Zidane se debate entre la casta y la gente

florentino_zidaneEl entrenador del Real Madrid (porque ya tiene el título, ¿no?) Zinedine Zidane se ha marcado el firme propósito de contentar a todos los aficionados merengues. Pero si eso es difícil en cualquier aspecto de la vida, ya no digamos en el proceloso mundo del fútbol, donde todos somos entrenadores (la mayoría sin título, como Zidane hasta hace bien poco).

Aunque tiene abiertos varios frentes dentro de su vestuario, ahora mismo el principal debate que el madridismo le plante a su técnico es quién debe jugar de delantero centro, Benzema o Morata.

La  casta del Real Madrid, con su presidente a la cabeza y acompañado por los inquilinos de la zona noble del Bernabéu y por todos sus palanganeros, lo tiene claro y ni se plantea que Benzema pueda empezar los partidos desde el banquillo. Aclaro que me refiero al banquillo de suplentes porque ya hemos tenido ocasión de verlo en el banquillo como acusado de los delitos más variopintos.

Por otra parte la gente, el aficionado de pie aborregado al que la caverna intenta alimentar con dosis diarias de alfalfa, en cuanto tiene un momento de lucidez comprueba que Morata aporta más soluciones al equipo y reclama su presencia, aunque con poca fe sabiendo que el que hace las alineaciones es el Visir de Chamartín y que la BBC jugará sí o sí por mandato presidencial.

Pero en la última jornada de Liga de Campeones y demostrando un desprecio absoluto por el rival, el Legia de Varsovia, Zidane se inventó un sistema de juego demencial para contentar tanto a la casta como a la gente metiendo con calzador al pobre Morata en medio del tridente de intocables. El resultado fue una indescifrable chapuza táctica que hizo que los malpensados volviesen a peguntarse en qué tómbola ha conseguido el francés el título de entrenador.

Debe ser por asociación de ideas que escribiendo sobre Florentino Pérez y Benzema he recordado una frase de la película sobre la mafia “Uno de los nuestros” que decía “¿No te dije que no hicieras nada que llamara la atención?” Apuesto a que algo parecido le habrá espetado el presidente a su entrenador tras el ridículo protagonizado en tierras polacas. @Bajarlaalpasto

 

Bulos, rumores e intuiciones

@aleguimaD
El empate conseguido en el Bernabeu en la primera jornada parece que ha animado a la directiva valencianista a realizar un último esfuerzo para reforzar la plantilla. El objetivo es conseguir un jugador que aporte gol y, ahora mismo, las apuestas se centran entre Owen, actualmente sin equipo en la Premier League, o Bojan, que no ha encajado en su aventura en el calcio.

@alex_d_b
El móvil de Zubizarreta sigue echando humo. Jugadores que no van a gozar de muchos minutos, como Dos Santos, Fontás o Afellay son el objetivo de numerosos equipos; el problema para su salida radica en que, tal y como está el mercado, las ofertas que llegan por ellos son para irse cedidos y la intención del Barça es hacer caja.

 @aleguimaD
El fichaje de Van Persie por el Manchester United ha provocado el malestar en el Chicharito Hernández. El joven delantero mejicano sabe que pasará a ser el tercer delantero del equipo, por detrás del holandés y de Rooney. Por eso estaría dispuesto a cambiar de aires y aterrizar en San Siro para convertirse en el goleador que está buscando Galliani para el Milan.

 @alex_d_b
La suplencia de Benzemá en el primer partido de liga ha suscitado los primeros comentarios. Según su entorno, el jugador no está dispuesto a rotar con Higuaín y, de no jugar como titular con asiduidad, forzará su salida de club merengue. Atención porque dependiendo del tiempo de recuperación del Kun Agüero, el City estaría dispuesto a entrar en la puja por el delantero francés.

@aleguimaD
Se complica la llegada de Saviola al Málaga tras conocerse las intenciones de Simenone. El Cholo estaría dispuesto a facilitar la salida del club colchonero de Diego Costa siempre que le confirmen que su compatriota haría las maletas en el Benfica para poner rumbo al Manzanares.

 @alex_d_b
El mal inicio de temporada del PSG hace saltar las alarmas en el club parisino y sus dirigentes ya se han puesto nerviosos pensando en que se han equivocado en su multimillonaria inversión. Así es que habrá que estar atentos, porque todo indica que andan a la caza de un  jugón (Thiago Alcántara) y de un matador (Leandro Damiao).