#remontada en el Camp Nou

remontadaMañana a estas horas el Camp Nou será un hervidero lleno de aficionados animando al Barça, con el propósito de conseguir darle la vuelta a una eliminatoria que se presenta muy complicada tras el 2-0 conseguido por el Milan en el partido de ida.

De todas formas, sería toda una sorpresa que el equipo culé quedase eliminado en la ronda de octavos de final de la Champions League, ya que en las últimas cinco temporadas ha llegado hasta semifinales, convirtiéndose en el referente actual del fútbol mundial. Pero tras haber jugado un partido horrible en San Siro, ahora se encuentra con la presión de tener que vencer al equipo de Allegri por más de dos goles.

Aunque es una perogrullada, habrá que recordarles a los jugadores que el partido durará 90’ e incluso 120’, por lo que sería un error que saliesen a intentar remontar la eliminatoria en el primer cuarto de hora. Es tan importante marcar como no recibir ningún gol, así es que irse arriba a lo loco podría traer como consecuencia una contra de los italianos que podrían complicar la eliminatoria todavía más. Lo normal es que el Barça en su estadio genere las suficientes ocasiones como para marcar dos o tres goles durante el partido, y lo que tiene que mantener es la calma precisa para materializar dichas ocasiones.

Sinceramente el AC Milan, equipo histórico que cuenta en su palmarés con siete Copas de Europa, ahora mismo no debería ser rival para el líder de la liga española, ya que ninguno de sus jugadores actuales tendría sitio en la plantilla azulgrana. Conscientes de su inferioridad, plantearán un partido ultradefensivo, esperando que el tiempo corra a su favor si consiguen mantener la portería a cero, lo que motivaría que los hombres de Roura mostrasen síntomas de nerviosismo.

Pero mañana no caben disculpas: con la casi segura recuperación de Xavi, el Barça afrontará el partido con todos sus efectivos disponibles, por lo que se espera que salte al campo con su once de gala, con la única duda de mantener a Cesc en el equipo titular o de introducir de inicio a otro delantero, puesto al que optarían Villa, Alexis y Tello.

Y como sobre la alfombra del Camp Nou estarán puestos todos los ojos del mundo del fútbol, qué mejor escaparate para que Messi demuestre, una vez más, que es el mejor jugador del momento y que, con la ayuda de los Iniesta, Piqué o Busquets, mantenga vivo al Barça en la que es, sin duda, la competición más importante de clubes a nivel mundial.

Por ello el Barça deberá afrontar la remontada sin emplear términos rancios utilizados en casos similares por otros equipos, como épica, heroica, leyenda o gesta, ni debe desenterrar a ningún héroe del pasado ni apelar a supuestos espíritus milagrosos, sino que tendrá que demostrar sobre el campo lo mejor que sabe hacer: jugar al fútbol.

Desde Bajarla al pasto nos unimos al grito unánime de #remontada con la convicción de que el FC Barcelona pasará la eliminatoria y mostrará su candidatura para conseguir un nuevo título de Champions League.

Anuncios

¿Qué le pasa al Barça?

barçaLa eliminación producida ayer en las semifinales de la Copa del Rey, competición de la cual el Barça era el defensor del título, ha dejado en la parroquia culé ciertos síntomas de preocupación. Lo cierto es que en este inicio de año el equipo ha sufrido un bajón en su juego, y nadie se atreve a asegurar si es producido por un cansancio físico o mental, pero lo cierto es que su juego se ha vuelto espeso y falto de frescura, debido a la falta de velocidad en la ejecución.

Sin querer pecar de alarmista, desde Bajarla al pasto analizamos varias circunstancias que han podido influir en el bajón del juego del equipo y que son susceptibles de mejora:

La fragilidad defensiva. No es normal que lleven doce partidos seguidos encajando goles; esta temporada incluso mi querido Depor le metió cuatro en Riazor. Es difícil de entender que un equipo formado por una defensa con tres internacionales españoles y uno brasileño, con Busquets por delante, y con más del 65% de posesión en casi todos los partidos, encaje goles con tanta facilidad. Y, aunque los número ahí están, se acabó el mito de que jugando con Piqué-Puyol como pareja de centrales no se pierde. El Barça lleva tres años con la cantinela del fichaje de un central y este verano habrá que afrontarlo definitivamente, sea David Luiz, Hummels o el lucero del alba.

Nuevas variantes en ataque. Ayer tuve la sensación de que ese partido ya lo había visto más veces (contra Chelsea, Inter, Milan, Real Madríd). Sin renunciar al estilo de posesiones largas, juego a uno o dos toques y paredes por el centro, se puede utilizar la variante de Villa como 9 con Messi por detrás y apurando las bandas para este tipo de partidos contra rivales tan cerrados que sólo piensan en defenderse y contragolpear a base de pelotazos. Ayer pudimos haber jugado la farola de la esquina y yo como centrales del Real Madrid y no nos hubiesen creado ni una ocasión de gol.

Entrenador. Es un tema muy delicado debido a que la baja de Tito Vilanova es producida por una enfermedad grave. Dejando claro que lo primero es la salud de Tito, no se puede negar que partidos como el de ayer no se pueden afrontar sin entrenador. Tampoco sería justo hacer algún reproche hacia Roura, que ha tenido que afrontar esta complicada situación cuando no tiene capacidad para tomar decisiones y cambiar el curso de un partido sobre la marcha, ni se le puede responsabilizar de ello. Da la impresión de que ahora mismo se está produciendo  una especie de autogestión de la situación por parte de los jugadores, pero falta alguien que asuma el mando.

Xavi. El cerebro del equipo se ha ganado el derecho a jugar mal algún día y que absolutamente nadie le pueda decir nada. Pero en alguna ocasión se le podría sentar en el banquillo y no pasaría nada; probablemente ayer el cambio en el descanso era Villa por Xavi, con Iniesta en la creación dejándole la banda izquierda a Alba, y con Cesc y Messi enredando por detrás del guaje. Xavi es insustituible y, aunque se le quiera buscar sucesor, ni Cesc ni Thiago tienen su perfil, así es que habrá que buscar otras soluciones aprovechando las cualidades de esos dos fantásticos jugadores.

Fichajes intrascendentes. Partiendo de la base admitida por todos de que el Barça tiene que fichar muy poco, lo que está claro es que tienen que ser jugadores que aporten y complementen al colectivo. Así puede considerarse un disparate haberse gastado sobre 60 millones de euros en  Alexis y Song, cuando por ese dinero se pudo conseguir el fichaje de Javi Martínez y Llorente.

En Bajarla al pasto estamos convencidos de que el equipo volverá a mostrar su nivel, y qué mejores escenarios que el Bernabéu en liga contra el Real Madrid y en el Camp Nou eliminando al Milan para demostrarle al mundo futbolístico que el Barça está dispuesto a firmar, un año más, una gran temporada consiguiendo los títulos de Liga y Champions League.

La vida (la liga) sigue igual

Después del empate que reflejó el marcador al final del último clásico, podemos afirmar, utilizando el título de una famosa canción de Julio Iglesias, que la vida (la liga) sigue igual. Por cierto, recordar que Julio Iglesias jugó como portero en las categorías inferiores del Real Madrid, antes de cambiar el cantar bajo palos por cantar sobre un escenario. 

Y es que, tras siete jornadas de competición, el equipo merengue ha sido incapaz de reducir la distancia que le separa del Barça (y, ahora también, del Atleti) y sigue estando en puestos de Europa League a ocho puntos del liderato y a solo un partido (tres puntos) del puesto 16º de la clasificación, ocupado por el Athletic. Ayer durante la primera media hora nos hizo creer que salía decido a por el partido, pero fue un espejismo, ya que tras el gol del empate conseguido por Messi, se echó atrás y volvió a ser el equipo timorato que prefirió asegurar un empate antes que ir decididamente a por el partido hasta el minuto noventa.

El Barça, por su parte, salió condicionado por las bajas de sus centrales e intentó hacer de la posesión su mejor arma defensiva. Así, tras el buen inicio del Madrid, consiguió tener el control del partido y llegó al final del mismo con más opciones de conseguir la victoria que su rival, lo que hubiese dejado la liga sentenciada (si es que ya no lo está). Un disparo de Montoya al larguero y un latigazo de Pedro que no cogió portería pudieron hacer que esta edición de la liga fuese la más corta de la historia. 

En el bando madridista destacó el trabajo de Xabi Alonso (con el lunar de la cantidad de faltas que comete), la clarividencia de Özil y el oportunismo de Cristiano. Por parte barcelonista, el compromiso de Mascherano, la pausa de Xavi y las apariciones como fogonazos de Messi. 

Entre las decepciones, un Benzemá ausente acompañado por un intrascendente Di María, y un espeso Busquets que no fue capaz de conectar con un desubicado Cesc.

Lo cierto es que falta mucha liga y que son muchos puntos los que quedan por disputarse; pero no se puede negar que el Barça cuenta con una ventaja que tiene que saber administrar, mientras que el Real Madrid sabe perfectamente que no puede permitirse el lujo de cometer ningún fallo más. Y, por el bien de la competición, esperemos que siga la lucha entre los dos grandes y que el sorprendente Atleti aguante el tirón, y sea capaz de meterse en la disputa del campeonato.

Un clásico con olor a final

Este domingo se disputará un Barça-Real Madrid rodeado, si cabe, de más expectativas de los muchos que se han jugado en las últimas tres temporadas. El motivo es que el equipo culé ya le lleva a los merengues ocho puntos de ventaja, y una nueva victoria los distanciaría hasta los once puntos, por lo que la liga, a principios de octubre, quedaría prácticamente sentenciada. Incluso un empate dejaría a los madridistas en una situación muy complicada y con muy poco margen de maniobra para intentar reducir la distancia. 

El Barça se presenta ante este partido con una racha espectacular de seis victorias en Liga y dos en Champions; el Real Madrid, tras unos inicios titubeantes, también ha recuperado los buenos resultados, tanto en la competición doméstica como en la europea. Además, sus dos estrellas, Cristiano y Messi, se encuentran en un gran momento de forma, y así mientras el portugués ha recuperado el olfato goleador, el argentino ha ampliado su repertorio de recursos y se ha convertido en un asistente de lujo para sus compañeros.

 En cuanto a las alineaciones, se espera que tanto Tito como Mou no nos tengan reservadas muchas sorpresas. Por parte azulgrana, el gran problema seguirá siendo el centro de la defensa, lastrado por las lesiones de Puyol y Piqué, por lo que entre tres medios centros, como Song, Busquets y Mascherano, se repartirán los puestos de centrales y el de pivote. Por lo que respecta al resto del equipo titular, desde Bajarla al pasto apostamos con que seguirán jugando de inicio Cesc y Alexis, reservando para la última media hora, o según transcurra el partido, a Iniesta y Villa, quienes saliendo desde el banquillo podrían dinamitar el partido.

En el bando blanco, seguro que Mourinho no hará experimentos y pondrá de inicio a sus mejores hombres, formando una línea de tres con Di María-Modric-Cristiano y dejando la punta de ataque a un Benzemá que en los últimos partidos ha demostrado estar más a punto que Higuaín. El resto de la alineación será la que todos ustedes están pensando. 

En todos los Barça-Real Madrid uno de los protagonistas suele ser el árbitro, ya que todos estos partidos están rodeados de una expectación inusitada y de un sinfín de jugadas polémicas, exageradas y aderezadas por los protagonista y por los medios de comunicación; esperemos que en esta ocasión Delgado Ferreiro pase desapercibido y que se señora madre no se convierta en una de las damnificadas tras el clásico por haber estado en boca de los aficionados. 

Las redes sociales también serán un hervidero desde donde se irán dando opiniones, y se convertirán en un auténtico foro de debate y discusiones en torno al duelo balompédico que, actualmente, tiene más repercusión a nivel mundial, ya que a esta cita faltarán muy pocos de los mejores jugadores del mundo. Así es que este domingo os esperamos en @bajarlaalpasto desde donde iremos dando nuestro particular punto de vista sobre todo lo que ocurra en el Camp Nou.