Mi ’11’ histórico del FC Barcelona

“Después de momentos magníficos, sólo quedan recuerdan inolvidables.” – Leído en alguna parte.

FCB_Histórico

Pues sí, éste es mi ’11’ histórico favorito formado por jugadores que han pasado por el FC Barcelona y de cuales tengo grandes recuerdos. Por supuesto que faltan muchos, como podrían ser Asensi, Simonsen, Krankl, Quini, Lineker, Zubi, Guardiola, Bakero, Stoichkov, Cocu, Luis Enrique, Rivaldo, Dani Alves, Henry, Eto’o, Piqué, Busquets, Luis Suárez… y tantos y tantos grandes futbolistas que han hecho que el Barça sea una referencia en el fútbol mundial.

Seguramente echéis de menos a algún crack, por lo que aclaro que en mi equipo no tienen sitio aquellos jugadores que, al margen de su calidad futbolística indudable, utilizaron la grandeza del FC Barcelona para medrar demostrando no tenerle ningún cariño al club, como Maradona, Ronaldo o Neymar, ni aquellos que fueron capaces de coger el puente aéreo sin ningún rubor para lucir la camiseta merengue, como Schuster, Laudrup o Figo.

Se aceptan comentarios, críticas, sugerencias y que, por supuesto, compartáis vuestro ’11’ a través de este post o de la cuenta de Twitter @Bajarlaalpasto ¿Quién se anima?

 

Anuncios

La sombra del central es alargada…

ZubizarretaCon la liga ya comenzada, resulta que Zubizarreta, en su condición de director deportivo del Barça, no ha cumplido con la principal tarea que tenía encomendada, que no era otra que la de fichar a un central de campanillas. Y así, a falta de dos semanas para el cierre del mercado, y tras escuchar las declaraciones del Tata Martino parece que este fichaje no se producirá antes de la apertura del mercado de invierno. 

Si la experiencia tiene que servir para algo, éste sería el ejemplo más claro. Un equipo como el F.C. Barcelona no puede llevar cuatro años pendiente de apuntalar un puesto tan importante, como es el centro de la defensa. A día de hoy, y a la vista de la mala experiencia de la temporada pasada, parece que con Piqué, Puyol, Mascherano y Bartra esta posición estará un poco justa de efectivos. Piqué es indiscutible y, si está en forma y a su nivel, es uno de los mejores del mundo en su puesto; Puyol siempre tendrá un sitio, pero su edad y su propensión últimamente a lesionarse hace que no se pueda contar con él para una temporada completa y exigente; Mascherano ha demostrado que puede cumplir, pero en ocasiones deja entrever sus carencias, al tener que adaptarse a una posición que no es la suya; y Bartra tiene calidad, aunque lo mejor sería que se foguease un año en un equipo de nivel medio en el que pudiese demostrar su verdadero potencial. 

Pero lo malo no es solo el no haber conseguido fichar a un central de categoría internacional, sino los bandazos que se han dado en este tema. Desde la temporada pasada el favorito era Thiago Silva, pero no se apostó decididamente por él y acabó fichando por el PSG; este año se intentó un acercamiento del que el único favorecido fue el central brasileño que consiguió que el club parisino le firmase un contrato de los que quitan el hipo. 

El siguiente en entrar es escena fue David Luiz, compañero de Thiago en la canariha, y que podría encajar perfectamente en la maquinaria culé. Pero con la llegada de Mourinho al Chelsea se cerró cualquier opción de negociar, por lo que se abrió el abanico con otras opciones. 

A partir de ahí surgieron los nombres de Vertonghen, Vermaalen y Agger, cada uno con unas características muy distintas, lo que ya dio la sensación de que no estaba claro del perfil que se estaba buscando. Y la peor señal fue cuando, tras el fichaje de Martino como entrenador, aparecieron como candidatos Vergini y Samuel, en lo que se consideró la antología del disparate. Pero no contentos con este despropósito, la semana pasada la prensa deportiva publicó alegremente que la lista se había ampliado con Otamendi, Mangala, Bisevac y Sakho… 

En resumen, el Barça inicia la temporada con la misma carencia que tuvo en las campañas anteriores, dando la impresión de que en los despachos del Camp Nou todavía no se ha superado el síndrome Chigrinsky. Y lo más grave es que Zubi queda señalado ya que no ha sido capaz de apuntalar a la plantilla en la posición que más necesitaba. Esperemos que a finales de temporada no tengamos que volver a escuchar la lamentación de “… y si hubiésemos tenido otro central…”

El Barça de los once canteranos

En las últimas temporadas hubo varias oportunidades para que el Barça presentase sobre el terreno de juego un equipo formado íntegramente por futbolistas educados futbolísticamente en La Masía. Pero ha sido este último domingo cuando por espacio de una hora Valdés, Montoya, Piqué, Puyol, Alba, Xavi, Busquets, Iniesta, Cesc, Pedro y Messi, con Tito Vilanova en el banquillo, demostraron que el trabajo iniciado hace muchos años por Johan Cruyff no era la locura de un romántico del fútbol. Uno de los momentos más destacados de este trabajo ya fue cuando en el 2010 los jugadores del Barça arrasaron en la gala del Balón de Oro, consiguiendo Messi el de Oro, Iniesta el de Plata y Xavi el de Bronce.

Incluso un técnico como Van Gaal, coleccionista de filias y fobias a partes iguales, pronosticó cuando entrenaba al equipo azulgrana que un equipo formado por canteranos acabaría ganando la Champions League. Pues bien, a día de hoy, a nadie le extrañaría que el once mencionado anteriormente se presentase en Wembley en el mes de mayo con todas las garantías de alzar la orejona.

Tampoco, en el colmo de un purismo mal entendido, se pedirá que grandes futbolistas como Alves, Mascherano, Adriano, Song, Villa o Alexis desaparezcan de las alineaciones; pero sí que parece claro que un jugador que llegue de fuera tendrá que adaptarse y reciclarse para poder jugar en un equipo que está convencido de a lo que juega, y que están dispuestos a ir con esa idea hasta las últimas consecuencias.

Como de la cantera culé todos los años salen muchos y muy buenos jugadores, es cierto que alguno de ellos tuvo que buscarse la vida futbolística lejos del Camp Nou; y así, Piqué en el Manchester United, Cesc en el Arsenal y  Alba en el Valencia, demostraron con el paso del tiempo que tenían ADN Barça, y por ello el empeño por parte de los dirigentes y técnicos en traerlos, pagando cantidades importantes, para la que, sin duda, siempre fue su casa.

Sería injusto olvidarse del presidente Laporta, al que se le podrán criticar muchas de sus actuaciones en el campo político o en su vida personal, pero que durante su mandato apostó, enfrentándose incluso a algún gurú del barcelonismo, primero por Rijkaard y después por Guardiola, como entrenadores que apostaban por un tipo de fútbol que solo puede ser ejecutado por jugadores educados desde pequeños en esa filosofía de juego, y que han demostrado que el modelo es válido y funciona.

En el once que jugó contra el Levante participaron nueve jugadores que formaron parte de la selección española campeona de la última Eurocopa (seis de ellos también jugaron de titulares en la final de la Copa del Mundo), otro que ya posee tres Balones de Oro y Montoya, lateral derecho que ya ha sido convocado por Vicente Del Bosque para jugar con la absoluta. A ellos hay que unir a Thiago (un fijo ya en el primer equipo), Bartra, Tello o Cuenca quienes ya han llegado a jugar, incluso, partidos importantes de Champions League.

Y tan importante como este hecho, es que el futuro del modelo está asegurado, ya que muchos de esos futbolistas todavía tienen por delante varias temporadas al máximo rendimiento, y por detrás hay otros jóvenes que ya están llamando a las puertas del primer equipo y que ya han llegado a debutar, como Dos Santos, Sergi Roberto o Deulofeu, y otros que seguirán trabajando en el equipo filial hasta que llegue el momento de engrosar la primer plantilla, como Oier, Planas, Rafinha, Grimaldo, Espinosa o Dongou.

Enhorabuena a todos los técnicos y entrenadores, tanto de la primera plantilla como de las categorías inferiores, del F.C. Barcelona porque ellos han sido los culpables de haber creado un estilo de fútbol admirado en todo el mundo.