Messi saca la patita, pero ya nada volverá a ser como antes

“Si entendiéramos completamente las razones del comportamiento de otras personas, todo tendría sentido.” – Sigmund Freud, médico, investigador y psicoanalista austríaco.

Tras la dolorosa despedida de temporada que firmó el Barça en Lisboa donde fue bailado por el Bayern en Champions, firmando una vergonzosa derrota por 2-8 que fue el epílogo a un sonrojante nadaplete, se preveía un veranito movido en Can Barça. La herida se cerró en falso, con tiritas y agua oxigenada, cuando el traumatismo era de tal gravedad que exigía pasar por el quirófano, destripar y amputar. Solo Piqué –siempre Piqué – dio la cara, mientras el resto de jugadores, con el gran capitán a la cabeza, se dedicaron a silbar melodías con el consentimiento de una directiva que se limitó a ofrecer la cabeza de Quique Setién, un entrenador que llegó presumiendo de lo bien que se lo pasaba con las vacas mansurronas en su pueblo, pero al que devoraron las vacas sagradas del vestuario culé.

Para hacerse cargo del banquillo nombraron a Ronald Koeman, reconocido culé pata negra, líder espiritual del Dream Team de Cruyff y parte importante del escudo por ser el autor del golazo que en Wembley le dio al club su primera Copa de Europa. Nada más llegar, al holandés le dieron mando en plaza y, sin tiempo para ponerse el chándal para empezar a entrenar, lo equiparon con una desbrozadora y una radial y le dieron plenos poderes (y alguna recomendación) para limpiar el vestuario. Al nuevo míster no le tembló el pulso y, demostrando tanta sangre fría como cuando Cruyff lo ponía a jugar de último defensa con solo un compañero a su lado, anunció que no contaba con varios jugadores, con Luis Suárez a la cabeza.

Lo que sucedió a continuación provocó un tsunami que tuvo su epicentro en Barcelona, pero cuya onda expansiva alcanzó todos los rincones del planeta fútbol, desde Dubái hasta Manchester (es un ejemplo, no seáis mal pensados). Y es que a finales del mes de agosto, Messi puso en conocimiento del F.C. Barcelona mediante un burofax su intención de abandonar el club, acogiéndose a una cláusula en su contrato que le permitía su salida libre al final de cada temporada. Pero se olvidó de un pequeño detalle, y es que dicha comunicación tenía como fecha tope para realizarla el 10 de junio.

A partir del conocimiento del contenido del burofax más famoso de la historia de las comunicaciones, se sucedieron las noticias, los rumores, los confidenciales, las exclusivas… en resumen, una sucesión de fake news a través de las redes sociales en lo que parecía una disparatada competición de a ver quién la soltaba más gorda.

Lo cierto es que la directiva del Barça desde el primer momento se negó a que Messi saliese gratis, remitiéndose a su cláusula de rescisión de 700 millones de euros y confirmando, no solo que contaban con él, sino que estaban dispuestos a ampliar su contrato. Y que, por supuesto, en el caso de que llegase alguna oferta la estudiarían. Con la aparición en escena del padre de Messi (siempre los dichosos padres, como en su momento el de Thiago o después el de Neymar) se sucedieron las reuniones en las que el club dejó clara su postura y, ante la falta de ofertas, quedó claro que la salida del argentino era inviable.

Entrevista con Rubén Uría / Goal.com

Al cabo de unos días, y con todo el barcelonismo reclamando que el jugador se explicase, Leo Messi concedió una entrevista al periodista Rubén Uría en el portal Goal, en la que desveló sus intenciones y lo que había motivado plantearse su marcha de Can Barça. En dicha entrevista – sin duda de gran valor periodístico, pero enlatada, guionizada, editada y que parecía grabada en la sala de un psiquiátrico – de entrada sorprendió el look, para unos informal, para otros desaliñado, con el que se presentó el futbolista para anunciar una de las decisiones más trascendentales de su carrera deportiva. En cuanto a sus respuestas, muchas de ellas teledirigidas con maestría por el entrevistador a través de la pregunta, no fueron nada convincentes, arreando palos al presidente por no ponerle una alfombra roja para salir, y acusando al club de falta de proyecto deportivo ganador en las últimas temporadas – falso de toda falsedad – y de hacer malabares y tapar agujeros, con lo que dejaba a sus compañeros a la altura del betún.

Una vez confirmado que se quedaba en el club, solo quedaba que volviese a los entrenamientos y se pusiese a trabajar. Y, cuando parecía que las cosas se habían calmado, llegó el anuncio de la salida de su amigo Luis Suárez, lo que provocó que publicase en su cuenta de Instagram una despedida, entre reivindicativa y lacrimógena, en la que aprovechó para enviar algún recado a Bartomeu. Muchos aficionados le recriminaron que, como capitán del equipo, no se despidiese de todos los jugadores que se marchaban y solo lo hiciese de los considerados miembros del llamado club de amigos.

Y, ¡por fin!, el pasado fin de semana el Barça debutó en LaLiga y presentó su proyecto ganador para esta temporada con una buena puesta en escena con lo que el barcelonismo volvía a ilusionarse y a hablar solo de fútbol. En ese ambiente más distendido, Messi concedió una entrevista al diario SPORT en la que pidió, además de paz y unidad, perdón a lo Panenka, dejando luces y sombras sobre cuál será su futuro, centrándose en los objetivos para esta temporada y justificando que todo lo que hizo fue “para hacer un mejor y más fuerte F.C. Barcelona”.

Considerando como positivo este cambio de actitud del jugador, siguen quedando muchos puntos oscuros en su comportamiento, lo que conduce a plantearse muchas preguntas que estaría bien que tuviesen respuestas: ¿quién fue el ideólogo del burofax?, ¿desde qué despacho aprovecharon la salida de Luis Suárez para calentarle la cabeza al argentino?, ¿se intentó jugar desde alguna candidatura a la presidencia del Barça la baza Messi para provocar un adelanto electoral?, ¿qué papel jugó el City en todo este embrollo?, es más ¿algún candidato tiene relaciones personales e incluso empresariales con algún destacado dirigente de los citizens?, ¿es cierto que Guardiola llamó a Messi o se limitó a esperar acontecimientos tocando la pandereta?, ¿qué papel jugó Pepe Costa en este vodevil?, y por cierto ¿cuáles son las funciones de Pepe Costa y quién le paga el sueldo? ¿o tiene varios pagadores? Las respuestas a muchas de estas preguntas provocarían que más de uno tuviese que quitarse la careta quedando, como bien dice mi amigo @vonmarius1899 , como un culé de Hacendado.

Y una última pregunta: ¿cuál será el final de este culebrón? Los aficionados culés lo que quieren es ver a su equipo jugar bien al fútbol, ganar partidos y títulos, y tener en su plantilla a los mejores jugadores del mundo y, por supuesto, al mejor de la historia como es Leo Messi. Pero aunque muchos crean que la memoria de los aficionados es frágil y que el Messigate de este verano se resolverá en cuanto el crack argentino regale goles, asistencias y slaloms, eso no es del todo cierto. El anuncio de que se quería ir causó mucho dolor en el barcelonismo, y una cosa es perdonar e incluso olvidar, y otra muy distinta pretender que todo vuelva a ser como antes. Y es que mientras siga vistiendo la samarreta con el ’10’ volverá a contar con el apoyo de la afición, pero nada volverá a ser como antes porque la magia se rompió. Mejor dicho, la rompió él y solo él. Por eso Messi siempre será un ídolo en Can Barça, pero ya nadie pedirá una estatua suya en los accesos al Camp Nou ni que el estadio lleve su nombre. Y esa será su penitencia. @Bajarlaalpasto1

Herr PEP – Martí Perarnau

2020-04-25 19.31.11.jpgEl lector de este libro sabrá desde el primer momento con lo que se va a encontrar porque, como reza en el subtítulo de la portada, ‘Herr PEP’es la “crónica desde dentro de su primer año en el Bayern de Münich.” 

Para escribir estas 426 paginas, su autor tuvo acceso, desde el momento del fichaje de Guardiola por el Bayern, al vestuario, al entrenador y a los jugadores, para así poder ofrecernos un relato detallado de la obsesión por el trabajo de Pep y su obstinada búsqueda de la excelencia futbolística.

El libro arranca con un encuentro que tuvieron Guardiola y Kaspárov en Nueva York en octubre de 2012 y recorre toda la temporada 2013/2014 del técnico al mando del equipo alemán: su llegada, su relación con los jugadores, con los dirigentes, las victorias, las derrotas más dolorosas, la adaptación, los cambios de sistemas…

Escrito con una prosa ágil, Perarnau consigue que el lector se enganche de tal forma a la narración que al placer de avanzar en su lectura, se enfrente el drama de acercarse a su final. Y es que la pasión con la que se entrega Guardiola al fútbol está reflejada con toda su intensidad en esta crónica. Para leer, releer y disfrutar. @Bajarlaalpasto

 

Este libro forma parte de mi biblioteca #LibrosFutboleros

 

 

Raticos de fútbol – Julián Cerón Madrigal

“El fútbol, como la vida, se disfruta a raticos.”

2019-12-08 18.30.58.jpg

“…, probablemente como tú, cuando estoy en los parques miro de reojo a los niños jugar al fútbol por si se les escapa la pelota y puedo devolvérsela de un buen toque.” Así, con esta declaración de intenciones, finaliza el libro ‘Raticos de fútbol’ de Julián Cerón Madrigal, biológo, investigador, viajero, escritor y, por encima de todo, me atrevo a decir que futbolero porque como confiesa en el prólogo de su libro “cada día que pasa soy más de jugadores que de equipos, y a veces más de jugadas o partidos que de jugadores. En definitiva, soy del juego.”

Esta pequeña joya de 106 paginas ha sido mi descubrimiento literario-futbolero del año. A lo largo de diez capítulos – que recogen cada uno un ratico de fútbol – he viajado, conocido, reconocido y recordado episodios futboleros narrados en primera persona por el autor, quien comparte con el lector sus experiencias personales y partidos vividos, salpicados con referencias históricas, en Guayaquil, Bogotá, Medellín o New Jersey, con otros conocidos por la mayoría de los aficionados, como la final de la Champions 2014 en Lisboa, o los grandes momentos de la selección española en Viena, Johannesburgo o Kiev.

El libro ‘Raticos de fúbol’ lo podéis comprar a través de este enlace en amazon por 8 euros, y toda la información sobre el autor la tenéis en su blog. Desde hace unos días también está a la venta ‘Raticos de fútbol II’, libro que ya tengo tengo en mi poder, esperando para ser devorado.

Nota de agradecimiento: Puedo presumir de tener ambos libros dedicados por cortesía de su autor y, por supuesto, ya ocupan un lugar privilegiado en mi biblioteca futbolera. Gracias Julián 😉

En Twitter: @raticosdefutbol

 

Este libro forma parte de mi biblioteca #LibrosFutboleros

 

 

Las plañideras de Cristiano Ronaldo

“Soy de un tiempo en el cual hacer el ridículo era algo que se evitaba, ahora es un objetivo a alcanzar”. – Rosana Hermann, escritora brasileña.

edu_aguirre

Después de nueve años en los que la caverna, siguiendo las consignas de su amo Florentino Pérez, no paró de ensalzar y de proteger a Cristiano Ronaldo hasta el vómito, la espantada protagonizada este verano por la vedette de Madeira ha provocado que muchos de esos palanganeros -no todos- se olviden de todas las mamarrachadas que han escrito o dicho en sus prostíbulos mediáticos.

Por eso muchos de los gusanos de la (des)información que viven de ejercer un periodismo deportivo nauseabundo, que justificaron todas las agresiones protagonizadas por el niño bonito del madridismo y que no dudaron en promover campañas vergonzantes como la de las caretas para mayor gloria del achuchabalones, ahora miran para otro lado y silban melodías aunque sus carreras ya han quedado emponzoñadas para siempre, y seguirán viviendo de hacer el gilipollas mientras Florentino no se aburra de juguetear con el Madrid, su juguetito preferido, se marche para su casa y tengan que sellar esos estercoleros que rezuman purín en los que dan rienda suelta a sus barrabasadas.

manu_sainz

Dentro del grupo de fieles a Míster Portugal destacan Edu Aguirre y Manu Saínz, dos palanganeros que se disputan el dudoso honor de ver quien es más genuflexo ante su amo . Estos dos botarates sin el más mínimo sentido del decoro lo mismo van a desearle suerte al portugués antes de jugar contra España en el Mundial, que viajan hasta Turín a limpiarle los mocos a su hijo mayor, o siguen defendiendo sus agresiones, como la última protagonizada hace dos días en el partido de Champions que la Juventus disputó en Mestalla y que acabó con Ronaldo (el malo) gimoteando camino del vestuario.

Y es que da igual. Cuando uno decide convertirse en felpudo es que ha aceptado aparcar la dignidad y que lo pisoteen. No sé qué ven por las mañanas estas dos plañideras cuando se ponen delante del espejo, pero debe compensarles cuando van al cajero y comprueban el saldo de sus cuentas corrientes. @Bajarlaalpasto

 

El Madrid hasta le roba las chuches a los ñinos

“Al que está acostumbrado a robar, le da lo mismo atracar un banco que unas chuches a un niño… y sí, estoy hablando del Real Madrid.” – Tuit en la cuenta @Bajarlaalpasto

penalti1

Para un equipo que llega a una final de Champions gracias a Kassai o que gana tres orejonas siendo sus mejores jugadores Krug, Kuipers o Clattenburg, presentarse en Fuenlabrada para atracar un partido contra un Segunda B es un juego de niños. Y esto es lo que ha hecho esta semana el Real Madrid, reírse en su cara de un equipo inferior al que, aún encima, no le dejaron competir en igualdad de condiciones ni siquiera delante de sus aficionados. Podéis imaginaros que el partido de vuelta en la corrala del Bernabéu les robarán hasta las toallas.

Circunstancia, además, que se repite partido tras partido sin importar la categoría del rival ni la competición que esté disputando. Así en esta temporada, el club merengue lo mismo tira de ayuda arbitral para ganarle al Apoel en Champions que para derrotar al Alavés en liga que para tumbar al Fuenlabrada en Copa. Da igual. En el caso del partido de Copa, por ejemplo, dos jugadas idénticas en ambas áreas las resolvió Iglesias Villanueva con criterio distinto para favorecer al de siempre.

A lo largo de la historia ha habido atracadores que se han hecho famosos por haber cometido un robo, como por ejemplo, Ronnie Biggs cuando asaltó con su banda el tren de Glasgow o el Dioni cuando robó un furgón blindado. Otros caso es el de el Lute, que empezó robando gallinas y de ahí pasó a asaltar una joyería. Pero el caso del Real Madrid es único, ya que es capaz de perpetrar sus fechorías cada tres días sin tener en cuenta la condición de sus víctimas. Y, por supuesto, todo a los ojos del gran público, con la prensa domesticada aplaudiendo con las orejas y con la justicia deportiva silbando melodías.

Robar nunca está bien y siempre es denunciable y sancionable. ¿Pero se os ocurre algo más vomitivo que robarle el bastón a una viejecita o las ‘chuches’ a un niño? A mí tampoco. Pues eso es lo que hace el Madrid jaleado por sus borregos. @Bajarlaalpasto

 

El Madrid roba, la caverna miente, los borregos balan

manos ramosSeguro que cuando habéis leído el título de este post la mayoría habéis pensado: “Coño, ¡esto ya lo sabíamos!”. Y es cierto, ya sé que no es ninguna novedad. Pero es que tanto el despeje que realizó con las dos manos Sergio Ramos el pasado martes en el Signal Iduna Park en partido de Champions contra el Borussia Dortumd, como las posteriores explicaciones del protagonista y de los palanganeros que se encargan de (des)informar sobre el Madrid, no tienen desperdicio.

1.- El Madrid roba

Si el lunes publicaba un post titulado Florentino Pérez confía más en los árbitros que en Zidane , al día siguiente el equipo merengue ganó en Dortumd gracias a la ayuda de Kuipers, quien no pitó penalti en esa jugada con 0-0 en el marcador y concedió un gol en fuera de juego a la vedette de Madeira. Por cierto, conviene recordar que Kuipers fue el cooperador necesario para que el madridismo atracase la décima en Lisboa, y forma parte del santoral merengón de árbitros europeos con Krug, Clattenburg y Kassai.

2.- La caverna miente

Pero si las manos – sí, en plural – fueron obscenas, lo que vino a continuación fue bochornoso. Ya en directo durante la retransmisión en Antena3 los comentaristas intentaban justificar lo injustificable con argumentos tan peregrinos como que “no se puede pitar penalti porque el balón no iba a portería”. Y se quedaron tan panchos sabiendo que al final del partido su jefe les daría un azucarillo y les acariciaría el lomo.

Y el disparate fue in crescendo, tanto en emisoras de radio como en panfletos digitales al servicio de Su Florentineza, para alcanzar su cénit en un programa televisivo nocturno, según ellos de máxima audiencia, que compite en franja horaria con el tarot y la teletienda, donde el nivel de disparates alcanzó cotas delirantes.

3.- Los borregos balan

Pero una vez más el objetivo estaba conseguido: el Madrid había robado – perdón, ganado (pero ganado tanto del verbo ganar, como conjunto de borregos) -, la caverna había mentido y así consiguieron tener a la borregada balando por las redes sociales y por las tertulias de las barras de los bares.

Y hasta la próxima ocasión, que seguro que no tardará en llegar, aunque no será este fin de semana. En esta jornada liguera el todopoderoso sexto clasificado de LaLiga se enfrentarán a un equipo bizcochable como el Espanyol, cuyo único objetivo de la temporada es competir con el Getafe por ver quién se arrastra más ante al Visir de Chamartín. Seguro que antes del comienzo del partido en la corrala del Bernabéu atronará un “¡Beeeee, beeeee, beeeee!!!” para recibir a sus héroes. @Bajarlaalpasto

 

El Barça saca a relucir las miserias de As y Marca

Tras la justísima eliminación del Barça en los cuartos de final de la Champions ante la Juve, el interés estaba en ver cómo tratarían (des)informativamente el tema desde la caverna. Lo que sucedió por la noche en el pesebre de Pedrerol, en principio, no me interesa porque es un programa dirigido y protagonizado por indigentes intelectuales, destinado a una masa aborregada predispuesta a rumiar y a regurgitar la alfalfa que le suministran noche tras noche sin ningún criterio. Nunca ha sido nada más que eso, ni tiene pasado ni, espero y deseo, tiene más futuro que seguir compitiendo con programas del tarot y de teletienda.

Pero las portadas de hoy de As y de Marca le han dado una vuelta más al columpio, y son un compendio en el que se fusionan el mal gusto, la mediocridad y los complejos de dos medios de comunicación, con un pasado más que respetable, pero que ya llevan años embadurnando sus cabeceras chapoteando en las cloacas del haciendo un periodismo de alcantarilla.

portada_as

La portada de As es especialmente vomitiva. Si ya me lo pareció en cuanto la vi a primera hora en internet, me quedó más claro cuando a media mañana salí, como hago habitualmente, a tomar una caña y a ojear la prensa. En el bar en el que estaba se encontraban dos chavales – no tendrían más de 18 años – escarallándose de risa mientras contemplaban la foto de la portada de As con comentario del tipo de “coño, que pena que Messi no se hubiese partido el cuello y se hubiese quedado paralítico, jajaja”. Otros comentarios, jaleados por gran parte de la concurrencia, son sencillamente irreproducibles. Enhorabuena Relaño, objetivo conseguido… menudas risas, ¿verdad?

portada_marca

Por su parte, Marca realizó una interpretación tan equivocada como malintencionada sobre la que sucedió en el Camp Nou cuando, tras al finalizar el partido y confirmarse la eliminación del Barça, el público se quedó ondeando sus banderas, cantando y animando a sus jugadores. Destacar que “el Camp Nou despidió al equipo como si fuera el fin de una era gloriosa” es la manifestación de un deseo por parte de una patulea de acomplejados que llevan muchos años viendo como el equipo culé ha ganado todos los títulos posibles, adornados con un sextete (nadie más en el mundo sabe lo que es eso), dos tripletes (sí, dos tripletes, otro caso único), todo ello salpicado además con resultados históricos como los 2-6 y 0-4 en el Bernabéu o la manita al Moudrid en Barcelona.

En el caso de Marca la mamarrachada se completó con una encuesta delirante sobre el mismo tema. Entiendo que los palanganeros que han puesto un título universitario y su decencia al servicio de ese panfleto no soportan que el barcelonismo esté unido ante una derrota, sin duda muy dolorosa, y que se sientan orgullosos y presuman de equipo. Pero esa es la gran diferencia con el club al que J.I. Gallardo y sus adláteres rinden pleitesía a cambio de intereses espurios, que nunca han sabido perder y mucho menos ganar.

tuit_marca

Estas dos portadas vomitivas demuestran hasta que punto el nazionalmadridismo sigue rabioso y echando espumarajos por la boca, y por eso celebran la eliminación del FC Barcelona – gracias a otro equipo, por supuesto, porque saben que ellos jamás lo conseguirían -, conscientes de que entre eso, los Kuipers, ClattenburgsKassais de turno y las juegos malabares con las bolas de los Infantino’s boys, están más cerca de desprestigiar un poco más la competición para mayor gloria del Visir de Chamartín. @Bajarlaalpasto

 

Yo creo en este Barça, ¿y tú?

Este miércoles el Barça se jugará contra la Juventus el pase a semifinales de la Champions League, para lo cual necesitará remontar el 3-0 sufrido en el partido de ida. ¿Creéis que lo conseguirá? Yo también.

Messi_LE

Por motivos familiares alegres (visitas deseadas, comilonas, paseos, running, copas, largas conversaciones, muchas risas…), esta Semana Santa he estado desconectado de las redes sociales, he tenido el blog abandonado y, prácticamente, no he seguido la información deportiva. Es más, el sábado ni vi el partido del Barça contra la Real Sociedad.

Hago esta breve introducción porque ayer por la tarde, una vez que ya había vuelto a la vida normal, tuiteé casi sin darme cuenta lo siguiente:

Y es cierto. La misma noche del desastre de París ante el PSG fui de los culés que pensaba en que se podía remontar o de los que, por lo menos, no íbamos a consentir que nadie nos quitase la ilusión de pelear por conseguirlo. Recuerdo que al día siguiente publiqué el post Yo no me bajo del carro que tuvo mucha repercusión y que, está mal que yo lo diga, a muchos les sirvió para alejar viejos fantasma y creer en lo mismo que yo.

Pues ahora, y tras el nuevo varapalo sufrido en Turín, sigo pensando lo mismo. Y no lo pienso porque sea un esnafrado o porque me haya dado un golpe en la cabeza, sino porque este Barça me ha dado pruebas más que de sobra para que confíe en él. Y porque, como digo habitualmente, con Messi sobre un campo de fútbol siempre sucederá lo que D10S quiera que suceda. Y estoy convencido de ello.

Es más, los que esperan que el miércoles suceda un milagro están equivocados… porque nunca es un milagro que este Barça marque 3, 4 o 5 goles, a no ser que consideremos algo sobrenatural y de origen divino lo que lía Messi habitualmente con el balón en sus pies.

Por eso me reafirmo en que yo creo en este Barça, y más tras haber escuchado a Luis Enrique en la rueda de prensa previa al partido de vuelta contra la Juve (captura de @rubenuria):

ruben_uria

Así es que nadie me va a quitar la ilusión de sentarme este miércoles – tras escuchar el himno puesto en pie como todas las noches de Champions – a ver al partido con mi camiseta y mi bufanda y con la ilusión de clasificarnos para semifinales. ¿Quién más se apunta? Seguro que muchos. ¡VISCA BARÇA! @Bajarlaalpasto

¡Pues claro que hay bolas calientes, botarates!

bolas_calientes

Viernes 17 de marzo, sorteo en Nyon de los cuartos de final de la Champions League, y ¡oh sorpresa! el Real Madrid, contra todo pronóstico, quedó emparejado con un equipo de fútbol. Es más, hubo quien pensó que se trataba de una simulación y que el verdadero sorteo se celebraría unos minutos más tarde.

Pero no. Para la caverna la teoría conspiranoica de la utilización de bolas calientes había fallado, aunque fuese solo por un detallito menor: al Leicester, presunta perita en dulce de los no-bombos, le tocó jugar contra el Madrid, pero no contra el Real, sino contra el Atlético. Lo positivo para los seguidores del equipo inglés es que les sirven las reservas que ya había realizado en hoteles madrileños.

Se rumorea que las primeras declaraciones de Florentino Pérez, acostumbrado a elegir a sus rivales europeos a la carta, fueron: “Exijo a la Uefa que cambie el microondas”, rascándose la cabeza mientras observaba la cara desencajada de su lacayo Butragueño.

Al momento el coro de palmeros de Su Florentineza saltó al ruedo*, vociferando consignas contra los que hablaban de bolas calientes y de sorteos amañados, olvidándose de que el inventor de ese sistema tramposo fue un gran madridista como Saporta, y que el propio Blatter confesó que había sido testigo de dichas manipulaciones.

Repasando los emparejamientos en la Champions del Real Madrid en las últimas temporadas, se puede comprobar que desde 2011 disputó los octavos de final contra Lyon, CSKA, M. United, Schalke 04 (dos años seguidos) y Roma; y los cuartos de final contra Tottenham, APOEL, Galatasaray, Dortmund, Atlético y Getafelsburgo, perdón, Wolfsburgo. Vamos, que hay partidos más interesantes en torneos cuadrangulares que se juegan en las fiestas de muchos pueblos con equipos formados por solteros, casados, veraneantes y lugareños.

Con esto queda demostrado que en las últimas seis temporadas el espíritu de Saporta en los sorteos ha sido más efectivo que el espíritu de Juanito en las pseudoremontadas… o que el bueno de Saporta es más receptivo que el ídolo del madridismo más casposo en las ouijas que montan Roncero, Toñín el torero y otros paniaguados del Visir de Chamartín.

Pero la prueba más evidente de la existencia de las bolas calientes es que este año al Real Madrid le ha tocado el campeón de una liga menor, argumento utilizado por la caverna durante estos tres últimos años para desprestigiar los títulos de Guardiola en la Bundesliga. Así es que tranquilitos y a disfrutar de los caprichos del sorteo. @Bajarlaalpasto

 

*Muestra del coro de palmeros:

roncero_bc

maldini_bc

Chip_bc

marca_bc

látigo_bc

manu_bc

Sorteo de 1/4 de final de la Champions League 2016/2017

champions

Las fechas de los partidos y los canales de televisión en los que se podrán seguir en España son los siguientes:

Martes 11 de abril:
Borussia Dortmund – Monaco. 20:45h. (beIN Sports)
Juventus – FC Barcelona. 20:45h. (TV3/A3)

Miércoles 12 de abril:
Atlético de Madrid – Leicester. 20:45h. (beIN Sports)
Bayern Múnich – Real Madrid. 20:45h. (beIN Sports)
Martes 18 de abril:
Leicester – Atlético de Madrid. 20:45h (beIN Sports)
Real Madrid – Bayern Múnich. 20:45h. (TV3/A3)

Miércoles 19 de abril:
Monaco – Borussia Dortmund. 20:45h. (beIN Sports)
FC Barcelona – Juventus. 20:45h. (beIN Sports)