‘Leyendas de la Premier’ – Alberto Fernández y Juan Esteban Rodríguez

leyendasSi te gusta el fútbol y eres un loco seguidor de la Premier League, este libro publicado en 2013 por Ediciones Seronda, S.L. tiene que ocupar un lugar preferente en tu biblioteca sobre #LibrosFutboleros. En sus 328 páginas encontrarás, según sus autores, “veinte años de la liga que ha enamorado al mundo a través de sus mejores futbolistas”.

¿Quienes son los protagonistas de este libro? Pues nada más y nada menos que Gerrard, Le Tissier, Cantona, Henry, Drogba, Scholes, Shearer, Schmeichel, Owen, Rooney, Lampard, Giggs, Zola, Adams, Cole, Cristiano Ronaldo, Fowler, Ginola, Vieira y Bergkamp… ¡casi nada al aparato!

Como dice el periodista Fran Guillén en el epílogo, leyendo este libro “el lector tendrá veinte razones más para ahondar en su romance con este fútbol de gradas que silban y aúllan, de la pinta de ‘ale’ y del delirio inesperado”.

Así es que no lo dudéis, amigos lectores, porque en cuanto abráis este libro por la primera página sentiréis que el árbitro ha pitado el inicio del partido y el balón ha empezado a rodar. @Bajarlaalpasto

 

Anuncios

El Madrid también le roba las ‘chuches’ a los niños

“Al que está acostumbrado a robar, le da lo mismo atracar un banco que unas chuches a un niño… y sí, estoy hablando del Real Madrid.” – Tuit en la cuenta @Bajarlaalpasto

penalti1

Para un equipo que llega a una final de Champions gracias a Kassai o que gana tres orejonas siendo sus mejores jugadores Krug, Kuipers o Clattenburg, presentarse en Fuenlabrada para atracar un partido contra un Segunda B es un juego de niños. Y esto es lo que ha hecho esta semana el Real Madrid, reírse en su cara de un equipo inferior al que, aún encima, no le dejaron competir en igualdad de condiciones ni siquiera delante de sus aficionados. Podéis imaginaros que el partido de vuelta en la corrala del Bernabéu les robarán hasta las toallas.

Circunstancia, además, que se repite partido tras partido sin importar la categoría del rival ni la competición que esté disputando. Así en esta temporada, el club merengue lo mismo tira de ayuda arbitral para ganarle al Apoel en Champions que para derrotar al Alavés en liga que para tumbar al Fuenlabrada en Copa. Da igual. En el caso del partido de Copa, por ejemplo, dos jugadas idénticas en ambas áreas se resolvieron con criterio distinto para favorecer al de siempre.

A lo largo de la historia ha habido atracadores que se han hecho famosos por haber cometido un robo, como por ejemplo, Ronnie Biggs cuando asaltó con su banda el tren de Glasgow o el Dioni cuando robó un furgón blindado. Otros caso es el de el Lute, que empezó robando gallinas y de ahí pasó a asaltar una joyería. Pero el caso del Real Madrid es único, ya que es capaz de perpetrar sus fechorías cada tres días sin tener en cuenta la condición de sus víctimas. Y, por supuesto, todo a los ojos del gran público, con la prensa domesticada aplaudiendo con las orejas y con la justicia deportiva silbando melodías.

Robar nunca está bien y siempre es denunciable y sancionable. ¿Pero se os ocurre algo más vomitivo que robarle el bastón a una viejecita o las ‘chuches’ a un niño? A mí tampoco. Pues eso es lo que hace el Madrid jaleado por sus borregos. @Bajarlaalpasto

 

#TheBest carallada… crónica de una gamberrada

maradonaGala, fiesta, espectáculo, luces, marketing… bien bien, todo esto está muy bien. Y si además lo aderezas con famosillos de diverso pelaje y antiguos cracks convertidos en al versión 2.0 del dúo Sacapuntas, como Maradona y Ronaldo (el gordo, no perdón, el bueno), pues Infantino y su troupe ya se garantizaron más de dos horas de audiencia televisiva en prime time para poder pastelear con patrocinadores y demás almas caritativas que pululan alrededor de la FIFA.

Todo eso estaría muy bien  si, por lo menos, el premio más importante y el que mueve todo ese tinglado se lo concediesen a quien más se lo merece, es decir, al mejor jugador. Sí, al mejor jugador, no al máximo goleador ni a quien forma del equipo que ha ganado más trofeos. Sencillamente al que ha jugador mejor al fútbol. Porque los que marcan más goles ya tienen sus premios específicos, y los que ganan títulos ya levantan sus copas.

 

Por eso resulta muy chusco que el premio al mejor jugador de la temporada se lo den a Cristiano Ronaldo, conocido coloquialmente como penaltiman o el achuchabalones. El delantero portugués del Real Madrid, sin duda un buen goleador y un gran lanzador de penaltis inventados, tiene su principal virtud en estar siempre atento a empujar las pelotas – con perdón – que le regalan tanto sus compañeros como el Kassai de turno.

Lo que es indiscutibles es que la vedette de Madeira, cuantos más premios individuales recibe, más alejado está futbolísticamente del auténtico número uno del mundo, como es Lionel Messi. Por eso jamás formarán parte del olimpo de los dioses del planeta fútbol, formado por Di Stéfano, Pelé, Cruyff, Maradona y el propio Messi. También le queda grande la primera fila que está reservada a los discípulos que flanquean a los dioses, como Platini, Zico, Xavi, Zidane, Ronaldinho o Beckenbauer. Y podría estar un escalón más abajo compartiendo honores con Van Basten, Ronaldo, Iniesta, Eusebio, Gerd Müller o Sócrates.

Y con todo eso la gala tampoco fue para lanzar bombas. Es más, podría decir que me he divertido más en algún funeral que viendo esa pamema. Pero Infantino cumplió el objetivo. Florentino Pérez se dio un baño de masas y es misma noche demostró la razón que tenía Butragueño, su pelotari oficial, cuando dijo que era un ser superior, ya que fue capaz de hablar al mismo tiempo en exclusiva y en riguroso directo para varias cadenas de radio.

Por eso seguro que, aunque el título de este post sea un chapurreo entre inglés y gallego, seguro que me entendéis perfectamente cuando me refiero a The Best carallada. @Bajarlaalpasto

Míchel y el jeque, dos caraduras en crisis

“El más eficaz aliado de los sinvergüenzas siempre fueron los enjambres de tontos que hacen el trabajo sucio.” – Arturo Pérez Reverte, escritor y periodista español.

‘Dos caraduras en crisis’ era el título de una función en clave de comedia interpretada hacer unos años por Bertín Osborne y Arévalo. Si la trasladamos al momento actual del fútbol español, habría overbooking de candidatos para representar dicha obra, aunque ninguno ha hecho tantos méritos como Míchel y el jeque que mangonea los destinos del Málaga.

Hay que recordar que en la última jornada de la pasada liga, a la que llegaron jugándose el título Real Madrid – que jugaba en Málaga – y Barça, tanto el entrenador como el presidente, con el apoyo de algún jugador, anunciaron sin ponerse colorados que iban a adulterar la competición – tal y como se denunció en este post – y que el Madrid saldría de la Rosaleda como campeón. Para los desmemoriados, recuerdo las declaraciones previas a partido:

. Míchel, entrenador del Málaga: “Soy más madridista que Valdano” y “Prefiero hacer el pasillo al Madrid que la puñeta”.

. El jeque Al-Thani, presidente del Málaga: “La escoria de Cataluña no olerá el campeonato”.

. Miguel Torres, jugador del Málaga y exmadridista: “No veo al Barça ganando la Liga por una victoria nuestra”.

El partido, como estaba anunciado, resultó un paseo militar para el Real Madrid que se dio un homenaje en la Costa del Sol, mientras Javier Tebas se ponía de perfil y tocaba la pandereta, porque ya sabemos que eso del ‘juego limpio’ queda muy bonito… pero solo en los anuncios.

Por eso resulta muy chusco que ahora los dos caraduras se hagan los ofendidos porque, tras haber sumado el equipo que mal dirigen uno desde el despacho y otro desde el banquillo un punto de 27, en la última jornada de liga un error arbitral les perjudicó en su partido contra el Barça. Por cierto, error arbitral que tuvieron ocasión de remediar con méritos futbolísticos durante 89′, pero ya se sabe que es más fácil hacer tremendismo y sumarse al carro de los metemierda, tal y como hizo MARCA con una bochornosa portada.

Ahora Míchel amenaza con hablar sobre los árbitros y el jeque le pide a la Federación ‘justicia y respeto’. Cuando en nuevo jornadas has sumado un punto de 27, ¡un punto de 27!, lo más prudente es hacer autocrítica, trabajar y buscar soluciones para salir del pozo. Porque Bertín y Arévalo eran dos caraduras en crisis con gracia porque estaban desempeñando un papel; pero Míchel y el jeque son dos caraduras en crisis patéticos, con el agravante de que las consecuencias de sus gracietas las pagará quienes menos se lo merece, los aficionados del club malagueño. @Bajarlaalpasto

MARCA, ‘el diario de todas las aficiones’, se quita la careta

“Dime de qué presumes y te diré de qué careces. ” – Refranero popular

 

El en otro tiempos prestigioso diario MARCA sigue con paso firme su camino cuesta abajo y sin frenos hacia las cloacas del periodismo deportivo. El tan pomposamente autodenominado “el diario de todas las aficiones” ya no puede ocultar que forma parte de la estructura de propaganda diseñada por Florentino Pérez, el todopoderoso Visir de Chamartín, para prestar apoyo y acudir al rescate a toque de corneta siempre que el Real Madrid le necesite.

El paso de Eduardo Inda por la dirección de MARCA, colocado por Pedro J. Ramírez, supuso convertir una de la cabeceras de referencia de la prensa española en un vulgar panfleto al servicio del sensacionalimo y el amarillismo. Por desgracia para la información deportiva, la salida de Inda, el paso de Campillo y la llegada de Juan Ignacio Gallardo fue más de lo mismo, llegando incluso a despedir a Santiago Segurola, un referente del periodismo deportivo de calidad, para fichar a palanganeros de diverso pelaje como Juanma Rodríguez.

La penúltima tropelía cometida por la patulea dirigida por el tal Gallardo – ni él podía llegar a más ni MARCA a menos – es dedicarle la portadita de este domingo a un fallo arbitral que, como no podía ser de otra forma, no favoreció a su querido Real Madrid, sino al FC Barcelona. La jugada en cuestión es clarísima, nadie la discute, pero el tratamiento informativo comparándola con otra similar y mucho más grave es sencillamente vomitivo. Y para que lo voy a explicar con palabras si las portadas están ahí.

marca_trampas

Por un lado, “una ayuda inexplicable” narrada con detalle y recogiendo las quejas del rival cuando favorece al Barça, y un pequeño recuadro con la leyenda “Gol fantasma… y Barça fantasma” ante una de las jugadas que decidió la pasada liga a favor del Madrid… ¡Bravo por Gallardo, plas plas plas! Supongo que Su Florentineza ya le habrá dado un azucarillo y le autorizará, en agradecimiento por los servicios prestados, a que ofrezca una nueva promoción de productos oficiales de la casa blanca, con la que maquillar los números rojos de su empresa.

NOTA: Antes de que empecéis con la matraca de “pues Sport Mundo Deportivo hacen lo mismo”, os recuerdo que ambos medios siempre se han declarado barcelonistas, de la misma forma en que As hace gala de su madridismo… De nada. @Bajarlaalpasto

 

Perdónanos, Paulinho

“La ignorancia es atrevida.” – Domingo Faustino Sarmiento, político, militar y escritor argentino del siglo XIX.

paulinho

Vivimos en un país en el que cualquiera presume de saber más de medicina que los médicos, de economía más que los economistas y, sobre todo, de fútbol mucho más – ¡pero mucho más! – que cualquier técnico. Es más, sólo os recuerdo que el subtítulo de este blog es “Si sé más de fútbol me muero”… así, hasta el fondo y sin anestesia 😉

En el caso concreto del fútbol, las barras de los bares y las redes sociales están llenas de expertos que pontifican sobre el deporte rey, despreciando las opiniones en contra y considerando unos ignorantes a los que osen rebatir sus sesudos análisis. Normalmente, esos predicadores futboleros no han pasado en su vida de haberle dado cuatro patadas a un bote y de haber ganado dos partidas al futbolín.

Este verano el barcelonismo se puso en pie de guerra cuando se empezó a rumorear que uno de los fichajes para esta temporada sería Paulinho, un internacional brasileño que jugaba en la liga china tras un triste paso por la Premier League. Críticas a la directiva, menosprecio a los técnicos y chistes y más chistes sobre quién carallo era ese tal Paulinho… a quien casi nadie había visto jugar.

Ahora, tras solo ocho jornadas de liga y tres de Champions, el centrocampista de la canarinha ha pasado en un tiempo record de ser ‘un tal Paulinho’ a ser tratado como Don José Paulo Bezerra Maciel Júnior. Y lo ha conseguido haciendo lo mejor que sabe hacer: jugando al fútbol y asumiendo su rol como componente de la clase media en un plantillón como tiene el FC Barcelona.

Paulinho no se ha criado en la Massía ni tiene ADN Barça. Pero juega un fútbol fácil, a uno o dos toques, abarca mucho campo, va bien a la presión, roba balones, interrumpe las transiciones del rival, libera a Busquets, llega al área desde la segunda línea y tiene remate a gol. En resumen, es un perfil de jugador que no tenía el equipo culé y que está aportando nuevas soluciones.

No venderá muchas camisetas, ni los niños se pelearán por ser Paulinho, pero seguro que poco a poco sus compañeros se sentirán más arropados con él sobre el terreno de juego. Además, es consciente de que con casi treinta años y prácticamente desahuciado en una liga menor – aunque seguía jugando con Brasil – le ha tocado la lotería fichando por uno de los trasatlánticos del fútbol mundial, y está demostrando que no va a dejar escapar este tren.

Ahora muchos nos hemos subido al carro de Paulinho, yo el primero; y por eso propongo que hagamos un ejercicio de autocrítica, le llevemos la contraria a la cita que encabeza este post y digamos: “Perdónamos, Paulinho, porque no sabíamos lo que decíamos… ni lo que tuiteábamos”. @Bajarlaalpasto

 

Los temas más TOP para cantarle al Barça

manolo_escobarLos episodios políticos que se están viviendo en Catalunya en los últimos meses – que lógicamente tienen repercusión a nivel nacional – han llevado de momento a la proclamación por parte de Puigdemont de una independencia a lo Panenka, que ya está teniendo consecuencias, ciñéndonos en el ámbito estrictamente futbolístico, en el FC Barcelona.

En la pasada jornada de LaLiga, el equipo culé jugó en el Wanda contra el Atlético de Madrid. El equipo fue recibido con miles de banderas españolas, que previamente se habían repartido por los asientos, ondeando al viento mientras miles de gargantas cantaban la célebre canción de Manolo Escobar – quien por cierto era culé – Que viva España. Supongo que ante ese espectáculo a los Oblak, Godín, Savic, Filipe Luis, Carrasco o Griezmann se les quedó la misma cara que a las vacas cuando ven pasar un tren.

Como parece que éste va a ser el recibimiento que se encontrará el Barça en la mayoría de campos que visite, quiero ayudar a los aficionados de los equipos rivales para que, en la medida de lo posible, amplíen el repertorio de canciones, ya que la banda sonora de la historia de nuestra piel de toro está plagada de gorgoritos patrióticos.

Sirva esta pequeña muestra para que cuanto antes todas las aficiones españolas se pongan a ensayar y no desentonen. Por cierto, sólo tenéis que preocuparos por cuidar la voz y afinar las cuerdas vocales, porque del baile sobre el terreno de juego ya se encargarán los futbolistas azulgranas. @Bajarlaalpasto

1.- Que viva España – Manolo Escobar

2.- Banderita – Marujita Díaz

3.- Españolear – Luis Lucena

4.- Cántame un Pasodoble Español – Lolita Sevilla


5.- España de mi alma – Lola Flores

 

¡Silencio Wanda!… Un pistolero anda suelto

“Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad.” – Bertolt Bretch, escritor alemán.

luis_suarez

El pasado sábado se jugó en el Wanda – sí, en el Wanda que son los que ponen la pasta por mucho que se ofendan mis amigos colchoneros – el partido más atractivo de la octava jornada de LaLiga entre el Atlético de Madrid y el Barça, amenizado por un concierto de música de viento que le dedicaron los aficionados del Atleti a Piqué durante 90 minutos. En los prolegómenos, banderas españolas y música de Manolo Escobar, para que al Barça y a Gerard Piqué – el monstruo de dos cabezas de deporte español – les quedase claro que estaban jugando en España… vamos, como si en el equipo culé no hubiesen jugado más españoles que en el rojiblanco. En fin, en su casa cada uno hace el ridículo como quiere.

En lo deportivo, el fútbol rácano al que nos tiene acostumbrado el Cholo – para ese menú  no hace falta sacar la vajilla de los domingos ni el mantel de hilo de la abuela, sino platos de plástico y mantel de papel – consiguió imponerse en momentos de la primera parte al fútbol combinativo y de buen trato al balón de los jugadores de Valverde, llegándose al descanso con un engañoso e injusto 1-0 en el marcador. Ya en la segunda parte el Barça pasó el rodillo, ayudado por la querencia de Simeone de encular a su equipo en su propia área cuando se enfrenta a la maquinaria culé, aunque no consiguió la igualada hasta los minutos finales.

El tanto del empate lo logró Luis Suárez, rematando picado de cabeza un gran centro de Sergi Roberto, y lo celebró mandando callar al público del Wanda. La pena fue que un par de minutos después tuvo a unos centímetros de su bota el haber marcado el gol de la victoria, con lo que sospecho que nos perdimos una celebración que prometía ser épica.

A partir de ese momento, como si un ser superior hubiese activado un interruptor, la caverna se lanzó a degüello contra el goleador azulgrana, llegando a pedir incluso sanciones por su gesto hacia el público. Y de ahí mi cita del principio de este post dedicada a la hipocresía.

Y es que la doble moral cavernícola es sencillamente sonrojante. Que Raúl mandase callar al Camp Nou, o que Cristiano Ronaldo hiciese lo mismo en el Calderón no escandalizó a los mismos medios de comunicación palanganeros que ahora se llevan las manos a la cabeza. Incluso cuando Mandzukic hizo el mismo gesto también en el Camp Nou se interpretó como que “había hecho un Raúl”… ¡menuda risas!

 

En fin, que Luis Suárez mandase callar al público del Wanda por haberse pasado todo el partido silbando a un deportista ejemplar como Piqué, no es nada comparado con la colección de desplantes protagonizado por las más grandes estrellitas y vedettes merengues en diversos campos, como recoge @Zona_Blaugrana en este mosaico. Ahora entendéis mejor lo de la hipocresía, ¿verdad? @Bajarlaalpasto

zona_blaugrana

 

 

‘El joven Cruyff’ – Jan Eilander

el_joven_cruyffInteresante libro publicado por Ediciones B, S.A. en 2013 en el que el autor nos cuenta la infancia del pequeño Johan en un barrio de Amsterdam y su pasión por el fútbol y por el Ajax. Esos antecedentes, sumados a su talento y a sus ganar de llegar a ser el mejor futbolista del mundo, ayudan a entender cómo Cruyff ha sido el único capaz de revolucionar dos veces el fútbol mundial, primero como jugador y después como entrenador.

Mal estudiante, inquieto y travieso, lo que más le gustaba al joven Johan era ayudar a su tío en los trabajos de mantenimiento que realizaba en De Meer, el antiguo estadio del Ajax. Con diez años consiguió ingresar en el club de sus sueños y poco a poco su nombre fue sonando entre los cazatalentos del fútbol holandés.

Al final del libro su autor Jan Eilander confiesa que El joven Cruyff  “es la historia novelada de la juventud de Johan Cruyff”. Es decir, partiendo de datos reales de la biografía del Flaco, Eilander elabora un retrato en el que aparecen personajes ficticios y episodios tratados bajo su prima personal.

Sin duda es un libro muy interesante para conocer un poco más la figura de Johan Cruyff, destacando también que una parte de los beneficios de esta publicación está destinada a la labor humanitaria de la Cruyff Foundation. @Bajarlaalpasto

Messi ridiculiza a la caverna

“Hay cosas que Dios ha hecho mal. A todo le puso límites menos a la tontería.” – Konrad Adenauer, político y canciller alemán.

chiringuito

Mientras el Planeta Fútbol se sigue frotando los ojos ante la enésima exhibición protagonizada por Leo Messi – quien con su hat-trick ante Ecuador levantó el match-ball en contra que tenía la selección argentina y consiguió la clasificación directa para el Mundial de Rusia -, aquí en España un grupo de botarates, tan pequeño como ruidoso, se empeña en poner en duda el triunfo de la albiceleste, llegando incluso a acusar a los ecuatorianos de dejarse ganar. Así, sin pruebas y sabiendo que gozan de impunidad para poder seguir concursando en ver quién dice la burrada más grande.

Aclaro que, personalmente, creo que Argentina tendría que haberse clasificado con tiempo y no haber llegado a la última jornada con el agua al cuello; pero no es menos cierto que hubiese sido dramático para el fútbol argentino no conseguir el billete para ir a Rusia. Y de ahí la importancia de lo que hizo Messi.

 

jfelixx

Por eso resulta sonrojante que algún pseudoperiodista argentino con afán de protagonismo y varios palanganeros españoles que hablan por boca de quien les da de comer, nieguen la evidencia e intente minimizar una nueva demostración del D10S del fútbol actual y, probablemente, de la historia. En el caso de los de aquí resulta vomitivo porque lo que le mueve es su odio a todo lo que huela a Barça y por eso están en permanente campaña para desprestigiar al crack argentino.

Y es curioso que quienes consideran a Andorra el Brasil del 70 o a las Islas Feroe como la naranja mecánica de Rinnus Michel, afirmen que marcarle tres goles a selección ecuatoriana es una chufla. Porque, el jugador que los ha marcado es el mismo que le ha hecho más de veinte goles al todopoderoso Real Madrid, ¿o es que el equipo merengue también presenta una defensa de futbolín cuando juega contra Messi? ¿o es que no habéis pensado que es la magia de Messi la que consigue que las defensas rivales caigan a su antojo?

ecuador_manu

Pero nada, podéis estar seguros de que esta panda de botarates seguirá a lo suyo, campando a sus anchas por platós de televisión y micrófonos de radio en un delirante concurso de demostrarle a su amo quién es más arrastrado y quién consigue generar más cantidad de alfalfa para tener manso al rebaño de borregos que le sigue. Un día más sigo escuchando sus balidos… ¡Beeeee, beeeee, beee!!! @Bajarlaalpasto