Yo no me bajo del carro

tuitsAl finalizar el partido que disputó el Barça en París publiqué estos dos tuits, con lo que quería dejar clara mi postura tras el 4-0: VERGÜENZA Y PUTO DESASTRE, sí, así, sin anestesia, para que no haya ninguna duda del bochorno que pasamos todos los culés viendo a nuestro equipo, para finalizar con un YO NO ME BAJO DEL CARRO, en mayúsculas para que quede bien claro que es ahora cuando hay que ser barcelonista y demostrar barcelonismo.

Entiendo que hay muchos aficionados que solo han visto ganar al Barça, porque es lo que lleva haciendo desde hace muchos años. Es más, en el vocabulario habitual de los jóvenes culés brotan con naturalidad las palabras Champions, triplete, Liga, sextete… Es más, otras como Copa o doblete ya ni las pronuncian porque – y aquí está la desgracia – ya ni se valoran. Pero en la historia del fútbol mundial, ¿sabéis cuántos equipos han ganado un triplete? ¿Y dos, por cierto, con dos entrenadores distintos y de la casa? ¿Y un sextete? Y en la historia de las competiciones españolas, ¿cuántos han ganado un doblete? ¿y cuántos han revalidado un doblete?

De las respuestas a esas preguntas viene el nivel de exigencia – y de excelencia – que ha alcanzado el FC Barcelona. Una temporada sin triplete es considerada un fracaso. Si no se gana la Champions tienen que rodar cabezas. Un partido ganado sufriendo es sinónimo de ridículo. Domingo – miércoles, domingo – miércoles hay que golear, y jugar de fantasía, y marcar el gol de la jornada, y con el 80% de posesión… y eso no, amigos, eso es imposible hacerlo una temporada sí y otra temporada también.

Por eso yo que, como veterano aficionado culé, me he comido mucha mierda – sí, ¡mucha mierda! – con temporadas interminables en las que no se ganaba nada, en las que solo se celebraba ganarle un partido al Real Madrid (me sonroja solo recordarlo), en las que se perdían ligas de la forma más absurda, que he visto fallar cuatro penaltis seguidos ¡cuatro! en el probablemente día más triste de mi historia como futbolerono estoy dispuesto a defender que se retroceda décadas en la historia del club y volvamos a la época en la que cada fracaso deportivo se resolvía con un bidón de gasolina y un lanzallamas, cuando no con unos cartuchos de dinamita.

A nivel de juego, la temporada es mala. Aún así el Barça ya está en la final de Copa y sigue segundo en LaLiga. En la Champions, el resultado del partido de ida de cuartos de final contra el PSG ha sido el peor imaginable, pero todavía queda el partido de vuelta. ¿Qué es prácticamente imposible pasar la eliminatoria? Pues claro… pero vamos a jugarlo. Si hay algún equipo en el mundo capaz de levantar ese marcador es el FC Barcelona. Y, por cierto, ¿Messi ya sabe que ningún equipo en la historia de la Champions ha remontado un 4-0? Será interesante que lo sepa, porque sigo defendiendo que con Messi sobre un campo de fútbol siempre sucederá lo que D10S quiera que suceda. 

En porcentaje, la eliminatoria puede estar en un 95% frente a un 5% a favor del PSG. Y ese 5% no es un simple dato porcentual, sino que es simbólicamente el número de goles que, en principio, necesita el Barça para plantarse en cuartos de final. No sé vosotros, pero me apunto a intentarlo, porque el equipo me ha demostrado todo lo que es capaz de conseguir y porque YO NO ME BAJO DEL CARRO. @Bajarlaalpasto

Anuncios

El Barça consigue el doblete y otros se jugarán el nadaplete

lucho celebrandoTras la disputa de la final de la Copa del Rey en la que el FC Barcelona se impuso al Sevilla, la temporada futbolística se acerca a su fin, pendiente de disputarse la final de la Champions más devaluada de los últimos años, a la que han llegado un equipo que no ha eliminado a ningún rival relevante y otro que se ha visto claramente favorecido por decisiones arbitrales en los momentos decisivos de sus eliminatorias. Pero esto es lo que tiene esta competición desde que hace años cambió el formato y se permite disputarla a quienes no han ganado nada y no han demostrado categoría para estar en ella.

Y así esta temporada la final de la tan pomposamente llamada Champions League la jugarán el Real Madrid, tras ser subcampeón en su campeonato doméstico  y haber eliminado a equipos de medio pelo, y el Atlético de Madrid, que accedió a la competición después de haber quedado el año pasado como tercerón a dieciséis puntos del campeón de su liga.

Por su parte el FC Barcelona, ganador de la pasada liga y copa, ha vuelto a revalidar ambos títulos, repitiendo con todo merecimiento un doblete, algo que ningún club había conseguido en España desde los años cincuenta. Entre medias, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes han servido para prolongar el reinado de los culés en el fútbol mundial.

Por ello el próximo sábado en Milán Real Madrid y Atleti se disputarán el honor de librarse de firmar un nuevo y humillante nadaplete, aunque es algo a lo que los dos clubes madrileños ya deberían estar acostumbrados ante el insultante dominio ejercido por el Barça en los últimos años. @Bajarlaalpasto