Yo creo en este Barça, ¿y tú?

Este miércoles el Barça se jugará contra la Juventus el pase a semifinales de la Champions League, para lo cual necesitará remontar el 3-0 sufrido en el partido de ida. ¿Creéis que lo conseguirá? Yo también.

Messi_LE

Por motivos familiares alegres (visitas deseadas, comilonas, paseos, running, copas, largas conversaciones, muchas risas…), esta Semana Santa he estado desconectado de las redes sociales, he tenido el blog abandonado y, prácticamente, no he seguido la información deportiva. Es más, el sábado ni vi el partido del Barça contra la Real Sociedad.

Hago esta breve introducción porque ayer por la tarde, una vez que ya había vuelto a la vida normal, tuiteé casi sin darme cuenta lo siguiente:

Y es cierto. La misma noche del desastre de París ante el PSG fui de los culés que pensaba en que se podía remontar o de los que, por lo menos, no íbamos a consentir que nadie nos quitase la ilusión de pelear por conseguirlo. Recuerdo que al día siguiente publiqué el post Yo no me bajo del carro que tuvo mucha repercusión y que, está mal que yo lo diga, a muchos les sirvió para alejar viejos fantasma y creer en lo mismo que yo.

Pues ahora, y tras el nuevo varapalo sufrido en Turín, sigo pensando lo mismo. Y no lo pienso porque sea un esnafrado o porque me haya dado un golpe en la cabeza, sino porque este Barça me ha dado pruebas más que de sobra para que confíe en él. Y porque, como digo habitualmente, con Messi sobre un campo de fútbol siempre sucederá lo que D10S quiera que suceda. Y estoy convencido de ello.

Es más, los que esperan que el miércoles suceda un milagro están equivocados… porque nunca es un milagro que este Barça marque 3, 4 o 5 goles, a no ser que consideremos algo sobrenatural y de origen divino lo que lía Messi habitualmente con el balón en sus pies.

Por eso me reafirmo en que yo creo en este Barça, y más tras haber escuchado a Luis Enrique en la rueda de prensa previa al partido de vuelta contra la Juve (captura de @rubenuria):

ruben_uria

Así es que nadie me va a quitar la ilusión de sentarme este miércoles – tras escuchar el himno puesto en pie como todas las noches de Champions – a ver al partido con mi camiseta y mi bufanda y con la ilusión de clasificarnos para semifinales. ¿Quién más se apunta? Seguro que muchos. ¡VISCA BARÇA! @Bajarlaalpasto

Anuncios

Luis Enrique apuesta por el 3-4-3

luis-enriqueSe preguntaba Johan Cruyff cuando era entrenador por la necesidad de jugar con tres o cuatro defensas cuando los rivales se presentan con uno o, como mucho, dos delanteros. Y argumentaba que, si no hacían falta tantos defensas, siempre podía alinear más jugadores creativos o atacantes para mantener el balón y generar más peligro. Ya han pasado muchos años y el debate sigue de actualidad.

Este verano el Barça facilitó la salida de Dani Alves del puesto de lateral derecho, y no ha fichado a nadie para suplir esa ausencia. El motivo: que Luis Enrique, aunque no llegó a jugar a las órdenes de Johan Cruyff, defiende el legado del maestro.

Me explico: el técnico culé le ha ofrecido a Sergi Roberto una plaza en el once titular del FC Barcelona, pidiéndole que realice un esfuerzo defensivo cuando el equipo no tiene el balón, a cambio de asegurar la posesión y el dominio de los partidos aprovechando su calidad en la elaboración de las jugadas de ataque.

Con esta apuesta se pueden producir dos variantes – dependiendo de si está o no el canterano -, ambas encaminadas a jugar con 3-4-3:

1.- Sin Sergi Roberto: tomamos como ejemplo el último partido contra el Deportivo. Tres centrales de inicio (Mascherano-Piqué-Mathieu), con Arda ocupando la banda derecha con presencia en la creación y con Digne por la izquierda, más pendiente de doblar y de ofrecer salida a Neymar que de defender. Suficiente para frenar los inocentes ataques gallegos.

2.- Con Sergi Roberto: “falso” 4-3-3 de inicio con, por ejemplo, S. Roberto-Piqué-Umtiti-Alba, pero que con el balón en su poder se convierte en el ansiado 3-4-3 al incrustarse Busquets en el medio de los centrales; estos se abren y adelantan la línea hasta casi el medio del campo, Rakitic bascula al centro para ayudar a Iniesta en la elaboración, ayudados por  los dos jugadores de banda ofreciéndose para aportar soluciones, y arriba la MSN.

Cualquiera de las dos opciones suena bien, ¿verdad? Porque además del centro del campo hacia adelante pueden intercalarse en varias de esas posiciones jugadores de la categoría de Denis Suárez, Arda, Andre Gomes, Rafinha, Alcácer…

Este planteamiento seguro que tiene éxito en forma de victorias en la mayoría de partidos que juegue el FC Barcelona. Pero está por ver si es efectivo para afrontar los encuentros más exigente que se planteen durante la temporada, tanto en liga como sobre todo en Champions. De momento, parece que Luis Enrique apuesta por el 3-4-3… ¿hasta cuándo? @Bajarlaalpasto

 

¡Tremendo doblete!

barça campeón copaEl Barça de Luis Enrique le da una vuelta más al columpio y firma un espectacular registro de 7 títulos conseguidos de 9 disputados, una barbaridad. Si en al tramo final de liga se sobrepuso a un bache inesperado para ganarla en el último partido, ahora ha levantado la Copa del Rey imponiéndose a un gran Sevilla tras jugar una hora con un jugador menos por la expulsión de Mascherano.

Partidazo de todo el equipo, con especial protagonismo para Piqué, Iniesta y Messi que asumieron galones y demostraron su capacidad de liderazgo en los momentos más complicados de la final.

Así es que ni esteladas ni triste doblete ni demás mamarrachadas difundidas por la caverna para intentar enturbiar una auténtica fiesta del fútbol, como es la final de la Copa del Rey. Y triunfo del fútbol y solo del fútbol, el que se juega intensamente sobre el campo y se vive con pasión en las gradas y a través de la televisión.

Y enorme el Sevilla, tanto sus jugadores como sus aficionados, que solo se quedó a un paso del título porque enfrenta tenía a un FC Barcelona que no se cansa de ganar. De ahí el mérito de Luis Enrique y de sus futbolista, que ya lo han ganado todo, han pulverizado todos los registros, pero siguen compitiendo como si fuesen debutantes. Mientras mantengan esa actitud, los gurús que llevan años proclamando el ‘fin de ciclo’ de los azulgranas seguirán haciendo el ridículo. Pobres botarates. @Bajarlaalpasto

 

 

¡Que se acabe el ‘Pedrogate’!

pedroUn verano más con la misma cantinela: un jugador que filtra que se quiere ir aunque declara que se quiere quedar, su club que no le quiere dejar marchar si no es a cambio del pago de la cláusula, y varios carroñeros que acuden ráudos a intentar sacar tajada de la situación.

Y esto es lo que ha pasado con Pedro. El delantero quiere jugar más minutos y, ante la dificultad que eso supone en el Barça al estar detrás de Messi-Suárez-Neymar, se deja querer por otros clubes. Al mismo tiempo, su entrenador manifiesta que cuenta con él y que no quiere que se marche, por lo que la directiva toma la única decisión posible: Pedro se queda a no ser que quien lo quiera pague su cláusula de rescisión de contrato. Así de simple.

Lo ideal hubiese sido que esta situación se hubiese arreglado a principios de la pretemporada, porque así Luis Enrique ya sabría si contaba con Pedro o no. Hasta el momento al jugador se le ha visto nervioso y precipitado sobre el campo, seguramente por la inquietud que le provoca esta situación. Quiere jugar, cree que merece más minutos… pero quien supuestamente se los va a dar tampoco está dispuesto a solar la pasta.

Resumiendo, que si cualquiera de los Manchester – United y City – realmente quiere fichar a Pedro, que pongan 30 millones de euros encima de la mesa y el canario hará las maletas. Ahora parece que también el Chelsea de Mourinho se interesa por el jugador, con lo que parece que el ‘Pedrogate’ continuará…

Y el Athletic fue superior

adurizTras la sonrojante derrota por 4-0 en el partido de ida de la final de la Supercopa de España disputado en San Mamés, el Barça necesitaba una remontada histórica para sumar el quinto título del año y así poder optar a conseguir su segundo sextete. Pero después de un inicio prometedor con dos ocasiones seguidas – remate fallido de Pedro y disparo de Piqué al larguero – el Athletic se fue acomodando en el campo viendo como el reloj corría a su favor.

El Barça salió con su equipo de gala, pero se notó en exceso que todavía estamos en agosto y ni las piernas ni la cabeza están su mejor momento. Para remontar hacía falta que el balón corriese rápido de un lado a otro, que los laterales y los interiores se incorporasen y llegasen por sorpresa a las posiciones de ataque, y que los puntas estuviesen especialmente inspirados. Y nada de esto sucedió, al menos hasta el filo del descanso, cuando una llegada de Mascherano rompió a la defensa bilbaína y permitió a Messi marcar y llevar la ilusión a la grada.

Pero la segunda parte comenzó sin grandes novedades y los hombres de Luis Enrique no eran capaces de generar ocasiones de peligro. Hasta que llegó la jugada que ya terminó de matar la final, como fue la expulsión de Piqué por dirigirse a un juez de línea protestando una acción anterior al grito de, según recogió el árbitro en el acta, ‘me cago en tu puta madre’.

A partir de ese momento, con un jugador menos unido al cansancio acumulado, el Barça bajó los brazos y el Athletic se estiró, lo que le permitió igualar el marcador con un tanto de Aduriz que se convirtió en el auténtico protagonista de la final. Impresionante el veterano ‘9’ rojiblanco.

En el cómputo global de los dos partidos el equipo Valverde fue superior, tanto en intensidad como en colocación sobre el campo, y en el primer encuentro supo aprovechar sus ventajas y sentenciar a un Barça blandito que dio la impresión de presentarse en San Mamés con la toalla y las chanclas de la playa.

Y así merecidamente el Athletic volvió a levantar un trofeo 31 años después, dejando además la sensación de que puede convertirse en la sorpresa de la liga.