en Catalunya en los últimos meses – que lógicamente tienen repercusión a nivel nacional – han llevado de momento a la proclamación por parte de Puigdemont de una independencia a lo Panenka, que ya está teniendo consecuencias, ciñéndonos en el ámbito estrictamente futbolístico, en el FC Barcelona.

En la pasada jornada de LaLiga, el equipo culé jugó en el Wanda contra el Atlético de Madrid. El equipo fue recibido con miles de banderas españolas, que previamente se habían repartido por los asientos, ondeando al viento mientras miles de gargantas cantaban la célebre canción de Manolo Escobar – quien por cierto era culé – Que viva España. Supongo que ante ese espectáculo a los Oblak, Godín, Savic, Filipe Luis, Carrasco o Griezmann se les quedó la misma cara que a las vacas cuando ven pasar un tren.

Como parece que éste va a ser el recibimiento que se encontrará el Barça en la mayoría de campos que visite, quiero ayudar a los aficionados de los equipos rivales para que, en la medida de lo posible, amplíen el repertorio de canciones, ya que la banda sonora de la historia de nuestra piel de toro está plagada de gorgoritos patrióticos.

Sirva esta pequeña muestra para que cuanto antes todas las aficiones españolas se pongan a ensayar y no desentonen. Por cierto, sólo tenéis que preocuparos por cuidar la voz y afinar las cuerdas vocales, porque del baile sobre el terreno de juego ya se encargarán los futbolistas azulgranas. @Bajarlaalpasto

1.- Que viva España – Manolo Escobar

2.- Banderita – Marujita Díaz

3.- Españolear – Luis Lucena

4.- Cántame un Pasodoble Español – Lolita Sevilla


5.- España de mi alma – Lola Flores

 

¡Silencio Wanda!… Un pistolero anda suelto

“Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad.” – Bertolt Bretch, escritor alemán.

luis_suarez

El pasado sábado se jugó en el Wanda – sí, en el Wanda que son los que ponen la pasta por mucho que se ofendan mis amigos colchoneros – el partido más atractivo de la octava jornada de LaLiga entre el Atlético de Madrid y el Barça, amenizado por un concierto de música de viento que le dedicaron los aficionados del Atleti a Piqué durante 90 minutos. En los prolegómenos, banderas españolas y música de Manolo Escobar, para que al Barça y a Gerard Piqué – el monstruo de dos cabezas de deporte español – les quedase claro que estaban jugando en España… vamos, como si en el equipo culé no hubiesen jugado más españoles que en el rojiblanco. En fin, en su casa cada uno hace el ridículo como quiere.

En lo deportivo, el fútbol rácano al que nos tiene acostumbrado el Cholo – para ese menú  no hace falta sacar la vajilla de los domingos ni el mantel de hilo de la abuela, sino platos de plástico y mantel de papel – consiguió imponerse en momentos de la primera parte al fútbol combinativo y de buen trato al balón de los jugadores de Valverde, llegándose al descanso con un engañoso e injusto 1-0 en el marcador. Ya en la segunda parte el Barça pasó el rodillo, ayudado por la querencia de Simeone de encular a su equipo en su propia área cuando se enfrenta a la maquinaria culé, aunque no consiguió la igualada hasta los minutos finales.

El tanto del empate lo logró Luis Suárez, rematando picado de cabeza un gran centro de Sergi Roberto, y lo celebró mandando callar al público del Wanda. La pena fue que un par de minutos después tuvo a unos centímetros de su bota el haber marcado el gol de la victoria, con lo que sospecho que nos perdimos una celebración que prometía ser épica.

A partir de ese momento, como si un ser superior hubiese activado un interruptor, la caverna se lanzó a degüello contra el goleador azulgrana, llegando a pedir incluso sanciones por su gesto hacia el público. Y de ahí mi cita del principio de este post dedicada a la hipocresía.

Y es que la doble moral cavernícola es sencillamente sonrojante. Que Raúl mandase callar al Camp Nou, o que Cristiano Ronaldo hiciese lo mismo en el Calderón no escandalizó a los mismos medios de comunicación palanganeros que ahora se llevan las manos a la cabeza. Incluso cuando Mandzukic hizo el mismo gesto también en el Camp Nou se interpretó como que “había hecho un Raúl”… ¡menuda risas!

 

En fin, que Luis Suárez mandase callar al público del Wanda por haberse pasado todo el partido silbando a un deportista ejemplar como Piqué, no es nada comparado con la colección de desplantes protagonizado por las más grandes estrellitas y vedettes merengues en diversos campos, como recoge @Zona_Blaugrana en este mosaico. Ahora entendéis mejor lo de la hipocresía, ¿verdad? @Bajarlaalpasto

zona_blaugrana