El lateral derecho del Barça, Juanfran el del Depor y las tertulias de barra de bar

juanfranDesde que el jugador del FC Barcelona Aleix Vidal se lesionó jugando un partido de liga en Mendizorroza frente al Alavés, tras una entrada a destiempo y sin venir a cuento por parte de un tal Theo Hernández que, como es habitual cuando se lesiona a algún jugador del Barça, no fue sancionada ni como falta, la máquina propagadora de rumores se puso a funcionar a pleno rendimiento.

Al ser una lesión de larga duración, la normativa le permitía al club azulgrana dar de baja la ficha de su lateral derecho para fichar a otro jugador, cuya procedencia tenía que ser la de un equipo de primera o segunda división española, o bien un jugador que estuviese libre. En cualquiera de los casos, el FCB podría inscribirlo para jugar competiciones nacionales, pero no internacionales como la Champions League.

¿Y lo entretenidos que hemos estado asistiendo al desfile de candidatos?

El desfile de candidatos no se hizo esperar y todos los medios empezaron a disputarse la exclusiva del supuesto fichaje, al mismo tiempo que muchos clubes intentaron colocar a sus supuestos mirlos blancos a precio de cracks. Así, en pocas horas ya habían saltado a la palestra los nombres de Cancelo del Valencia, Hugo Mallo y Jonny del Celta, Gaspar y Rukavina del Villarreal, Rosales del Málaga, Kiko Femenía del Alavés, Capa del Eibar… y así hasta que le tocó el turno a Juanfran del Depor quien, según algún medio, sería la opción momentánea a la espera de fichar en verano a otro Juanfran, el del Atlético… Vamos, que el disparate parecía que no iba a llegar a su fin.

Está claro que cuando alguno de los equipos grandes tiene la posibilidad de realizar un fichaje las portadas de la prensa deportiva y los programas de radio y televisión se colapsan de exclusivas ‘de fuentes solventes’. Pero lo cierto es que, en el 99,9% de los casos, no pasan de ser temas que tradicionalmente dan juego en las tertulias de oficina, en ascensores y autobuses y, principalmente, en las barras de los bares, a los que hoy en día se han sumado Twitter y los grupos de whatsapps como  auténticos foros de opinión en los que se concentra lo más granado de la sabiduría futbolística.

En resumen, que el asuntito sobre el posible fichaje del deportivista Juanfran como nuevo lateral de derecho del Barça – que es cierto que al final fue el nombre que más sonó – nos tuvo entretenidos durante unas semanas, y llegó a protagonizar acalorados debates entre los que manejaban información de primera mano y los aficionados veteranos más incrédulos que se lo tomaron a chufla desde el primer momento. Los jornadas pasan y al final parece que el Barça no fichará a ningún jugador; pero ¿y lo bien que nos lo hemos pasado? @Bajarlaalpasto

Ya estamos aquí… ¡¡¡Forza Depor!!!

Tras una temporada de transición en la segunda división, el Depor ha conseguido el ascenso y ha recuperado el lugar que le corresponde en el fútbol español. La jornada que se vivió ayer en La Coruña fue espectacular, con una afición volcada con el equipo y que, tras el pitido final, se lanzó a la calle a festejar la vuelta a la primera división.

Grandes deportivistas, como nuestros amigos Fede y Jesús Poncet, Santiago Togores o Genito Cegarra, afirman que lo vivido ayer en nuestra ciudad es comparable al día en el que nuestro Depor ganó la liga.

Hace poco más de un año el deportivismo lloró por la pérdida de la categoría; pero lejos de venirse abajo, dio un paso adelante y se marcó el objetivo de volver a codearse entre los grandes lo más rápido posible. En estos momentos es de justicia acordarse de Aranzubía, Colotto, Manuel Pablo, Guardado, Riki, Lassad y Valerón: jugadores que pudieron haberse ido y fichar por otros equipos de primera división, pero que optaron por quedarse para devolver al Depor a lo más alto. La afición blanquiazul es agradecida y jamás olvidará este gesto.

Desde Bajarla al pasto queremos felicitar a todo el deportivismo, empezando por el presidente Lendoiro, siguiendo por Oltra y sus jugadores y acabando, ¡cómo no!, en esa maravillosa afición que ha sido principal “culpable” de este éxito, arropando al equipo en todo momento y haciendo de Riazor el fortín en el que se fraguó este ascenso.

Y después de una noche muy larga en La Coruña todavía se sigue escuchando un único grito… ¡¡¡Forza Depor!!!