Recordando a Garrincha

“Cuando él estaba allí, el campo de juego era un picadero de circo, la pelota un bicho amaestrado, el partido, una invitación a la fiesta.” – Eduardo Galeano, periodista y escritor uruguayo.

garrincha

Hace unos días, sin saber por qué, me acordé de Garrincha, un futbolista al que siempre admiré sin haberlo visto más que en algunas imágenes de mala calidad de la época y haber leído muchas historias sobre su vida. El crack brasileño – del que Eduardo Galeano en su libro ‘El fútbol a sol y sombra’ escribió “nunca hubo un puntero derecho como él” – formó parte de la que pasa por ser la mejor delantera de la historia del fútbol y que uno repite de carrerilla: Garrincha, Didí, Vavá, Pelé y Zagallo.

Ese día compartí en mis redes sociales un vídeo fantástico con algunas de sus jugadas, acompañadas de su historia contada y cantada por el cantautor uruguayo Alfredo Zitarrosa, y un post publicado en el blog ‘Fútbol-Táctico’ firmado por Héctor García, en el que se resume de forma muy amena su azarosa vida deportiva y personal.

El motivo de este post no es otro que recordar a uno de los mayores genios del planeta fútbol, y recomendaros a los muy futboleros que conozcáis y os acerquéis a la figura de Garrincha, porque como dice el maestro Galeano  cuando él estaba allí, el campo de juego era un picadero de circo; la pelota, un bicho amaestrado; el partido, una invitación a la fiesta. @Bajarlaalpasto

 

Anuncios

‘El fútbol a sol y sombra’ – Eduardo Galeano

galeano“Como todos los uruguayos, quise ser jugador de fútbol. Yo jugaba muy bien, era una maravilla, pero sólo de noche, mientras dormía”. Así se confiesa el autor al comienzo del libro.

Eduardo Galeano, periodista, poeta, escritor y, como el mismo se definió también en este libro “yo no soy más que un mendigo de buen fútbol”, libro que como se puede leer en su contraportada rinde homenaje al fútbol, música del cuerpo, fiesta de los ojos, y también denuncia las estructuras de poder de uno de los negocios más lucrativos del mundo.

A lo largo de sus páginas, en ‘El fútbol a sol y sombra’ el escritor uruguayo realiza un homenaje personal y apasionado como aficionado al deporte más popular del mundo. el fútbol, “la única religión que no tiene ateos”.

La primera edición de esta joya para amantes del buen fútbol y de la mejor literatura es de agosto de 1995, tras el Mundial del 94 en Estados Unidos. Posteriormente, se han realizado varias nuevas ediciones y reimpresiones ampliadas hasta la de abril de 2017, en las que se recogen los capítulos añadidos posteriormente dedicados a los Mundiales disputados entre 1998 y 2014.

‘El fútbol a sol y sombra’ forma parte de la Biblioteca Eduardo Galeano de la Editorial Siglo XXI, y al final de sus páginas recoge dos completos apéndices bajo los epígrafes “Las fuentes” y un “Índice de nombres”.