En defensa de Sergi Roberto

SR falta

Para empezar, una par de aclaraciones: ni Sergi Roberto necesita mi defensa ni pretendo con este post disculpar el juego duro. Dicho esto, también quiero dejar claro que Sergi Roberto no es un futbolista agresivo, ni violento, ni mucho menos malintencionado. Es más, esta temporada Sergi Roberto es el futbolista de LaLiga que recupera más balones con menos faltas cometidas.

El pasado jueves, durante el partido de ida de semifinales de Copa del Rey que disputaron Barça y Valencia, es cierto que el lateral azulgrana cometió una entrada peligrosa sobre Andreas Pereira, a consecuencia de la cual el portugués resultó lesionado. La entrada, que se produjo durante la disputa de un balón, fue dura, a destiempo, evitable y merecedora de tarjeta roja. El árbitro, parece que a instancias del línea, interpretó la jugada como falta y tarjeta amarilla. Y a partir de ahí, la caverna ya se lanzó a degüello sobre su presa, Sergi Roberto.

superdeporte

Tras el ridículo firmado por el Madrid en Liga y Copa, y a la espera de ver si se libran de un tercer ridículo en Champions, ahora el trabajo de los palanganeros mediáticos consiste en enfangar la gran temporada que está firmando el FC Barcelona, con una consigna clara: todo vale. Y así en estos días se han cebado en la figura del canterano culé, llegándole a comparar con los peores carniceros de la historia del fútbol, muchos de los cuales han pateado rivales enfundados en la camiseta merengue. También es digna de mención la vomitiva portada de un panfleto que denigra la profesión de periodista y que reproduzco.

Entiendo perfectamente que la caverna se indigne ante la entrada en plancha de Sergi Roberto, aunque no es la primera vez que se les enciende el pelo por una plancha suya. Y es que hay que recordar que la vez anterior en la que Sergi Roberto disputó un balón con su pie en alto no provocó una lesión, sino miles de perforaciones de ojetes muchas de las cuales todavía están sin cicatrizar. ¿Recordáis la jugada a la que me estoy refiriendo? Pues eso. @Bajarlaalpasto

SR

 

Anuncios

Al Comité de Competición: ¡vosotros sí que sois ridículos!

barca_mestalla

El pasado lunes publiqué un post titulado Mestalla y la caverna se echan al monte en el que repasaba lo que había sucedido en el estadio valencianista durante la celebración del partido de liga entre el Valencia y el FC Barcelona, que finalizó con el lamentable lanzamiento de una botella y de otros objetos sobre los jugadores culés mientras festejaban el gol de la victoria. Han pasado dos días desde la publicación de dicho artículo y está claro que me quedé corto en el título, ya que ahora el correcto sería “Mestalla, la caverna, Tebas y el Comité de Competición se echan al monte”.

Me explico. En la noche del pasado lunes Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional y reconocido madridista como bien le gusta resaltar siempre que tiene un micrófono delante, declaró  a SportYou – en otras lindezas y refiriéndose al episodio de la botella en cuestión – que le daría vergüenza fingir como los jugadores del Barça, añadiendo que “es un tema del Comité de Competición. Creo que ese tipo de conductas tienen que ser sancionables”. Vamos, que fijó el objetivo.

Dos días después, para bochorno de la justicia deportiva española, el Comité de Competición cumplió en parte la recomendación del todopoderoso mandamás del fútbol español  y, después de sancionar al Valencia con una multa irrisoria tras ser reincidente y sin valorar también un lanzamiento que impactó en Alcácer, sentenció con que “el comportamiento poco ejemplar de algunos jugadores del FC Barcelona les descalifica y ridiculiza por sí solos”.

Y digo “en parte” porque el Comité no sanciona a jugadores del Barça como le sugirió Javier Tebas, pero sí que abre un melón que seguro que dejará un sabor amargo que provocará indigestiones en el futuro. Su resolución se queda en una peligrosísima indefinición como es referirse en abstracto a lo que es provocar o fingir, y como es apuntar a “algunos jugadores” sin nombrar cuáles son a los que acusa de “comportamiento poco ejemplar”, y sin detallar cuál ha sido ese comportamiento y en qué disposición se recoge que merezcan ese calificativo. La guinda es que según ellos “les descalifica y ridiculiza”, calificativos tan huecos como subjetivos.

Es decir, que “el comportamiento poco ejemplar” podría ser que algún jugador se metió el dedo en la nariz o que otro se rascó las cachas. En serio, señores miembros del Comité: como profesionales del derecho que son, limítense a acusar a quienes hayan cometido alguna conducta sancionable detallando en que reglamento aparece recogida, aplíquenles la sanción que estimen según dicho reglamento y denles pie para recurrir y alegar lo que estimen oportuno en su defensa. Lo que han hecho ustedes es propio de debates de barra de bar, que seguramente tendrán mucho más sentido que su disparatada resolución.

Para finalizar, los jugadores del FC Barcelona han sido víctimas de una agresión, por mucho que Mestalla, la caverna, Tebas y el Comité de Competición se hayan echado al monte para darle la vuelta a la tortilla, y no han recibido protección desde ningún organismo. Esperemos que los espectadores que acuden a los estadios tengan más sentido que ustedes y que no tengamos que lamentar ninguna tragedia de la que, sin duda, ustedes serían los responsables. @Bajarlaalpasto

 

Mestalla y la caverna se echan al monte

messi-mestalla1En la última jornada de liga el FC Barcelona consiguió una sufrida y agónica victoria en Mestalla (2-3), gracias a un gol de Messi tras acertar desde el punto de penalti ya en el tiempo añadido. El partido tuvo de todo, desde jugadas polémicas y decisiones arbitrales controvertidas hasta lanzamiento de objetos contra jugadores del Barça.

Pero, como por desgracia no podía ser de otra, la caverna conectó todos sus altavoces mediáticos para desprestigiar al victoria del Barça, deformando la realidad de lo que se vivió en Mestalla.

Sin duda Undiano Mallenco no tuvo su mejor tarde; pero el Valencia no puede ocultarse en su actuación arbitral para justificar una justa derrota. Lo increíble es que un árbitro con la experiencia de Undiano no supiese que un partido caliente como un Valencia-Barça hay que atarlo y controlarlo desde el pitido inicial. Y así, dejar sin amonestar al comienzo a Enzo Pérez tras la salvaje tijera que provocó la salida del campo de Iniesta en camilla fue entendido por los jugadores valencianistas como que se podía repartir cera con total impunidad. Y eso fue justo lo que hizo pocos minutos después Mario Suárez cuando le metió una plancha a André Gomes, que no acabó en la enfermería de milagro. Si el árbitro se hubiese dejado de milongas y en el minuto 20 el Valencia se hubiese quedado con nueve jugadores, se habría acabado esta pamema.

Curiosamente los mismos que desde la grada aplaudían la dureza de los suyos, se pusieron estupendos para pedir la expulsión de Busquets por dos agarrones de la señorita Pepis. Por cierto, agarrones idénticos al que protagonizó al comienzo del partido Parejo sobre Iniesta que quedó sin sanción. Vamos, de locos, se armó la mundial por enganchar una camiseta, al mismo tiempo que se jaleaba a unos guadañeros que convirtieron Mestalla en un campo de minas.

Además de eso, se pidieron dos penaltis: uno en el área del Barça, con una caída de Rodrigo que se asustó al ver a Umtiti a su lado y le dio una lipotimia, y otro en una barrida de Enzo – siempre Enzo – ante Messi que se llevó por delante el balón y al delantero azulgrana, justificándose con el falaz y tontorrón argumento de “tocó balón”, como si eso fuese la panacea.

Y para que no faltase de nada, polémica en dos goles concedidos – el primero del Barça y el segundo del Valencia -, en los que se pidió que se anulasen por fuera de juego posicional. Jugadas idénticas y decisiones idénticas de Undiano. Por cierto, antes de opinar sobre ambas jugadas es recomendable hacerse una revisión oftalmológica por si alguno ve la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio.

barca_mestalla

La traca final estalló con el penalti pitado en el tiempo añadido, penalti como una catedral cometido por Abdennour, que entró como un elefante en una cacharrería en una jugada dentro de su área, derribando a Luis Suárez cuando se disponía a fusilar la portería valencianista. En ese momento Diego Alves ejerció de mamarracho, impidiendo el lanzamiento por parte de Messi, al que incordió todo lo que pudo con gestitos, bailecitos y comiéndole la oreja, ante la permisividad del árbitro. El crack argentino no se arrugó y clavó el disparo, provocando la locura entre sus compañeros, que tuvieron que aplazar la celebración del gol de la victoria para mejor ocasión al producirse desde la grada el lanzamiento de una botella. A continuación Enzo – siempre Enzo – se encaró con Neymar para completar su hat-trick particular: lesionó a Iniesta, cometió penalti sobre Messi y quiso agredir a Neymar, todo ello luciendo el brazalete de capitán. Desde luego ni Enzo – siempre Enzo – podía llegar a más ni el Valencia CF a menos.

Destacar que también Alcácer vio como objeto volador lanzado desde la grada impactaba contra él, supongo que como señal de agradecimiento por haber dejado en las arcas valencianistas 30 millones de euros. También es cierto que Marca ya se había encargado de poner al jugador en el punto de mira con un repugnante titular en la previa del partido.

En estos momento, se desconoce si el Valencia CF, que en boca de su director deportivo acusó al árbitro de haber influido en el resultado, ya ha identificado y puesto a disposición policial a los dos energúmenos que el pasado sábado demostraron que les gusta más el tiro al blanco que el fútbol y, en el caso de que sean socios, ya han sido expulsados.

Seguro que durante esta semana la caverna y sus altavoces mediáticos seguirá dando la matraca MINTIENDO sobre lo que ocurrió en Mestalla, defendiendo a los agresores y culpabilizando a las víctimas de los incidentes. Por ejemplo, en el programa Herrera en Cope, su director Carlos Herrera y un tal Alcalá – conocido en la profesión por haber sido condenado por realizar falsas acusaciones de dopaje contra el FC Barcelona – relataron el bochornoso lanzamiento de la botella entre jijís y jajás… Es que menuda risa que a un futbolista le den un botellazo desde la grada, ¿verdad botarates? Después el día que ocurra una desgracia se harán los dignos y se echarán las manos a la cabeza… panda de hipócritas. @Bajarlaalpasto