La caverna vomita bilis contra Luis Enrique

«La grandeza inspira envidia. La envidia engendra rencor. El rencor genera mentiras.» – JK Rowling, escritora británica.

Han pasado casi diez años desde la última gran victoria de la selección española, tras el periodo mágico entre 2008-2012 en los que dominó el planeta fútbol ganando dos Eurocopas y un Mundial desplegando un fútbol espectacular, y ahora que vuelve al primer plano y disputará el título de la segunda Nations League contra Francia, actual campeona del mundo, la afición vuelve a estar dividida. Y, tristemente, vuelven a ser los mismos que antes de 2008 organizaron una cacería contra el seleccionador Luis Aragonés los que ahora vuelven a la cargan para atizarle a Luis Enrique, y por el mismo motivo: plantarse para dejar que la selección española deje de ser una sucursal de la cochiquera madridista.

Y así, si en su momento Luis Aragonés tomó la decisión deportiva de prescindir de Raúl, de profesión capitán del Real Madrid y manipulador de vestuarios, para apostar por Fernando Torres y Villa, en la última Eurocopa Luis Enrique decidió que ningún jugador del Madrid daba el nivel para acudir a la cita en la que el combinado nacional volvió a la élite, llegando a disputar la semifinal y siendo injustamente eliminada contra la futura campeona, Italia. Y eso en los estercoleros mediáticos de la capital jamás se lo perdonaron.

La primera factura que le quisieron cobrar al técnico asturiano fue por la ausencia de Sergio Ramos en la convocatoria, cuando el camero estaba lesionado y prácticamente llevaba todo el año sin jugar, situación que se ha prolongado hasta la fecha. Pero daba igual, e incluso algún pesebrero prefirió meter su dignidad en el cubo de la basura, para exigir que el capitán merengue tendría que acudir a la cita europea por su capacidad para ejercer como líder. A partir de ahí ya todo valió, y el nazionalmadridismo salió en tromba para criticar a Luis Enrique por no haber llevado a un lateral derecho próximo a la cuarentena, al cuarto central del Madrid, a un centrocampista medio tocado del Betis o a un delantero del Celta que lo único que demostró en su carrera es que solo ha rendido a alto nivel en el club vigués. Como si llevar a esos cuatro (buenos) futbolistas hubiese mejorado el gran resultado final en el torneo.

Y ante la final-four de la Nations League, a la que España llegó tras dejar por el camino a la todopoderosa Alemania, volvieron las críticas feroces contra el seleccionador. Por un lado, por no haber llamado a ningún jugador del Madrid, como si hubiese alguno que se lo mereciese, como el tal Nacho, cuyo único mérito es ser capaz de jugar mal en varias posiciones, o Lucas Vázquez, una medianía que tendría difícil despuntar en una liga de peñas. Y menciono a estos dos tuercebotas, porque reclamar la presencia de Ausencio, perdón Asensio, o Isco parece una broma pesada. Y por otro la convocatoria de Gavi, un chaval de 17 años al que Koeman ha subido al primer equipo del Barça, y al que desde los panfletos capitalinos han atacado, argumentando que tenía por delante a Luis Alberto, a Brahim Díaz o que hasta el españolista Darder – ¡Darder! – reunía más méritos.

Pero la brillante victoria de la selección ante la Italia eurocampeona, que además jugaba en su casa, con Gavi de titular y con un atractivo 4-3-3 basado en la posesión, la presión alta y en jugar en campo contrario y con falso nueve, demostró que la caverna nunca descansa. Y así, después del partido se sucedieron los comentarios críticos, insistiendo en que Luis Enrique es un provocador, que la selección está formada por jugadores mediocres y de perfil bajo, e incluso algún atolondrado llegó a afirmar que, ante la final, hay más cosas que le unen a Francia que a España. Por supuesto que esta basura que trabaja en los medios es la misma que de vez en cuando reparte carnets de españoles buenos y malos, y son los mismos que durante años organizaron una cacería contra Piqué porque, según sus cerebros podridos de odio, era un indepe que no sentía los colores.

Por cierto, recordarles a esos botarates que aseguran sin ponerse colorados que la selección está formada por futbolistas de perfil bajo que el once titular que presentó Luis Enrique contra Italia estuvo formado por el portero del equipo campeón de la Supercopa y finalista de las dos últimas Copas del Rey, dos defensas del equipo que ganó la Champions, otro la Premier y el cuarto la Europa League; un centro del campo con un campeon de LaLiga, otro de la Copa y el tercero titular y revelación del Barça; y una delantera con un ganador de la Premier, un jugador del PSG y otro de la Real Sociedad, actual colíder de LaLiga.

En resumen, la caverna ya tiene escrito el relato, independientemente de lo que suceda en la final contra la Francia campeona del mundo: Si la selección pierde, a Luis Enrique le atizarán más que a una estera; si gana, dirán que la Nations League es un torneo menor. Y es que la caverna hará todo lo posible para deshacerse de un seleccionador que los ningunea y que presume públicamente de saber más de fútbol que ellos, algo que no le ocurriría discutir ni a quien asó la manteca. Pero, por suerte para el fútbol español, por lo menos hasta el Mundial de Qatar tendrán que tragar con el técnico asturiano, así es es recomendable que hagan acopio de Almax, Primperán, Lexatín y Hemoal para pasar estos meses de la forma más digna posible. @Bajarlaalpasto1

Las plañideras de Cristiano Ronaldo

«Soy de un tiempo en el cual hacer el ridículo era algo que se evitaba, ahora es un objetivo a alcanzar». – Rosana Hermann, escritora brasileña.

edu_aguirre

Después de nueve años en los que la caverna, siguiendo las consignas de su amo Florentino Pérez, no paró de ensalzar y de proteger a Cristiano Ronaldo hasta el vómito, la espantada protagonizada este verano por la vedette de Madeira ha provocado que muchos de esos palanganeros -no todos- se olviden de todas las mamarrachadas que han escrito o dicho en sus prostíbulos mediáticos.

Por eso muchos de los gusanos de la (des)información que viven de ejercer un periodismo deportivo nauseabundo, que justificaron todas las agresiones protagonizadas por el niño bonito del madridismo y que no dudaron en promover campañas vergonzantes como la de las caretas para mayor gloria del achuchabalones, ahora miran para otro lado y silban melodías aunque sus carreras ya han quedado emponzoñadas para siempre, y seguirán viviendo de hacer el gilipollas mientras Florentino no se aburra de juguetear con el Madrid, su juguetito preferido, se marche para su casa y tengan que sellar esos estercoleros que rezuman purín en los que dan rienda suelta a sus barrabasadas.

manu_sainz

Dentro del grupo de fieles a Míster Portugal destacan Edu Aguirre y Manu Saínz, dos palanganeros que se disputan el dudoso honor de ver quien es más genuflexo ante su amo . Estos dos botarates sin el más mínimo sentido del decoro lo mismo van a desearle suerte al portugués antes de jugar contra España en el Mundial, que viajan hasta Turín a limpiarle los mocos a su hijo mayor, o siguen defendiendo sus agresiones, como la última protagonizada hace dos días en el partido de Champions que la Juventus disputó en Mestalla y que acabó con Ronaldo (el malo) gimoteando camino del vestuario.

Y es que da igual. Cuando uno decide convertirse en felpudo es que ha aceptado aparcar la dignidad y que lo pisoteen. No sé qué ven por las mañanas estas dos plañideras cuando se ponen delante del espejo, pero debe compensarles cuando van al cajero y comprueban el saldo de sus cuentas corrientes. @Bajarlaalpasto

 

En defensa de Sergi Roberto

SR falta

Para empezar, una par de aclaraciones: ni Sergi Roberto necesita mi defensa ni pretendo con este post disculpar el juego duro. Dicho esto, también quiero dejar claro que Sergi Roberto no es un futbolista agresivo, ni violento, ni mucho menos malintencionado. Es más, esta temporada Sergi Roberto es el futbolista de LaLiga que recupera más balones con menos faltas cometidas.

El pasado jueves, durante el partido de ida de semifinales de Copa del Rey que disputaron Barça y Valencia, es cierto que el lateral azulgrana cometió una entrada peligrosa sobre Andreas Pereira, a consecuencia de la cual el portugués resultó lesionado. La entrada, que se produjo durante la disputa de un balón, fue dura, a destiempo, evitable y merecedora de tarjeta roja. El árbitro, parece que a instancias del línea, interpretó la jugada como falta y tarjeta amarilla. Y a partir de ahí, la caverna ya se lanzó a degüello sobre su presa, Sergi Roberto.

superdeporte

Tras el ridículo firmado por el Madrid en Liga y Copa, y a la espera de ver si se libran de un tercer ridículo en Champions, ahora el trabajo de los palanganeros mediáticos consiste en enfangar la gran temporada que está firmando el FC Barcelona, con una consigna clara: todo vale. Y así en estos días se han cebado en la figura del canterano culé, llegándole a comparar con los peores carniceros de la historia del fútbol, muchos de los cuales han pateado rivales enfundados en la camiseta merengue. También es digna de mención la vomitiva portada de un panfleto que denigra la profesión de periodista y que reproduzco.

Entiendo perfectamente que la caverna se indigne ante la entrada en plancha de Sergi Roberto, aunque no es la primera vez que se les enciende el pelo por una plancha suya. Y es que hay que recordar que la vez anterior en la que Sergi Roberto disputó un balón con su pie en alto no provocó una lesión, sino miles de perforaciones de ojetes muchas de las cuales todavía están sin cicatrizar. ¿Recordáis la jugada a la que me estoy refiriendo? Pues eso. @Bajarlaalpasto

SR

 

Manolo Lama y Manu Sainz, dos profetas de pacotilla

«Da de bofetadas a todos los vates, profetas, adivinos, agoreros y pronosticadores.» – Giordano Bruno, astrónomo, filósofo, matemático y poeta italiano.

marca

Allá por el mes de agosto el madridismo se las prometía muy felices. Tras haberle ganado claramente la Supecopa de España al FC Barcelona, todo era euforia y optimismo en la Casa Blanca, mientras que en Can Barça cundía el pesimismo y los más agoreros ya tenían preparado el bidón de gasolina y las cerillas para plantarle fuego a todo, empezando por el presidente y acabando por el utillero.

Florentino Pérez había demostrado que era un gran director deportivo, consiguiendo los fichajes de las grandes promesas del fútbol mundial, como Theo Hernández, Vallejo, Llorente y Dani Ceballos, mientras que Bartomeu era el hazmerreír de los propios aficionados culés por, entre otras operaciones, haber dejado escapar a Neymar  , no haber traído a Coutinho y haber fichado a un entrenador de perfil medio, a un tal Paulinho procedente de la liga china a precio de semicrack y a un  imberbe Dembelé por un saco de millones.

Ante este panorama, los merengues, espoleados por los voceros de la caverna, comenzaron a celebrar el título de liga ya en la primera jornada. La visita del Madrid a Riazor, saldada con un contundente 0-3, sirvió para lanzar las campanas al vuelo y para empezar a desprestigiar a sus rivales, tal y como se refleja en el tuit publicado por Manolo Lama, popularmente conocido como el humilla mendigos.

Solo una jornada más tarde, otro botarate como Manu Sainz,  el fiel mamporrero de Cristiano Ronaldo, tuvo el atrevimiento de anunciar el declive de Leo Messi, haciendo una demostración práctica de lo que jamás debe hacer un periodista. Y es que con ese tuit quedó claro que cuando uno sufre una diarrea mental lo más aconsejable es apagar el móvil y abstenerse de tuitear.

Finalizada la primera vuelta de LaLiga ya sabemos lo que ha sucedido. El Barça de Bartomeu, Valverde, Messi y Paulinho es líder después de 19 jornadas, tras haber sumado 16 victorias y 3 empates, y el Real Madrid de Florentino, Ceballos, Lama y Sainz está situado en cuarta posición a 19 puntos – ¡19 puntos! – de su gran rival, celebrando el título de campeón de invierno de las primeras partes, instaurado esta temporada por la caverna. Entre ambos, el Atleti y el Valencia que han firmado una más que notable primera mitad de la competición.

Ahora el bidón de gasolina y la cerillas han cambiado de mano, y hasta los merengones más recalcitrantes ya le están exigiendo a Florentino Pérez que fiche a figuras de verdad, se deje de mingas frías que todavía tienen que tomar muchas tazas de caldo y corte las cabezas que tenga que cortar, incluida la del autoproclamado mejor futbolista de la historia.

Ante el inicio de la segunda vuelta habrá que estar atentos a lo que tuitean estas dos lumbreras porque, no tengáis ninguna duda, sucederá justo lo contrario de lo que pronostiquen. Es lo que ocurre cuando utilizas el título de periodista para envolver el bocadillo y te conviertes en una marioneta. @Bajarlaalpasto

Nota: la composición con los dos tuits que ilustra este post circula por Twitter, pero desconozco su autor (disculpas).

 

El Madrid ya solo celebra mamarrachadas

«Los sabios hablan porque tienen algo que decir; los tontos hablan porque tienen que decir algo.» – Platón, filósofo griego.

liga

Podría entender que para los seguidores del equipo que ha ganado más mundiales que Brasil y que cuentan con el autoproclamado mejor jugador de la historia, acabar la primera vuelta de la liga en la cuarta posición, a 19 puntos puntos del líder el FC Barcelona, les haya ocasionado una diarrea mental que no les permite razonar.

Y digo «podría» porque, conociendo el pelaje de los predicadores y profetas que (des)informan sobre la actualidad del Real Madrid, mucho me temo que esa falta de raciocinio está más bien motivada por la indigencia intelectual que les caracteriza. Es más, si leyesen la frase que encabeza este post seguro que preguntarían «y ese Platón, ¿jugó en Panathinaikos o en Olympiacos?»

Por eso no me extraña que, ante la sonrojante primera vuelta firmada por su equipo, intenten lavarle la imagen para contentar a su amo, sin importarles quedar como auténticos analfabetos funcionales defendiendo lo indefendible. Y es que la última ha sido de traca.

La perogrullada que se les ha ocurrido ha sido la de hacer una clasificación ¡con los resultados conseguidos en las primeras partes! Y de ese estudio absurdo ha salido que su Real Madrid sería líder de dicha clasificación. Pues nada, ¿y ahora qué pretenderán? ¿celebrar esa mamarrachada con una rúa y acabar en Cibeles? Lo gracioso es que si solo se tuviesen en cuenta los resultados de las segundas partes, el cuadro merengue estaría fuera de los puestos europeos y flirteando con el descenso. Vamos, otra gilipollez.

Lo chusco es que los defensores de esta pamema son los mismos que alardeaban la temporada pasada de ganar partidos en el minuto noventa y ramos, y quienes también presumen de que «noventa minuti en el Bernabéu son molto longos», como dijo su idolatrado Juanito, quien, de seguir las cosas así, seguro que será invocado para una nueva ouija para ayudarles a conseguir la clasificación, cuanto menos, para la Intertoto.

Y es que si Zidane en su primera temporada en el Real Madrid fue para la caverna el campeón moral de la liga, ahora suma a su palmarés el título de campeón de invierno de las primeras partes. Lo triste es que la borregada merengue, lejos de hacer autocrítica, traga con la alfalfa que le suministra la caverna, que ya está maquinando el término con el que camuflarán una posible eliminación en la Champions ante el PSG, y que bien podría ser «el Madrid cesa temporalmente su idilio con la orejona». @Bajarlaalpasto

 

MARCA pasa de la Copa y enmierda #LaLiga

marca_copaHay medios de comunicación que no tienen ninguna superioridad moral – NINGUNA – para darle lecciones a nadie. Y es que el mayor o menor número de lectores o de visitas o de ventas o de clicks no es un parámetro válido para ejercer esa labor ejemplificadora. Por supuesto que es importante para conseguir ingresos por publicidad,  aunque, en el caso que nos ocupa, ese dinero después se (mal)invierta en pagar a bocachanclas para que escriban al dictado y así convertirse en un mero órgano de propaganda de una causa espuria.

Porque a eso es a lo que se dedica MARCA, el autodenominado diario de todos los deportes y de todas las aficiones, convertido ya hace años en un vulgar panfleto, lejos de su pasado prestigioso: a inventarse exclusivas, a dar falsas noticias sobre fichajes, a ignorar a los protagonistas de la actualidad deportiva, a pasarle la mano por el lomo al poder, a poner de patitas en la calle a periodistas solventes con criterio propio para hacerle un hueco a analfabetos funcionales dóciles con la mano que les da de comer… vamos, lo que viene siendo un máster sobre periodismo de alcantarilla.

Y su última portada lo vuelve a demostrar. MARCA, uno de los medios que se dedican a repartir carnets de españoles buenos y malos, demuestra que la Copa del Rey le importa un carallo, aunque después se ponen muy dignos si en la final se pita el himno durante unos segundos. A la Copa del Rey se le demuestra respeto disputándola y dándolo todo sobre el campo, como hicieron Lleida y Formentera, aunque eso solo les haya servido para ocupar una esquina en el periódico de todas las aficiones.

¿A cambio de qué? ¿qué noticia hubo más importante para enviar al Lleida y al Formentera al rincón del olvido? Pues ninguna. Sólo la enésima parida en forma de un fichaje futurible, ¡cómo no!, del Florentino’s Team, para así tener contentos a los borregos con su dosis diaria de alfalfa. Y, para no dejar ningún cabo suelto, el protagonista ha sido el portero del equipo rival de los merengues en la próxima jornada de liga, para de esta forma ir embarrando el partido.

Ya se sabe que para la caverna en general y para MARCA en particular el tema de la portería del Madrid es muy socorrido: tras conseguir que un referente como Casillas abandonase su casa como un delincuente, hicieron el ridículo con De Gea y el fax, pidieron el Balón de Oro para Keylor Navas, este verano dieron la matraca con Donnaruma y ahora toca volver loco a Kepa, aunque la actualidad y el interés deportivo sea otro.

Y es que ¿quién diseña las portadas de MARCA? ¿el consejo de redacción del planfleto – perdón, del diario – o reciben instrucciones externas? Un ‘exMarca’ como Santiago Segurola aseguró que en su época en El País si a Florentino Pérez no le gustaba un pie de foto, llamaba y preguntaba: «¿qué pasa con este pie de foto?». A lo mejor lo que tiene que hacer el tabloide de Gallardo es cambiar el slogan de el diario de todos los deportes y de todas las aficiones por otro muy conocido como ‘Un poco de pasta, basta’. @Bajarlaalpasto

 

¿A quién eliminó el Madrid: Bayern de Fuenlabrada o Fuenlabrada City?

zizouEl proclamado por la FIFA a bombo y platillo «club del siglo XX» sigue agrandando su leyenda tras conseguir brillantemente la clasificación para los octavos de final de la Copa del Rey. Así nadie duda que dentro de unos años el Blatter de turno le nombre «mejor club del mundo mundial universal de la historia», aunque para ello antes Su Florentineza deba nombrar al presidente de ese siniestro organismo socio de honor del club e imponerle la insignia de oro y brillantes.

Y eso que el madridismo se encuentra indignado porque, cuando se realizó el sorteo de la cuarta ronda copera, pensaron que les había tocado contra un equipo de chichinabo de la segunda B, y en realidad tuvieron que enfrentarse a uno de los referentes del momento del fútbol mundial, junto con el Bayern, el City o el PSG. No se incluye al Barça porque, como se repite a todas horas, el equipo culé «no juega a nada».

Por ello, para conseguir dicha clasificación, el equipo merengue tuvo que utilizar uno de sus recursos más manidos, reclutando a un sospechoso habitual como Iglesias Villanueva, quien en el partido de ida se rió del Fuenlabrada y de todos sus aficionados inventándose dos penaltis, tal y como se contó en el post El Madrid hasta le roba las chuches a los niños.

Resulta muy chusco que, precisamente, en ese partido el tal Iglesias Villanueva viese claramente dos infracciones que solo fueron fruto de su imaginación, y en cambio no viese en Mestalla el gol que marcó Messi. Porque una de dos, o el soplapitos en cuestión tiene visión selectiva o sus decisiones están condicionadas por el saldo de su cuenta corriente.

Pero eso, ¿a quién le importa? A los altavoces del Visir de Chamartín les faltó tiempo para salir raudos a cumplir las órdenes de la mano que les da de comer y, en tiempo récord, el Club de Fútbol Fuenlabrada se sumó a la lista de los clubes que han cambiado la historia del fútbol tras la Hungría de Puskas, Cocsis y Czibor, el Brasil del 70, la naranja mecánica de Michels y Cruyff, el Milan de Sacchi, el SuperDepor del zorro de Arteixo o el Barça de Guardiola.

Hasta el mismísimo Zidane, nombrado mejor entrenador del año – por cierto, ¿ya tiene el título? -, manifestó que el nivel del Fuenlabrada no es de Segunda B, sin plantearse si no será que sus banquilleros liderados por el tuitero-pipero Dani Ceballos no tienen nivel para jugar más allá de la rotonda de Valdebebas. Porque, felicitando al Fuenla por la gran eliminatoria que han jugado – haciendo incluso más méritos que el Madrid para clasificarse – lo cierto es que todavía es un poco precipitado cambiarle el nombre por el de Bayern de Fuenlabrada o Fuenlabrada City. @Bajarlaalpasto

 

¡Silencio Wanda!… Un pistolero anda suelto

«Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad.» – Bertolt Bretch, escritor alemán.

luis_suarez

El pasado sábado se jugó en el Wanda – sí, en el Wanda que son los que ponen la pasta por mucho que se ofendan mis amigos colchoneros – el partido más atractivo de la octava jornada de LaLiga entre el Atlético de Madrid y el Barça, amenizado por un concierto de música de viento que le dedicaron los aficionados del Atleti a Piqué durante 90 minutos. En los prolegómenos, banderas españolas y música de Manolo Escobar, para que al Barça y a Gerard Piqué – el monstruo de dos cabezas de deporte español – les quedase claro que estaban jugando en España… vamos, como si en el equipo culé no hubiesen jugado más españoles que en el rojiblanco. En fin, en su casa cada uno hace el ridículo como quiere.

En lo deportivo, el fútbol rácano al que nos tiene acostumbrado el Cholo – para ese menú  no hace falta sacar la vajilla de los domingos ni el mantel de hilo de la abuela, sino platos de plástico y mantel de papel – consiguió imponerse en momentos de la primera parte al fútbol combinativo y de buen trato al balón de los jugadores de Valverde, llegándose al descanso con un engañoso e injusto 1-0 en el marcador. Ya en la segunda parte el Barça pasó el rodillo, ayudado por la querencia de Simeone de encular a su equipo en su propia área cuando se enfrenta a la maquinaria culé, aunque no consiguió la igualada hasta los minutos finales.

El tanto del empate lo logró Luis Suárez, rematando picado de cabeza un gran centro de Sergi Roberto, y lo celebró mandando callar al público del Wanda. La pena fue que un par de minutos después tuvo a unos centímetros de su bota el haber marcado el gol de la victoria, con lo que sospecho que nos perdimos una celebración que prometía ser épica.

A partir de ese momento, como si un ser superior hubiese activado un interruptor, la caverna se lanzó a degüello contra el goleador azulgrana, llegando a pedir incluso sanciones por su gesto hacia el público. Y de ahí mi cita del principio de este post dedicada a la hipocresía.

Y es que la doble moral cavernícola es sencillamente sonrojante. Que Raúl mandase callar al Camp Nou, o que Cristiano Ronaldo hiciese lo mismo en el Calderón no escandalizó a los mismos medios de comunicación palanganeros que ahora se llevan las manos a la cabeza. Incluso cuando Mandzukic hizo el mismo gesto también en el Camp Nou se interpretó como que «había hecho un Raúl»… ¡menuda risas!

 

En fin, que Luis Suárez mandase callar al público del Wanda por haberse pasado todo el partido silbando a un deportista ejemplar como Piqué, no es nada comparado con la colección de desplantes protagonizado por las más grandes estrellitas y vedettes merengues en diversos campos, como recoge @Zona_Blaugrana en este mosaico. Ahora entendéis mejor lo de la hipocresía, ¿verdad? @Bajarlaalpasto

zona_blaugrana

 

 

Messi ridiculiza a la caverna

«Hay cosas que Dios ha hecho mal. A todo le puso límites menos a la tontería.» – Konrad Adenauer, político y canciller alemán.

chiringuito

Mientras el Planeta Fútbol se sigue frotando los ojos ante la enésima exhibición protagonizada por Leo Messi – quien con su hat-trick ante Ecuador levantó el match-ball en contra que tenía la selección argentina y consiguió la clasificación directa para el Mundial de Rusia -, aquí en España un grupo de botarates, tan pequeño como ruidoso, se empeña en poner en duda el triunfo de la albiceleste, llegando incluso a acusar a los ecuatorianos de dejarse ganar. Así, sin pruebas y sabiendo que gozan de impunidad para poder seguir concursando en ver quién dice la burrada más grande.

Aclaro que, personalmente, creo que Argentina tendría que haberse clasificado con tiempo y no haber llegado a la última jornada con el agua al cuello; pero no es menos cierto que hubiese sido dramático para el fútbol argentino no conseguir el billete para ir a Rusia. Y de ahí la importancia de lo que hizo Messi.

 

jfelixx

Por eso resulta sonrojante que algún pseudoperiodista argentino con afán de protagonismo y varios palanganeros españoles que hablan por boca de quien les da de comer, nieguen la evidencia e intente minimizar una nueva demostración del D10S del fútbol actual y, probablemente, de la historia. En el caso de los de aquí resulta vomitivo porque lo que le mueve es su odio a todo lo que huela a Barça y por eso están en permanente campaña para desprestigiar al crack argentino.

Y es curioso que quienes consideran a Andorra el Brasil del 70 o a las Islas Feroe como la naranja mecánica de Rinnus Michel, afirmen que marcarle tres goles a selección ecuatoriana es una chufla. Porque, el jugador que los ha marcado es el mismo que le ha hecho más de veinte goles al todopoderoso Real Madrid, ¿o es que el equipo merengue también presenta una defensa de futbolín cuando juega contra Messi? ¿o es que no habéis pensado que es la magia de Messi la que consigue que las defensas rivales caigan a su antojo?

ecuador_manu

Pero nada, podéis estar seguros de que esta panda de botarates seguirá a lo suyo, campando a sus anchas por platós de televisión y micrófonos de radio en un delirante concurso de demostrarle a su amo quién es más arrastrado y quién consigue generar más cantidad de alfalfa para tener manso al rebaño de borregos que le sigue. Un día más sigo escuchando sus balidos… ¡Beeeee, beeeee, beee!!! @Bajarlaalpasto

La caverna sigue lloriqueando por el ‘Madrid Saint Germain’

pedrerolPasan los días y – mientras el barcelonismo sigue celebrando «la madre de todas las remontadas», como fue ganarle 6-1 al PSG para superar el 4-0 del partido de ida – el madridismo no levanta cabeza. Y es que el palo en Merenguilandia ha sido muy duro. Ellos no jugaban, el PSG les importa tres pepinos… pero su odio al Barça había provocado que llevasen semanas celebrando la deseada eliminación de la Champions del equipo culé.

Desde que acabó el partido, la maquinaria del pensamiento único madridista se puso a funcionar y a generar toneladas y toneladas de alfalfa para sus borregos. Perdón, realmente no fue ‘desde que acabó el partido’, sino cinco minutos antes, ya que fue en ese momento cuando diversos medios de (des)información anunciaron con repique de bombo que el Barça no había conseguido la remontada.

Así, tanto Pedrerol en su programa de varietés como Inda y Marhuenda en sus panfletos, (des)informaron a sus seguidores contándoles una milonga sonrojante, motivada por las prisas que tenían por certificar la defunción del FC Barcelona. Pero les dio igual, todo sea por tener contento a Su Florentineza para poder seguir contando con sus favores. Porque ya se sabe que, tal y como está transcurriendo la temporada, para Florentino Pérez es más importante el tridente Pedrerol-Inda-Marhuenda que la mismísima y sobrevaloradísima BBC.

Días después del partido que enfrentó a Barça y PSG, la afición merengona – siguiendo como un rebaño las consignas que reciben desde la caverna – siguen reclamando y protestando penaltis y culpando al árbitro de la eliminación del equipo madrileño… ¡ah no, perdón, parisino!!! Y es que la exquisita deportividad con la que tanto jugadores como aficionados parisinos – sí, parisinos – han encajado la dolorosa derrota, contrasta con la desolación merengue.

A lo mejor es que la UEFA se equivocó y en la eliminatoria de octavos de final de la Champions League el equipo que se enfrentó al FC Barcelona no fue el PSG, sino el Madrid Sant Germain. @Bajarlaalpasto