Mi ’11’ histórico del FC Barcelona

“Después de momentos magníficos, sólo quedan recuerdan inolvidables.” – Leído en alguna parte.

FCB_Histórico

Pues sí, éste es mi ’11’ histórico favorito formado por jugadores que han pasado por el FC Barcelona y de cuales tengo grandes recuerdos. Por supuesto que faltan muchos, como podrían ser Asensi, Simonsen, Krankl, Quini, Lineker, Zubi, Guardiola, Bakero, Stoichkov, Cocu, Luis Enrique, Rivaldo, Dani Alves, Henry, Eto’o, Piqué, Busquets, Luis Suárez… y tantos y tantos grandes futbolistas que han hecho que el Barça sea una referencia en el fútbol mundial.

Seguramente echéis de menos a algún crack, por lo que aclaro que en mi equipo no tienen sitio aquellos jugadores que, al margen de su calidad futbolística indudable, utilizaron la grandeza del FC Barcelona para medrar demostrando no tenerle ningún cariño al club, como Maradona, Ronaldo o Neymar, ni aquellos que fueron capaces de coger el puente aéreo sin ningún rubor para lucir la camiseta merengue, como Schuster, Laudrup o Figo.

Se aceptan comentarios, críticas, sugerencias y que, por supuesto, compartáis vuestro ’11’ a través de este post o de la cuenta de Twitter @Bajarlaalpasto ¿Quién se anima?

 

Anuncios

La ‘manita’ del Barça al Madrid sí que sucedió

“Dicen que lo mejor para ocultar una gran mentira es rodearla de numerosas mentiras pequeñas.” – Koko Abe, escritor japonés.

manita

Hace poco más de una semana que el Barça le metió una panadera en forma de manita – una más – al Real Madrid, y hace ya una semana que ese asuntito desapareció de la práctica totalidad de los medios de comunicación, y ya no digamos de los conocidos como prostíbulos mediáticos.

La goleada culé, pergeñada por Luis Suárez para mayor oprobio de la merengada, tuvo como principal consecuencia el despido de malas formas de Lopetegui, el exseleccionador felón, solo cinco meses después de haberse dejado embaucar por Florentino Pérez para dejar tirada a la selección española con la Copa del Mundo a punto de comenzar.

A mayores, las figuritas merengues quedaron retratadas ante un Barça sin Messi, y los Sergio Ramos, Modric, Bale, Isco o Asensio demostraron que por nivel futbolístico la temporada pasada hubiesen firmado un nadaplete de no haber acudido a su rescate los Rocchi, Brych, Çakir, Oliver o Mazic. Y así, un Barça liderado por el pistolero uruguayo y con una sabia dirección desde el banquillo pasó por encima de su gran rival y se dio un homenaje de los que quedan para la historia.

Pero, curiosamente, el madridismo y su coro de palanganeros optó por hacer como si nada hubiese sucedido, aparcó la autocrítica para otro momento, le cortó la cabeza al entrenador sin tener sustituto y dejó su incierto futuro en los pies de un tierno infante que responde al nombre de Vinicius, al que han elevado a los altares por hacer dos regates sin caerse en Melilla y marcarle un churrigol al Valladolid.

Al margen del mundo fantástico que se inventan en Merenguilandia, el planeta fútbol sí que se rindió al equipo de Valverde. Y ya no digamos los socios y aficionados culés, quienes tras el 2-6, el 5-0, el 0-4 o el 0-3 también han disfrutando a lo grande del 5-1 que, sin duda, quedará como uno de los grandes momentos de la temporada.

Porque, aunque los estercoleros mediáticos al servicio del Capo se hayan empeñado en minimizarla, la manita sí que sucedió y todo el mundo la recuerda, tal y como tuiteé ayer en @Bajarlaalpasto:

“¿Recordáis lo que pasó hace solo una semana? Yo también. Y vosotros. Y ellos también, aunque se han empeñado en ocultarlo.

✋

Neymar, llorón, no des el coñazo

“No hay mayor desprecio que no hacer aprecio.” – Refranero popular

neymar_llora

Después del veranito que nos dio a todos los culés, sólo faltaba que ahora Neymar también nos diese el otoño y el invierno. Lo que pensaba sobre su salida del Barça lo escribí en este post publicado el pasado 4 de agosto. Releyéndolo, sigo pensando prácticamente lo mismo: Neymar cambió el fútbol por el dinero.

La historia del FC Barcelona está plagada de cientos de minihistorias de grandes futbolistas que han vestido su camiseta. La suma de todas ellas es lo que le ha dado a este club su prestigio a nivel mundial. Sería interminable la lista de jugadores que se han ganado un lugar en el corazón de todos los aficionados, uniendo a su calidad futbolística una demostración de amor y respeto a los colores que defendieron.

Por desgracia, esta gran historia también tiene un capítulo dedicado a los traidores, porque no hay que olvidar que hubo quienes utilizaron la grandeza del Barça para medrar, riéndose de sus aficionados, llegando incluso a coger el puente aéreo sin ningún tipo de rubor para vestir la camiseta merengue. El ejemplo más claro es el de Figo, sin duda el Judas  del barcelonismo; pero también incluyo en este capítulo a Schuster, Laudrup y Ronaldo porque para cambiar por según qué colores no me vale la disculpita de “es que soy un profesional”.

El último en sumarse a esta lista nauseabunda ha sido Neymar. El FCB apostó por él con solo 21 años y, durante cuatro temporadas, tanto el club como sus compañeros y los aficionados le cuidaron y le mimaron – quizá en exceso -, consintiéndole todo tipo de caprichos (revisiones de contrato, viajes injustificados, extrañas lesiones…) y protegiéndole ante los ataques furibundos de la caverna.

¿Y cuál fue su respuesta ante tantas muestras de cariño? Pues comportarse como solo hacen los miserables, toreando, mareando, mintiendo y burlándose del club que lo ha posicionado en los altares del fútbol mundial, para firmar un megacontrato con Qatar Investment Authority, fondo de inversión qatarí cuya marca en el fútbol es el PSG… vamos, que nadie duda que Neymar dejó el Barça porque es muy profesional.

Ahora unos dicen que está arrepentido de haberse marchado y que quiere volver al Camp Nou, y otros que está a la espera de fichar por el Madrid. De momento, Ney gimotea por las ruedas de prensa diciendo que Cavani es un crack, que Emery es su segundo padre y que es muy feliz en París. Sinceramente, me importa tres pepinos su futuro, teniendo claro que las puertas del Barça siempre estarán cerradas para un tipo de su calaña, que cambió una brillante carrera profesional al lado de Messi, Iniesta, Suárez, Busquets o Piqué por una vida absurda con papá y los toiss. @Bajarlaalpasto

 

Los temas más TOP para cantarle al Barça

manolo_escobarLos episodios políticos que se están viviendo en Catalunya en los últimos meses – que lógicamente tienen repercusión a nivel nacional – han llevado de momento a la proclamación por parte de Puigdemont de una independencia a lo Panenka, que ya está teniendo consecuencias, ciñéndonos en el ámbito estrictamente futbolístico, en el FC Barcelona.

En la pasada jornada de LaLiga, el equipo culé jugó en el Wanda contra el Atlético de Madrid. El equipo fue recibido con miles de banderas españolas, que previamente se habían repartido por los asientos, ondeando al viento mientras miles de gargantas cantaban la célebre canción de Manolo Escobar – quien por cierto era culé – Que viva España. Supongo que ante ese espectáculo a los Oblak, Godín, Savic, Filipe Luis, Carrasco o Griezmann se les quedó la misma cara que a las vacas cuando ven pasar un tren.

Como parece que éste va a ser el recibimiento que se encontrará el Barça en la mayoría de campos que visite, quiero ayudar a los aficionados de los equipos rivales para que, en la medida de lo posible, amplíen el repertorio de canciones, ya que la banda sonora de la historia de nuestra piel de toro está plagada de gorgoritos patrióticos.

Sirva esta pequeña muestra para que cuanto antes todas las aficiones españolas se pongan a ensayar y no desentonen. Por cierto, sólo tenéis que preocuparos por cuidar la voz y afinar las cuerdas vocales, porque del baile sobre el terreno de juego ya se encargarán los futbolistas azulgranas. @Bajarlaalpasto

1.- Que viva España – Manolo Escobar

2.- Banderita – Marujita Díaz

3.- Españolear – Luis Lucena

4.- Cántame un Pasodoble Español – Lolita Sevilla


5.- España de mi alma – Lola Flores

 

El Barça sólo provoca a los mediocres

Messi_celebraciónHace tantos años que el Barça está demostrando una superioridad tan insultante en el fútbol mundial que el madridismo no ha encontrado consuelo ni tras haber atracado dos Champions en las últimas tres temporadas. En el fondo – su complejo de superioridad jamás les permitirá reconocerlo – saben que esos dos títulos no les corresponden, por eso sus únicas alegrías son criticar todo lo que hagan los causantes de sus desvelos.

Da igual el motivo, de un tiempo a esta parte cualquier acción es susceptible de ser considerada una provocación en merenguilandia, siempre que la haya cometido un jugador vestido de azulgrana. Que Neymar hace un regate, provocación; que Suárez disputa un balón, provocación; que Piqué publica un tuit, provocación; que Masche marca un gol, provocación; que Messi y el uruguasho lanzan un penalti a lo Cruyff, provocación; que le remontan al PSG en Champions, provocación; que Luis Enrique no contesta preguntas gilipollas, provocación; que se recurre una sanción ante el TAD, provocación.

Pero es que la última ya es de traca: que Messi juegue un partidazo en el clásico del Bernabéu, marque el empate, aguante los palos de Casemiro, un codazo de Marcelo y una entrada salvaje de Sergio Ramos, ponga en jaque a todo el Real Madrid ante su afición, cree una ocasión tras otra hasta que el minuto 92 certifica la remontada del Barça con un golazo que devuelve a su equipo a la lucha por el título de Liga y lo celebre sin hacer un mal gesto, simplemente mostrando su camiseta… ¡también es provocación!

En resumen, da igual lo que haga el Barça, porque la instrucción enviada desde la cúpula de la Casa Blanca a todos sus altavoces mediáticos dirigidos por sus palanganeros de cámara está clara: criticar todo, absolutamente todo lo que tenga que ver con el FC Barcelona. Por cierto, ¿creéis que este post será considerado una provocación entre los mediocres? Porque confieso que lo he escrito con esa intención 😉 @Bajarlaalpasto

 

Yo creo en este Barça, ¿y tú?

Este miércoles el Barça se jugará contra la Juventus el pase a semifinales de la Champions League, para lo cual necesitará remontar el 3-0 sufrido en el partido de ida. ¿Creéis que lo conseguirá? Yo también.

Messi_LE

Por motivos familiares alegres (visitas deseadas, comilonas, paseos, running, copas, largas conversaciones, muchas risas…), esta Semana Santa he estado desconectado de las redes sociales, he tenido el blog abandonado y, prácticamente, no he seguido la información deportiva. Es más, el sábado ni vi el partido del Barça contra la Real Sociedad.

Hago esta breve introducción porque ayer por la tarde, una vez que ya había vuelto a la vida normal, tuiteé casi sin darme cuenta lo siguiente:

Y es cierto. La misma noche del desastre de París ante el PSG fui de los culés que pensaba en que se podía remontar o de los que, por lo menos, no íbamos a consentir que nadie nos quitase la ilusión de pelear por conseguirlo. Recuerdo que al día siguiente publiqué el post Yo no me bajo del carro que tuvo mucha repercusión y que, está mal que yo lo diga, a muchos les sirvió para alejar viejos fantasma y creer en lo mismo que yo.

Pues ahora, y tras el nuevo varapalo sufrido en Turín, sigo pensando lo mismo. Y no lo pienso porque sea un esnafrado o porque me haya dado un golpe en la cabeza, sino porque este Barça me ha dado pruebas más que de sobra para que confíe en él. Y porque, como digo habitualmente, con Messi sobre un campo de fútbol siempre sucederá lo que D10S quiera que suceda. Y estoy convencido de ello.

Es más, los que esperan que el miércoles suceda un milagro están equivocados… porque nunca es un milagro que este Barça marque 3, 4 o 5 goles, a no ser que consideremos algo sobrenatural y de origen divino lo que lía Messi habitualmente con el balón en sus pies.

Por eso me reafirmo en que yo creo en este Barça, y más tras haber escuchado a Luis Enrique en la rueda de prensa previa al partido de vuelta contra la Juve (captura de @rubenuria):

ruben_uria

Así es que nadie me va a quitar la ilusión de sentarme este miércoles – tras escuchar el himno puesto en pie como todas las noches de Champions – a ver al partido con mi camiseta y mi bufanda y con la ilusión de clasificarnos para semifinales. ¿Quién más se apunta? Seguro que muchos. ¡VISCA BARÇA! @Bajarlaalpasto

FC Barcelona y Cruyff, juntos hasta la eternidad

fcbarcelona.es

fcbarcelona.es

El 24 de marzo se ha cumplido el primer aniversario del fallecimiento de Johan Cruyff, lo que me hizo recordar cómo me enteré de la noticia y como viví ese día, tal y como escribí en este artículo publicado en MUNDIARIO.

Un día después, el FC Barcelona – con el presidente Bartomeu al frente – y la familia de Johan, representada por su hijo Jordi, han presentado las acciones que realizarán conjuntamente para recordar al genio que cambió la historia del club:

. Llamar Estadi Johan Cruyff al nuevo Miniestadi que se está construyendo en la Ciutat Esportiva Joan Gamper.

. Petición al Ayuntamiento de Barcelona para que la calle de la sede del FC Barcelona pase a llamarse calle Johan Cruyff.

. Estatua del jugador en el nuevo Espai Barça.

. Espacio propio en el Museu del Barça para reconocer de manera monográfica su figura y su trayectoria. Para ello, su hijo Jordi cede una camiseta utilizada por su padre y el Balón de Oro que ganó como culé.

Ahora me estoy imaginando a Johan contemplando la escena desde ahí arriba, sentado en un balón, sonriendo y repitiendo “salid al campo y disfrutad”, que es el pensamiento que mejor resume lo que es ser del Barça.

Y, por supuesto, con mi gallina de piel me sumo al #GraciasJohan porque CONTIGO APRENDIMOS A SOÑAR.

 

La caverna sigue lloriqueando por el ‘Madrid Saint Germain’

pedrerolPasan los días y – mientras el barcelonismo sigue celebrando “la madre de todas las remontadas”, como fue ganarle 6-1 al PSG para superar el 4-0 del partido de ida – el madridismo no levanta cabeza. Y es que el palo en Merenguilandia ha sido muy duro. Ellos no jugaban, el PSG les importa tres pepinos… pero su odio al Barça había provocado que llevasen semanas celebrando la deseada eliminación de la Champions del equipo culé.

Desde que acabó el partido, la maquinaria del pensamiento único madridista se puso a funcionar y a generar toneladas y toneladas de alfalfa para sus borregos. Perdón, realmente no fue ‘desde que acabó el partido’, sino cinco minutos antes, ya que fue en ese momento cuando diversos medios de (des)información anunciaron con repique de bombo que el Barça no había conseguido la remontada.

Así, tanto Pedrerol en su programa de varietés como Inda y Marhuenda en sus panfletos, (des)informaron a sus seguidores contándoles una milonga sonrojante, motivada por las prisas que tenían por certificar la defunción del FC Barcelona. Pero les dio igual, todo sea por tener contento a Su Florentineza para poder seguir contando con sus favores. Porque ya se sabe que, tal y como está transcurriendo la temporada, para Florentino Pérez es más importante el tridente Pedrerol-Inda-Marhuenda que la mismísima y sobrevaloradísima BBC.

Días después del partido que enfrentó a Barça y PSG, la afición merengona – siguiendo como un rebaño las consignas que reciben desde la caverna – siguen reclamando y protestando penaltis y culpando al árbitro de la eliminación del equipo madrileño… ¡ah no, perdón, parisino!!! Y es que la exquisita deportividad con la que tanto jugadores como aficionados parisinos – sí, parisinos – han encajado la dolorosa derrota, contrasta con la desolación merengue.

A lo mejor es que la UEFA se equivocó y en la eliminatoria de octavos de final de la Champions League el equipo que se enfrentó al FC Barcelona no fue el PSG, sino el Madrid Sant Germain. @Bajarlaalpasto

Yo no me bajo del carro

tuitsAl finalizar el partido que disputó el Barça en París publiqué estos dos tuits, con lo que quería dejar clara mi postura tras el 4-0: VERGÜENZA Y PUTO DESASTRE, sí, así, sin anestesia, para que no haya ninguna duda del bochorno que pasamos todos los culés viendo a nuestro equipo, para finalizar con un YO NO ME BAJO DEL CARRO, en mayúsculas para que quede bien claro que es ahora cuando hay que ser barcelonista y demostrar barcelonismo.

Entiendo que hay muchos aficionados que solo han visto ganar al Barça, porque es lo que lleva haciendo desde hace muchos años. Es más, en el vocabulario habitual de los jóvenes culés brotan con naturalidad las palabras Champions, triplete, Liga, sextete… Es más, otras como Copa o doblete ya ni las pronuncian porque – y aquí está la desgracia – ya ni se valoran. Pero en la historia del fútbol mundial, ¿sabéis cuántos equipos han ganado un triplete? ¿Y dos, por cierto, con dos entrenadores distintos y de la casa? ¿Y un sextete? Y en la historia de las competiciones españolas, ¿cuántos han ganado un doblete? ¿y cuántos han revalidado un doblete?

De las respuestas a esas preguntas viene el nivel de exigencia – y de excelencia – que ha alcanzado el FC Barcelona. Una temporada sin triplete es considerada un fracaso. Si no se gana la Champions tienen que rodar cabezas. Un partido ganado sufriendo es sinónimo de ridículo. Domingo – miércoles, domingo – miércoles hay que golear, y jugar de fantasía, y marcar el gol de la jornada, y con el 80% de posesión… y eso no, amigos, eso es imposible hacerlo una temporada sí y otra temporada también.

Por eso yo que, como veterano aficionado culé, me he comido mucha mierda – sí, ¡mucha mierda! – con temporadas interminables en las que no se ganaba nada, en las que solo se celebraba ganarle un partido al Real Madrid (me sonroja solo recordarlo), en las que se perdían ligas de la forma más absurda, que he visto fallar cuatro penaltis seguidos ¡cuatro! en el probablemente día más triste de mi historia como futbolerono estoy dispuesto a defender que se retroceda décadas en la historia del club y volvamos a la época en la que cada fracaso deportivo se resolvía con un bidón de gasolina y un lanzallamas, cuando no con unos cartuchos de dinamita.

A nivel de juego, la temporada es mala. Aún así el Barça ya está en la final de Copa y sigue segundo en LaLiga. En la Champions, el resultado del partido de ida de cuartos de final contra el PSG ha sido el peor imaginable, pero todavía queda el partido de vuelta. ¿Qué es prácticamente imposible pasar la eliminatoria? Pues claro… pero vamos a jugarlo. Si hay algún equipo en el mundo capaz de levantar ese marcador es el FC Barcelona. Y, por cierto, ¿Messi ya sabe que ningún equipo en la historia de la Champions ha remontado un 4-0? Será interesante que lo sepa, porque sigo defendiendo que con Messi sobre un campo de fútbol siempre sucederá lo que D10S quiera que suceda. 

En porcentaje, la eliminatoria puede estar en un 95% frente a un 5% a favor del PSG. Y ese 5% no es un simple dato porcentual, sino que es simbólicamente el número de goles que, en principio, necesita el Barça para plantarse en cuartos de final. No sé vosotros, pero me apunto a intentarlo, porque el equipo me ha demostrado todo lo que es capaz de conseguir y porque YO NO ME BAJO DEL CARRO. @Bajarlaalpasto