La necesaria y dolorosa salida de Luis Suárez del Barça

“Nunca digo adiós, porque un adiós significa irse e irse significa olvidar.” – J.M. Barrie, novelista y dramaturgo británico.

Decir de un jugador del Barça que ha sido el mejor de la historia del club en su posición es un reconocimiento al alcance de unos pocos elegidos. Y, en mi opinión, Luis Suárez ha sido el mejor ‘9’ que se ha vestido de azulgrana o, por lo menos, de los que yo he tenido ocasión de ver. Aclaro que cuando digo ‘9’ me refiero al mejor delantero centro goleador, porque si hablásemos solo del portador del número no habría debate (y es que Cruyff está en otro nivel).

Como veterano aficionado culé, he tenido la fortuna de disfrutar viendo jugar y marcar goles desde Krankl hasta el pistolero uruguayo, pasando por Quini, Lineker, Archibald, Romario, Ronaldo, Anderson, Kluivert o Eto’o. Siendo una elección difícil, si tengo que elegir, me quedo con Luis Suárez porque es muy complicado jugar durante seis temporadas en el Barça a un nivel tan alto en una posición tan exigente y convertirse en el tercer máximo goleador de su historia..

Pero, después de la última temporada que acabó para el Barça de una forma tan dolorosa, tras ser aplastados por el Bayern en Champions y consiguiendo un vergonzoso nadaplete, tocaba tomar decisiones y hacer unos cambios en la plantilla que quizás llegaban ya con cierto retraso, si recordamos los sonrojantes fracasos en Roma y Anfield. Pero es que esta sigue siendo la asignatura pendiente de la mayoría de los clubes deportivos: saber cuándo toca renovar las plantillas para adelantarse a los temidos finales de ciclo que todos acaban sufriendo.

En el caso que nos ocupa, la salida de Luis Suárez estaba cantada ya que, aunque seguro que seguirá goleando en su nuevo destino, sus mejores años como azulgrana ya forman parte del pasado. Y es que parte de la grandeza del Barça se explica porque sus descartes pueden ser las figuras en otros muchos equipos. En cambio, de quedarse en Can Barça, pasaría a tener un rol secundario, no teniendo asegurada la titularidad; y eso para un carácter indómito como el del pistolero no es plato de gusto. Sonaba bien que pudiese convertirse en “el nuevo Larsson”, ese perfil de delantero centro suplente que tan bien supo representar el sueco y por el que tanto suspira el barcelonismo. Para ello, Suárez tendría que haber aceptado una bajada drástica de su ficha y aceptar que su hábitat natural iba a ser el banquillo, lo que habría sido lo mismo que meter una bomba de mano en el vestuario, quitarle la anilla y esperar a que explotase.

También es cierto que, como leyenda del club, se le podría haber dado otro trato y haberle enseñado la puerta de salida con más tacto que una simple llamada telefónica. Pero se aprovechó la llegada de un nuevo entrenador para encomendarle ese marrón y a Koeman le correspondió aceptar el desagradable papel de ejercer de verdugo, y ofrecer varias cabezas – entre ellas las de Lucho – a una afición que estaba muy caliente y necesitada de que alguien agitase el avispero para que el equipo, que había acabado la temporada mostrando un encefalograma plano, se reactivase.

Así es que al final la solución adoptada fue, cuando menos, la menos mala para todas las partes: el Barça se desprende de un jugador al que ya le había exprimido todo su mejor rendimiento y así libera una ficha millonaria, el jugador sale con destino a un club donde peleará por conseguir títulos aunque sin la obligación de conseguirlos (eligió el Atleti como pudo ser un equipo de la liga china o de la MLS), y el Atleti, su nueva casa, se asegura un goleador de efecto inmediato y con repercusión mediática.

Como reza la cita del principio del post, a un jugador como Luis Suárez jamás le diremos adiós porque nunca le olvidaremos. Con su entrega y con su goles se ha ganado un sitio de honor en la historia del Barça y en los corazones de los culés, por lo que no queda más que decirle “Hasta siempre Lucho, gracias por tanto.” @Bajarlaalpasto1

El Barça presenta su nuevo proyecto ganador

“Siempre ha creído que si trabajas, los resultados vendrán solos.” – Michael Jordan, jugador de baloncesto.

Después del veranito que nos han dado con la pamema de los proyectos ganadores, los proyectos perdedores, la falta de proyectos y los proyectos según por donde sople el viento, por fin el Barça ha presentado oficialmente, a falta todavía de algún retoque, su proyecto (ganador) en su debut en LaLiga 2020/2021.

El inicio no ha podido ser más atractivo, con una clara victoria por 4-0 ante el Villarreal de Emery, considerado por muchos como el equipo que mejor se ha reforzado en el último mercado de fichajes. Aunque desde la caverna y desde los panfletos digitales financiador por el capo les ha faltado tiempo para salir en tromba a restarle méritos a la victoria del Barça, acusando al submarino amarillo de no haber comparecido en el Camp Nou. En fin, nada nuevo.

Y eso que el once inicial azulgrana que saltó al campo estuvo formado por diez jugadores que habían participado en la lamentable temporada anterior, más el repescado Coutinho. Por lo que se puede deducir que, de momento, el gran cambio de este Barça se encuentra en el banquillo, desde donde Koeman le ha dado una vuelta al sistema, cambiando el manido 4-3-3 por un 4-2-3-1 más adaptado a las características de la plantilla.

Entre las notas que nos dejó el primer partido destaco el descaro y la naturalidad con la que Ansu Fati ha asumido su rol de titular, la participación de Coutinho en el juego de ataque, la jerarquía de De Jong, el inicio de las jugadas desde los centrales, combinando el juego en corto con el desplazamiento saltando líneas, la recuperación de Alba y la implicación de Messi que, una vez que ha dejado aparcado el burofax y el móvil para subir despedidas entre lacrimógenas y reivindicativas, ha demostrado que puede volver a liderar un nuevo proyecto (ganador, por supuesto, como todos en los que ha participado).

Pero, aunque pinta bien, tampoco nos volvamos locos porque esto no ha hecho más que empezar. Habrá que dejar trabajar a Koeman para que implante sus ideas (presión alta tras pérdida, ritmo alto de balón, cambio de posiciones en ataque…), que los jugadores se encuentren cómodos con el nuevo sistema y que los futbolistas talentosos con los que cuenta encuentren las circunstancias idóneas para crecer. Porque el éxito del holandés será el de todos los culés. @Bajarlaalpasto1

El coronavirus explicado con fútbol

coronavirus_fútbol

Julián Cerón Madrigal es un biólogo e investigador que, actualmente, desarrolla su carrera profesional como científico en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge (IDIBELL). Además, es futbolero, pero muy futbolero.

Tanto por su profesión como por su gran pasión, también es un gran viajero, lo que le ha permitido disfrutar de muchos partidos de fútbol en diversos lugares del mundo. Esas experiencias futboleras las ha plasmado en dos libros titulados Raticos de fútbol Raticos de fútbol IIque son dos joyitas que todo futbolero debería tener en su biblioteca.

Y ahora que llevamos estos meses en cuarentena escuchando hablar a todas horas de pandemia, bacterias, virus, test, curva, mascarillas, confinamiento, desescalada… Julián Cerón ha querido explicarnos a los más profanos en la materia todo sobre el coronavirus utilizando términos y símiles futbolísticos. Y así, nos enseñará que una bacteria se puede combatir con un 4-4-2, que Fleming y Cruyff utilizaron el mismo método para descubrir la penicilina y el 3-4-3, que existen test de diversas calidades como Neymar-Griezmann-Dembelé, que para mascarilla efectiva la que utilizó Ballack, o que Flügge nunca jugó de delantero centro en la selección alemana. Increíble.

Los siete post publicados están en su blog Raticos de fútbol y también podéis acceder a ellos a través de estos enlaces:

El coronavirus explicado con fútbol (I)

El coronavirus explicado con fútbol (II): Test, test, test

El coronavirus explicado con fútbol (III): Mascarillas

El coronavirus explicado con fútbol (IV): Números

El coronavirus explicado con fútbol (V): Inocentes

El coronavirus explicado con fútbol (VI): Niños

El coronavirus explicado con fútbol (VII): Los goles de Flügge

Tras publicar el séptimo post, el autor anuncia que, de momento, da por terminada la serie, aunque no descarta en un futuro añadir algún capítulo más. Y se despide con un mensaje de ilusión y esperanza, utilizando una de mis expresiones favoritas: “nos vemos en los bares”. Y si Julián lo dice, yo me lo creo.

 

Fotomontaje que ilustra el post: Maria Cerón Madrigal (www.mariaceron.com)

 

Fútbol contra el enemigo – Simon Kuper

KUPER‘Fútbol contra el enemigo’ es un fascinante viaje alrededor del mundo que realiza su autor buscando los vínculos secretos entre el fútbol, el poder y a la cultura, y que, por algunas oscuras y nunca bien explicadas razones, tardó más de 20 años en editarse en España, como nos cuenta Santiago Segurola en el prólogo.

En 1992 Simon Kuper, tras reunir algo más de 5.000 libras, se lanzó a la aventura de recorrer el mundo durante más de un año para intentar descubrir las conexiones del fútbol con la política, la economía, la religión y su influencia en diversos episodios de la historia. Y así, tras viajar por veintidós países, le dio forma a este apasionante libro, que mezcla lo mejor de la literatura de viajes con un ensayo de geopolítica, todo ello girando en torno al balón con el que se practica el deporte más popular del mundo.

De entre los muchos elogios recibidos por la crítica, me quedo con el que le dedicó de The Times: “Si te gusta el fútbol, léelo. Si no te gusta, también.” Y es que a lo largo de sus 365 páginas publicadas por Editorial Contra, te encontrarás con personajes que son historia del fútbol, como Helenio Herrera, Bobby Robson, Cruyff, Pelé, Roger Milla o Maradona, como con otros que han escrito páginas más o menos borrosas en el último cuarto del siglo XX, como Margaret Thatcher, Pinochet, Videla, Biya o Mandela, lo que lo convierten en una pequeña joya literaria para tener siempre a mano. @Bajarlaalpasto 

 

Este libro forma parte de mi biblioteca #LibrosFutboleros

 

 

Herr PEP – Martí Perarnau

2020-04-25 19.31.11.jpgEl lector de este libro sabrá desde el primer momento con lo que se va a encontrar porque, como reza en el subtítulo de la portada, ‘Herr PEP’es la “crónica desde dentro de su primer año en el Bayern de Münich.” 

Para escribir estas 426 paginas, su autor tuvo acceso, desde el momento del fichaje de Guardiola por el Bayern, al vestuario, al entrenador y a los jugadores, para así poder ofrecernos un relato detallado de la obsesión por el trabajo de Pep y su obstinada búsqueda de la excelencia futbolística.

El libro arranca con un encuentro que tuvieron Guardiola y Kaspárov en Nueva York en octubre de 2012 y recorre toda la temporada 2013/2014 del técnico al mando del equipo alemán: su llegada, su relación con los jugadores, con los dirigentes, las victorias, las derrotas más dolorosas, la adaptación, los cambios de sistemas…

Escrito con una prosa ágil, Perarnau consigue que el lector se enganche de tal forma a la narración que al placer de avanzar en su lectura, se enfrente el drama de acercarse a su final. Y es que la pasión con la que se entrega Guardiola al fútbol está reflejada con toda su intensidad en esta crónica. Para leer, releer y disfrutar. @Bajarlaalpasto

 

Este libro forma parte de mi biblioteca #LibrosFutboleros

 

 

Fiebre en las gradas – Nick Hornby

fiebre en las gradas CORREG.qxd:PlantALBA.qxdConfiesa Nick Hornby en la primera página de Fiebre en las gradas, que “me enamoré del fútbol tal como más adelante me iba a enamorar de las mujeres: de repente, sin explicación, sin hacer ejercicio de mis facultades críticas, sin ponerme a pensar para nada en el dolor y en los sobresaltos que la experiencia traería consigo”. Y es que para el autor de este libro, considerado por muchos el mejor que se ha escrito sobre fútbol, este deporte es toda una forma de ver y estar en el mundo.

A lo largo de sus 341 páginas, en esta pequeña joya editada por Anagrama Hornby nos cuenta en clave autobiográfica su tumultuosa relación con el Arsenal, el equipo de sus amores y sus desvelos, durante más de veinte temporadas. Y como por la pasión que sentía por su equipo, se convirtió en un auténtico esclavo del calendario de la competición, rechazando invitaciones a diversos eventos o comparando la pérdida de un gran amor a la marcha de un jugador fetiche.

Muchos futboleros pensamos como Nick Hornby cuando afirma que “había estado anteriormente en diversos espectáculos públicos… Pero todo aquello no tenía nada que ver con el fútbol”. Y es que es así. Los que no son futboleros jamás podrán entenderlo, a no ser que se lean también este libro. Porque la vida, como el fútbol, es pasión, desencanto, locura, amor incontrolado, odio inexplicable, fidelidad, ternura, lágrimas -ora de emoción ora de desesperación-, viajes, cervezas, risas…

Por ello, tanto si te gusta el fútbol como si amas la literatura, este libro tiene que formar parte destacada de tu biblioteca, no lo dudes. @Bajarlaalpasto

 

Este libro forma parte de mi biblioteca #LibrosFutboleros

 

 

Los Bad Boys del fútbol – Jean Philippe Bouchard

bad-boys“Muchos son los que desearían figurar en estas páginas y se sentirán decepcionados al no haber encontrado en ellas un pequeño lugar… Los criterios de selección para acceder a la familia de los ‘bad boys’ son rigurosos.”

Este párrafo escrito en color rojo sobre fondo negro en la contraportada del libro en la edición de ‘T&B Editores’, ya nos adelanta sin ningún tapujo lo que vamos a encontrarnos a lo largo de sus 253 páginas: la historia de 34 futbolistas sin los cuales la historia del fútbol habría sido otra muy distinta… y, sin duda, mucho más aburrida.

Como destaca Bouchard en la introducción, los ‘bad boys’ son “hijos terriblemente diferentes del fútbol , son camorristas, provocadores, bebedores, ligones, fanfarrones, violentos, paranoicos, geniales, inestables, egocéntricos, excéntricos… Y todos se alzan sobre el pelotón, todos se distinguen del rebaño de los futbolistas bienpensantes.” Vamos, lo mejor de cada casa.

El libro está estructurado en un prólogo firmado por Luis Fernández -un ‘bad boy’ de manual-, una introducción del autor y tres bloques dedicados a “Los genios incontrolados” – como Best, Cantona, Maradona, Stoichkov o Zidane -, a “Los reyes de la provocación” – como Anelka, Chilavert, Gattuso, Kahn o Rooney – y a “Los malos malísimos” – como Gentile, Vinnie Jones, Roy Keane, Simeone o Schumacher.

Escrito en un tono divertido y plagado de anécdotas, es un libro para tener siempre a mano para acudir a él en cualquier momento para ojearlo, releerlo o consultar datos sobre alguno de los carniceros, perdón futbolista, que han hecho del planeta fútbol un lugar tan especial. @Bajarlaalpasto

 

Este libro forma parte de mi biblioteca #LibrosFutboleros

 

 

 

 

Raticos de fútbol – Julián Cerón Madrigal

“El fútbol, como la vida, se disfruta a raticos.”

2019-12-08 18.30.58.jpg

“…, probablemente como tú, cuando estoy en los parques miro de reojo a los niños jugar al fútbol por si se les escapa la pelota y puedo devolvérsela de un buen toque.” Así, con esta declaración de intenciones, finaliza el libro ‘Raticos de fútbol’ de Julián Cerón Madrigal, biológo, investigador, viajero, escritor y, por encima de todo, me atrevo a decir que futbolero porque como confiesa en el prólogo de su libro “cada día que pasa soy más de jugadores que de equipos, y a veces más de jugadas o partidos que de jugadores. En definitiva, soy del juego.”

Esta pequeña joya de 106 paginas ha sido mi descubrimiento literario-futbolero del año. A lo largo de diez capítulos – que recogen cada uno un ratico de fútbol – he viajado, conocido, reconocido y recordado episodios futboleros narrados en primera persona por el autor, quien comparte con el lector sus experiencias personales y partidos vividos, salpicados con referencias históricas, en Guayaquil, Bogotá, Medellín o New Jersey, con otros conocidos por la mayoría de los aficionados, como la final de la Champions 2014 en Lisboa, o los grandes momentos de la selección española en Viena, Johannesburgo o Kiev.

El libro ‘Raticos de fúbol’ lo podéis comprar a través de este enlace en amazon por 8 euros, y toda la información sobre el autor la tenéis en su blog. Desde hace unos días también está a la venta ‘Raticos de fútbol II’, libro que ya tengo tengo en mi poder, esperando para ser devorado.

Nota de agradecimiento: Puedo presumir de tener ambos libros dedicados por cortesía de su autor y, por supuesto, ya ocupan un lugar privilegiado en mi biblioteca futbolera. Gracias Julián 😉

En Twitter: @raticosdefutbol

 

Este libro forma parte de mi biblioteca #LibrosFutboleros

 

 

@Bajarlaalpasto en MARCA

El anuncio realizado ayer por la CONMENBOL de que el segundo partido de la final de la Copa Libertadores que tienen que disputar River y Boca se jugará el próximo 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu revolucionó la redes sociales, y en pocos minutos al asunto se convirtió en trending topic.

Desde la cuenta de Twitter de este blog se publicaron varios tuits opinando sobre el tema y al final del día el diario MARCA recogió en su edición digital “los mejores memes”, que se pueden leer aquí, seleccionando éste de @Bajarlaalpasto.

Mi ’11’ histórico del FC Barcelona

“Después de momentos magníficos, sólo quedan recuerdan inolvidables.” – Leído en alguna parte.

FCB_Histórico

Pues sí, éste es mi ’11’ histórico favorito formado por jugadores que han pasado por el FC Barcelona y de cuales tengo grandes recuerdos. Por supuesto que faltan muchos, como podrían ser Asensi, Simonsen, Krankl, Quini, Lineker, Zubi, Guardiola, Bakero, Stoichkov, Cocu, Luis Enrique, Rivaldo, Dani Alves, Henry, Eto’o, Piqué, Busquets, Luis Suárez… y tantos y tantos grandes futbolistas que han hecho que el Barça sea una referencia en el fútbol mundial.

Seguramente echéis de menos a algún crack, por lo que aclaro que en mi equipo no tienen sitio aquellos jugadores que, al margen de su calidad futbolística indudable, utilizaron la grandeza del FC Barcelona para medrar demostrando no tenerle ningún cariño al club, como Maradona, Ronaldo o Neymar, ni aquellos que fueron capaces de coger el puente aéreo sin ningún rubor para lucir la camiseta merengue, como Schuster, Laudrup o Figo.

Se aceptan comentarios, críticas, sugerencias y que, por supuesto, compartáis vuestro ’11’ a través de este post o de la cuenta de Twitter @Bajarlaalpasto ¿Quién se anima?