#ElClásico: Resucitado contra moribundo

“En su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de fútbol”. – Eduardo Galeano, periodista y escritor uruguayo.

mosaico

Esta tarde a las 16:15h el planeta fútbol concentrará sus miradas en el Camp Nou donde se jugará “un nuevo partido del siglo”, conocido popular y mediáticamente como #ElClásico

Barça y Madrid, los dos grandes trasatlánticos del fútbol mundial (por mucho que les pese a Juve, City, Bayern, United o PSG), disputarán algo más que un simple partido del fútbol, motivada por la rivalidad histórica entre estos dos clubes, que va más allá del simple hecho de darle puntapiés a un balón. Además en esta ocasión ambos equipos llegan con urgencias, tras haber firmado un inicio de liga un tanto irregular. Así tras nueve partidos, mientras los culés solo han ganado cinco, los merengues ya han perdido tres, y los nombres de Valverde y Lopetegui han estado a punto de aparecer publicados en las páginas de “necrológicas” en vez de en las de “deportes”.

También es cierto que a este partido llega en mejor situación el Txinguirri que el exseleccionador felón, ya que en las últimas citas el Barça ha demostrado más solvencia que el Madrid. Por eso, y antes de que empiece a rodar el balón, el futuro de Valverde solo aparece cuestionado por los entrenadores tuiteros de taberna, mientras que en estos momentos Lopetegui ya está dentro del ataúd, pendiente de que alguien (Luis Suárez o Coutinho o Piqué o…) le ponga la tabla encima y la cierre con unos martillazos en forma de goles.

Pero sabemos que el fútbol es caprichoso y #ElClásico todavía lo es más. Por eso es difícil pronosticar qué puede suceder tras los 90 minutos que nos depararán un Barça sin Messi contra un Madrid enfermo terminal. En principio no se esperan revoluciones, y todo hace suponer que Valverde alineará el mismo once que tan buena impresión causó frente al Inter en Champions, y que Lopetegui dejará su futuro en las manos -perdón, en los pies- de las vacas sagradas.

 

 

 

Por lo que respecta al arbitraje, desde la capital ya empezaron a gimotear cuando se supo que no lo arbitraría ninguno de sus soplapitos de cámara, como Undiano, Mateu Lahoz o Gil Manzano, y eso que del VAR se hará cargo Hernández Hernández, el mismo que no quiso ver (es imposible que no lo viese) el gol que marcó el Barça hace dos temporadas en el Villamarín y que le puso el título de liga en bandeja al Floren Team. Si por el Madrid fuese, los Barça-Madrid siempre los arbitraría Guruceta sobre el campo con Ortiz de Mendíbil a cargo del VAR.

Así es que, queridos lectores, preparémonos para disfrutar con un partido que seguro que nos dejará goles, polémicas, rifirrafes… y hasta puede que algún cadáver. @Bajarlaalpasto

 

Anuncios

El Barça saca a relucir las miserias de As y Marca

Tras la justísima eliminación del Barça en los cuartos de final de la Champions ante la Juve, el interés estaba en ver cómo tratarían (des)informativamente el tema desde la caverna. Lo que sucedió por la noche en el pesebre de Pedrerol, en principio, no me interesa porque es un programa dirigido y protagonizado por indigentes intelectuales, destinado a una masa aborregada predispuesta a rumiar y a regurgitar la alfalfa que le suministran noche tras noche sin ningún criterio. Nunca ha sido nada más que eso, ni tiene pasado ni, espero y deseo, tiene más futuro que seguir compitiendo con programas del tarot y de teletienda.

Pero las portadas de hoy de As y de Marca le han dado una vuelta más al columpio, y son un compendio en el que se fusionan el mal gusto, la mediocridad y los complejos de dos medios de comunicación, con un pasado más que respetable, pero que ya llevan años embadurnando sus cabeceras chapoteando en las cloacas del haciendo un periodismo de alcantarilla.

portada_as

La portada de As es especialmente vomitiva. Si ya me lo pareció en cuanto la vi a primera hora en internet, me quedó más claro cuando a media mañana salí, como hago habitualmente, a tomar una caña y a ojear la prensa. En el bar en el que estaba se encontraban dos chavales – no tendrían más de 18 años – escarallándose de risa mientras contemplaban la foto de la portada de As con comentario del tipo de “coño, que pena que Messi no se hubiese partido el cuello y se hubiese quedado paralítico, jajaja”. Otros comentarios, jaleados por gran parte de la concurrencia, son sencillamente irreproducibles. Enhorabuena Relaño, objetivo conseguido… menudas risas, ¿verdad?

portada_marca

Por su parte, Marca realizó una interpretación tan equivocada como malintencionada sobre la que sucedió en el Camp Nou cuando, tras al finalizar el partido y confirmarse la eliminación del Barça, el público se quedó ondeando sus banderas, cantando y animando a sus jugadores. Destacar que “el Camp Nou despidió al equipo como si fuera el fin de una era gloriosa” es la manifestación de un deseo por parte de una patulea de acomplejados que llevan muchos años viendo como el equipo culé ha ganado todos los títulos posibles, adornados con un sextete (nadie más en el mundo sabe lo que es eso), dos tripletes (sí, dos tripletes, otro caso único), todo ello salpicado además con resultados históricos como los 2-6 y 0-4 en el Bernabéu o la manita al Moudrid en Barcelona.

En el caso de Marca la mamarrachada se completó con una encuesta delirante sobre el mismo tema. Entiendo que los palanganeros que han puesto un título universitario y su decencia al servicio de ese panfleto no soportan que el barcelonismo esté unido ante una derrota, sin duda muy dolorosa, y que se sientan orgullosos y presuman de equipo. Pero esa es la gran diferencia con el club al que J.I. Gallardo y sus adláteres rinden pleitesía a cambio de intereses espurios, que nunca han sabido perder y mucho menos ganar.

tuit_marca

Estas dos portadas vomitivas demuestran hasta que punto el nazionalmadridismo sigue rabioso y echando espumarajos por la boca, y por eso celebran la eliminación del FC Barcelona – gracias a otro equipo, por supuesto, porque saben que ellos jamás lo conseguirían -, conscientes de que entre eso, los Kuipers, ClattenburgsKassais de turno y las juegos malabares con las bolas de los Infantino’s boys, están más cerca de desprestigiar un poco más la competición para mayor gloria del Visir de Chamartín. @Bajarlaalpasto

 

Yo creo en este Barça, ¿y tú?

Este miércoles el Barça se jugará contra la Juventus el pase a semifinales de la Champions League, para lo cual necesitará remontar el 3-0 sufrido en el partido de ida. ¿Creéis que lo conseguirá? Yo también.

Messi_LE

Por motivos familiares alegres (visitas deseadas, comilonas, paseos, running, copas, largas conversaciones, muchas risas…), esta Semana Santa he estado desconectado de las redes sociales, he tenido el blog abandonado y, prácticamente, no he seguido la información deportiva. Es más, el sábado ni vi el partido del Barça contra la Real Sociedad.

Hago esta breve introducción porque ayer por la tarde, una vez que ya había vuelto a la vida normal, tuiteé casi sin darme cuenta lo siguiente:

Y es cierto. La misma noche del desastre de París ante el PSG fui de los culés que pensaba en que se podía remontar o de los que, por lo menos, no íbamos a consentir que nadie nos quitase la ilusión de pelear por conseguirlo. Recuerdo que al día siguiente publiqué el post Yo no me bajo del carro que tuvo mucha repercusión y que, está mal que yo lo diga, a muchos les sirvió para alejar viejos fantasma y creer en lo mismo que yo.

Pues ahora, y tras el nuevo varapalo sufrido en Turín, sigo pensando lo mismo. Y no lo pienso porque sea un esnafrado o porque me haya dado un golpe en la cabeza, sino porque este Barça me ha dado pruebas más que de sobra para que confíe en él. Y porque, como digo habitualmente, con Messi sobre un campo de fútbol siempre sucederá lo que D10S quiera que suceda. Y estoy convencido de ello.

Es más, los que esperan que el miércoles suceda un milagro están equivocados… porque nunca es un milagro que este Barça marque 3, 4 o 5 goles, a no ser que consideremos algo sobrenatural y de origen divino lo que lía Messi habitualmente con el balón en sus pies.

Por eso me reafirmo en que yo creo en este Barça, y más tras haber escuchado a Luis Enrique en la rueda de prensa previa al partido de vuelta contra la Juve (captura de @rubenuria):

ruben_uria

Así es que nadie me va a quitar la ilusión de sentarme este miércoles – tras escuchar el himno puesto en pie como todas las noches de Champions – a ver al partido con mi camiseta y mi bufanda y con la ilusión de clasificarnos para semifinales. ¿Quién más se apunta? Seguro que muchos. ¡VISCA BARÇA! @Bajarlaalpasto

FC Barcelona y Cruyff, juntos hasta la eternidad

fcbarcelona.es

fcbarcelona.es

El 24 de marzo se ha cumplido el primer aniversario del fallecimiento de Johan Cruyff, lo que me hizo recordar cómo me enteré de la noticia y como viví ese día, tal y como escribí en este artículo publicado en MUNDIARIO.

Un día después, el FC Barcelona – con el presidente Bartomeu al frente – y la familia de Johan, representada por su hijo Jordi, han presentado las acciones que realizarán conjuntamente para recordar al genio que cambió la historia del club:

. Llamar Estadi Johan Cruyff al nuevo Miniestadi que se está construyendo en la Ciutat Esportiva Joan Gamper.

. Petición al Ayuntamiento de Barcelona para que la calle de la sede del FC Barcelona pase a llamarse calle Johan Cruyff.

. Estatua del jugador en el nuevo Espai Barça.

. Espacio propio en el Museu del Barça para reconocer de manera monográfica su figura y su trayectoria. Para ello, su hijo Jordi cede una camiseta utilizada por su padre y el Balón de Oro que ganó como culé.

Ahora me estoy imaginando a Johan contemplando la escena desde ahí arriba, sentado en un balón, sonriendo y repitiendo “salid al campo y disfrutad”, que es el pensamiento que mejor resume lo que es ser del Barça.

Y, por supuesto, con mi gallina de piel me sumo al #GraciasJohan porque CONTIGO APRENDIMOS A SOÑAR.

 

Yo no me bajo del carro

tuitsAl finalizar el partido que disputó el Barça en París publiqué estos dos tuits, con lo que quería dejar clara mi postura tras el 4-0: VERGÜENZA Y PUTO DESASTRE, sí, así, sin anestesia, para que no haya ninguna duda del bochorno que pasamos todos los culés viendo a nuestro equipo, para finalizar con un YO NO ME BAJO DEL CARRO, en mayúsculas para que quede bien claro que es ahora cuando hay que ser barcelonista y demostrar barcelonismo.

Entiendo que hay muchos aficionados que solo han visto ganar al Barça, porque es lo que lleva haciendo desde hace muchos años. Es más, en el vocabulario habitual de los jóvenes culés brotan con naturalidad las palabras Champions, triplete, Liga, sextete… Es más, otras como Copa o doblete ya ni las pronuncian porque – y aquí está la desgracia – ya ni se valoran. Pero en la historia del fútbol mundial, ¿sabéis cuántos equipos han ganado un triplete? ¿Y dos, por cierto, con dos entrenadores distintos y de la casa? ¿Y un sextete? Y en la historia de las competiciones españolas, ¿cuántos han ganado un doblete? ¿y cuántos han revalidado un doblete?

De las respuestas a esas preguntas viene el nivel de exigencia – y de excelencia – que ha alcanzado el FC Barcelona. Una temporada sin triplete es considerada un fracaso. Si no se gana la Champions tienen que rodar cabezas. Un partido ganado sufriendo es sinónimo de ridículo. Domingo – miércoles, domingo – miércoles hay que golear, y jugar de fantasía, y marcar el gol de la jornada, y con el 80% de posesión… y eso no, amigos, eso es imposible hacerlo una temporada sí y otra temporada también.

Por eso yo que, como veterano aficionado culé, me he comido mucha mierda – sí, ¡mucha mierda! – con temporadas interminables en las que no se ganaba nada, en las que solo se celebraba ganarle un partido al Real Madrid (me sonroja solo recordarlo), en las que se perdían ligas de la forma más absurda, que he visto fallar cuatro penaltis seguidos ¡cuatro! en el probablemente día más triste de mi historia como futbolerono estoy dispuesto a defender que se retroceda décadas en la historia del club y volvamos a la época en la que cada fracaso deportivo se resolvía con un bidón de gasolina y un lanzallamas, cuando no con unos cartuchos de dinamita.

A nivel de juego, la temporada es mala. Aún así el Barça ya está en la final de Copa y sigue segundo en LaLiga. En la Champions, el resultado del partido de ida de cuartos de final contra el PSG ha sido el peor imaginable, pero todavía queda el partido de vuelta. ¿Qué es prácticamente imposible pasar la eliminatoria? Pues claro… pero vamos a jugarlo. Si hay algún equipo en el mundo capaz de levantar ese marcador es el FC Barcelona. Y, por cierto, ¿Messi ya sabe que ningún equipo en la historia de la Champions ha remontado un 4-0? Será interesante que lo sepa, porque sigo defendiendo que con Messi sobre un campo de fútbol siempre sucederá lo que D10S quiera que suceda. 

En porcentaje, la eliminatoria puede estar en un 95% frente a un 5% a favor del PSG. Y ese 5% no es un simple dato porcentual, sino que es simbólicamente el número de goles que, en principio, necesita el Barça para plantarse en cuartos de final. No sé vosotros, pero me apunto a intentarlo, porque el equipo me ha demostrado todo lo que es capaz de conseguir y porque YO NO ME BAJO DEL CARRO. @Bajarlaalpasto

Los fichajes del Barça y el humo

 

portadas_periodicos_deportivosSolo unos días después de que el FC Barcelona haya cerrado una brillante temporada revalidando el doblete, el famoso entorno del club ya es un polvorín con continuas (des)informaciones de fichajes y de entradas y salidas de jugadores.

En este sentido el miércoles ha sido un día espectacular, en el que medios de comunicación, periodistas de diverso pelaje, intermediarios a tiempo parcial y francotiradores de Twitter han publicado ‘según sus fuentes’ los más disparatados rumores sobre supuestos movimientos del mercado. Es más, por un momento pareció que en el FC Barcelona ni junta directiva, ni director deportivo, ni cuerpo técnico negocian los fichajes, sino que es cosa que deciden los tuiteros con sus hashtag.

Pero de momento todo es humo, mucho humo… vamos que se puede decir que en estos días en Twitter y en la prensa hay más humo con el tema de los fichajes que en Seseña con el incendio de los neumáticos. Y es que si hacemos caso a todas las (des)informaciones contrastadas que se han publicado, el once del Barça para la temporada 2016/2017 podría ser éste:

Reina; Vidal, Sidnei, Lemos, Vermaelen; S. Roberto, Samper, Mathieu; Callejón, Munir y Adriano.

Y todo esto en mayo. No quiero ni imaginarme el veranito que nos espera con Eurocopa, Copa América y Juegos Olímpicos, con futbolistas revalorizándose y nuevos mirlos blancos sobrevolando sobre el Camp Nou. Como diría Guardiola, preparaos porque… ¡lo pasaremos bien! @Bajarlaalpasto

 

Barça y Qatar Airways… ¡100 millones!!!

Esta mañana se ha presentado el contrato de patrocinio firmado por el F.C. Barcelona y Qatar Airways para los próximos tres años, por una cantida total de 100 millones de euros. Dicho contrato, que solo es vinculante con la sección de fútbol, incluye la publicidada en la camiseta oficial y la presencia del patrocinador en diversos espacios del Camp Nou.

La oficialidad del contrato ha ido acompañada del estreno de un espectacular vídeo publicitario protagonizado por las estrellas de equipo culé.

La sombra del central es alargada…

ZubizarretaCon la liga ya comenzada, resulta que Zubizarreta, en su condición de director deportivo del Barça, no ha cumplido con la principal tarea que tenía encomendada, que no era otra que la de fichar a un central de campanillas. Y así, a falta de dos semanas para el cierre del mercado, y tras escuchar las declaraciones del Tata Martino parece que este fichaje no se producirá antes de la apertura del mercado de invierno. 

Si la experiencia tiene que servir para algo, éste sería el ejemplo más claro. Un equipo como el F.C. Barcelona no puede llevar cuatro años pendiente de apuntalar un puesto tan importante, como es el centro de la defensa. A día de hoy, y a la vista de la mala experiencia de la temporada pasada, parece que con Piqué, Puyol, Mascherano y Bartra esta posición estará un poco justa de efectivos. Piqué es indiscutible y, si está en forma y a su nivel, es uno de los mejores del mundo en su puesto; Puyol siempre tendrá un sitio, pero su edad y su propensión últimamente a lesionarse hace que no se pueda contar con él para una temporada completa y exigente; Mascherano ha demostrado que puede cumplir, pero en ocasiones deja entrever sus carencias, al tener que adaptarse a una posición que no es la suya; y Bartra tiene calidad, aunque lo mejor sería que se foguease un año en un equipo de nivel medio en el que pudiese demostrar su verdadero potencial. 

Pero lo malo no es solo el no haber conseguido fichar a un central de categoría internacional, sino los bandazos que se han dado en este tema. Desde la temporada pasada el favorito era Thiago Silva, pero no se apostó decididamente por él y acabó fichando por el PSG; este año se intentó un acercamiento del que el único favorecido fue el central brasileño que consiguió que el club parisino le firmase un contrato de los que quitan el hipo. 

El siguiente en entrar es escena fue David Luiz, compañero de Thiago en la canariha, y que podría encajar perfectamente en la maquinaria culé. Pero con la llegada de Mourinho al Chelsea se cerró cualquier opción de negociar, por lo que se abrió el abanico con otras opciones. 

A partir de ahí surgieron los nombres de Vertonghen, Vermaalen y Agger, cada uno con unas características muy distintas, lo que ya dio la sensación de que no estaba claro del perfil que se estaba buscando. Y la peor señal fue cuando, tras el fichaje de Martino como entrenador, aparecieron como candidatos Vergini y Samuel, en lo que se consideró la antología del disparate. Pero no contentos con este despropósito, la semana pasada la prensa deportiva publicó alegremente que la lista se había ampliado con Otamendi, Mangala, Bisevac y Sakho… 

En resumen, el Barça inicia la temporada con la misma carencia que tuvo en las campañas anteriores, dando la impresión de que en los despachos del Camp Nou todavía no se ha superado el síndrome Chigrinsky. Y lo más grave es que Zubi queda señalado ya que no ha sido capaz de apuntalar a la plantilla en la posición que más necesitaba. Esperemos que a finales de temporada no tengamos que volver a escuchar la lamentación de “… y si hubiésemos tenido otro central…”

El Barça se da un merecido homenaje

remontada (2)El pasado martes se comprobó que es una temeridad dar por vencido a un equipo como el Barça porque, en las últimas temporadas, ha demostrado que es capaz de ganar por encima de cualquier dificultad. Así es que los gurús que llevan un par de años augurando un fin de ciclo deberán tragar saliva, hacer de tripas corazón y seguir esperando.

Es cierto que hoy en día el equipo azulgrana es muy superior a AC Milan venido a menos, por lo que se puede considerar que el resultado del partido de ida jugado en San Siro no fue más que un accidente, si bien pudo haber tenido unas consecuencias terribles. El Barça jugó en Italia su peor partido de los últimos años, en el que basta recordar que no fue capaz de tirar a gol ni una sola vez. Por el contrario, en un Camp Nou engalanado como en las grandes citas y con el apoyo increíble de su afición, volvió el Barça de las grandes ocasiones, justo el que hacía falta para voltear la eliminatoria.

camp nou remontada

El tándem Tito-Roura planteó un partido perfecto: partiendo de un 3-4-3, con Valdés en la puerta, situaron a Alves abierto y muy arriba, manteniendo una línea defensiva con Pique, Mascherano y un Alba más recatado en ataque que de costumbre; por delante, Busquets dio una exhibición de lo que es un mediocentro, Xavi recuperó su mejor versión, mandando y marcando el ritmo del partido, un Iniesta sublime demostró que donde realmente hace daño es moviéndose por el centro y Messi en la punta del rombo terminó por desesperar y destrozar a la defensa italiana. En punta, Alves entraba por la derecha, Pedro por la izquierda trazaba diagonales hacia el área y Villa, jugando como nueve puro, fijó a los centrales, los arrastró para crear espacios y, en cuanto tuvo una ocasión, marcó un gol de matador.

Pero la eliminatoria comenzó a ganarse varios días antes. Tras la derrota inapelable en San Siro, Xavi sacó los galones de capitán y declaró  que “a esta generación todavía le falta una remontada”, en lo que se consideró toda una declaración de intenciones, y consiguió unir y motivar a todos los estamentos del barcelonismo. Y Piqué, en una espectacular rueda de prensa justo el día antes del partido, marcó el primer gol ya antes de saltar al campo.

Para el equipo de Roura (y de Tito) ha sido tan importante conseguir el pase a cuartos de final de la Champions League como haber recuperado el estilo de juego que le ha llevado a ganar un gran número de títulos en las últimas cinco temporadas: presión muy arriba, recuperación del balón cerca del área rival, juego al primer toque, precisión en el pase y efectividad cara a portería. Además, con esa forma de jugar se consigue un alto porcentaje de posesión y mantener el balón alejado de su área, por lo que resulta más fácil no encajar gol, requisito casi indispensable para conseguir eliminar al Milan.

Al Barçá sólo le falta demostrar que ha aprendido la lección de las últimas semanas y que ha recuperado la intensidad en el juego que le ha hecho prácticamente imbatible. Si es así, probablemente podrá certificar el título de liga en las próximas jornadas, y centrar todos sus esfuerzos en conseguir una nueva Champions League. 

remontada (1)

#remontada en el Camp Nou

remontadaMañana a estas horas el Camp Nou será un hervidero lleno de aficionados animando al Barça, con el propósito de conseguir darle la vuelta a una eliminatoria que se presenta muy complicada tras el 2-0 conseguido por el Milan en el partido de ida.

De todas formas, sería toda una sorpresa que el equipo culé quedase eliminado en la ronda de octavos de final de la Champions League, ya que en las últimas cinco temporadas ha llegado hasta semifinales, convirtiéndose en el referente actual del fútbol mundial. Pero tras haber jugado un partido horrible en San Siro, ahora se encuentra con la presión de tener que vencer al equipo de Allegri por más de dos goles.

Aunque es una perogrullada, habrá que recordarles a los jugadores que el partido durará 90’ e incluso 120’, por lo que sería un error que saliesen a intentar remontar la eliminatoria en el primer cuarto de hora. Es tan importante marcar como no recibir ningún gol, así es que irse arriba a lo loco podría traer como consecuencia una contra de los italianos que podrían complicar la eliminatoria todavía más. Lo normal es que el Barça en su estadio genere las suficientes ocasiones como para marcar dos o tres goles durante el partido, y lo que tiene que mantener es la calma precisa para materializar dichas ocasiones.

Sinceramente el AC Milan, equipo histórico que cuenta en su palmarés con siete Copas de Europa, ahora mismo no debería ser rival para el líder de la liga española, ya que ninguno de sus jugadores actuales tendría sitio en la plantilla azulgrana. Conscientes de su inferioridad, plantearán un partido ultradefensivo, esperando que el tiempo corra a su favor si consiguen mantener la portería a cero, lo que motivaría que los hombres de Roura mostrasen síntomas de nerviosismo.

Pero mañana no caben disculpas: con la casi segura recuperación de Xavi, el Barça afrontará el partido con todos sus efectivos disponibles, por lo que se espera que salte al campo con su once de gala, con la única duda de mantener a Cesc en el equipo titular o de introducir de inicio a otro delantero, puesto al que optarían Villa, Alexis y Tello.

Y como sobre la alfombra del Camp Nou estarán puestos todos los ojos del mundo del fútbol, qué mejor escaparate para que Messi demuestre, una vez más, que es el mejor jugador del momento y que, con la ayuda de los Iniesta, Piqué o Busquets, mantenga vivo al Barça en la que es, sin duda, la competición más importante de clubes a nivel mundial.

Por ello el Barça deberá afrontar la remontada sin emplear términos rancios utilizados en casos similares por otros equipos, como épica, heroica, leyenda o gesta, ni debe desenterrar a ningún héroe del pasado ni apelar a supuestos espíritus milagrosos, sino que tendrá que demostrar sobre el campo lo mejor que sabe hacer: jugar al fútbol.

Desde Bajarla al pasto nos unimos al grito unánime de #remontada con la convicción de que el FC Barcelona pasará la eliminatoria y mostrará su candidatura para conseguir un nuevo título de Champions League.